Ciencia

Deja que te cuente por qué nos enamoramos

Patrocinado


Deja que te cuente por qué nos enamoramos - Ciencia

Conoces a una persona con la que quieres compartir el mayor tiempo posible. Cuando la ves, el corazón te late más aprisa, comienzas a sudar y sonríes sin motivo aparente. Cuando estás con ella te sientes feliz. Cuando no estás, invade tus pensamientos, no te deja concentrarte. No hay duda, estás enamorado(a).  Pero ¿por qué? ¿Cómo? ¿Por qué con ese(a) y no con otro(a)? ¿Se puede explicar el amor?  Se puede.  A ver si lo logramos.

Sobre este tema disertan psicólogos, biólogos, bioquímicos, especialistas de todo tipo. Cada uno lo enfoca desde su propio punto de vista, como es lógico. Veamos si podemos ponerle orden:

¿Cómo nos enamoramos?

Es cuestión de bioquímica. Sí, ya sé que es poco romántico, pero qué le vamos a hacer. Cuando nos enamoramos de alguien se liberan hormonas como la oxitocina, y la vasopresina. La oxitocina, también está relacionada con el parto, y se le atribuye el lazo que surge entre la madre y el recién nacido. Entre otras funciones puede considerarse la hormona del amor. Durante esta primera etapa también se inhibe la serotonina, que estabiliza el humor. Estos cambios bioquímicos actúan sobre la corteza cerebral induciendo impulsos pasionales. Además, en relación con la persona que es objeto del sentimiento amoroso, se desactivan zonas de la corteza cerebral relacionadas con el razonamiento, lo cual explica que el amor nos haga perder el juicio y la objetividad.

Por otro lado, en el proceso de enamoramiento se produce dopamina, sustancia directamente relacionada con el placer. Éste es el químico que también es responsable de las adicciones. Así que si sumamos el aumento de la dopamina, con la disminución de la serotonina,  tendremos un pensamiento obsesivo en relación con la persona amada.

Con el tiempo, si la compatibilidad, la socialización y el compromiso permiten que perdure la relación, las emociones pasionales dan paso a sensaciones de felicidad más calma, debido a la liberación de endorfinas, lo cual permite que se prolongue el sentimiento de bienestar en presencia del enamorado(a).

¿Por qué nos enamoramos de una persona y no de otra?

Responder a esta pregunta es mucho más complicado. Los bioquímicos y psicólogos también tienen su respuesta para esto:

Muchos expertos sugieren que la atracción entre dos personas tiene relación con la procreación. En este caso, cada miembro de la pareja buscaría inconscientemente el mejor candidato para ser el progenitor de su prole, fijándose en rasgos que revelaran buena salud y fertilidad. También serían atractivos aquellos que fueran genéticamente diferentes. Pero ¿cómo saber quién es genéticamente diferente? Según los estudios esta revelación se logra a través del olfato. Sería a nivel inconsciente, claro.

Los psicólogos también plantean la teoría de que nos enamoramos de personas parecidas a nuestros padres, familiares o quienes nos han criado, porque eso nos transmite confianza y seguridad. Esta identificación también sería inconsciente, por supuesto.

Otra motivación que plantean los psicólogos es la atracción que existiría entre dos personas con coincidencia en sus gustos y valores, lo cual permitiría un mejor entendimiento. Y finalmente, la admiración también se considera un fuerte factor de atracción, pues buscaríamos en esa persona aquellos rasgos y virtudes que deseamos alcanzar nosotros mismos.

Es probable que todos estos factores influyan en el enamoramiento, en ocasiones tal vez algunos, en oportunidades quizá ninguno. El amor parece algo demasiado complejo para ser explicado solamente a través de la búsqueda de procreación, pues excluiría a aquellas parejas que se enamoran sin ninguna intención, o posibilidad de procrear. No siempre los enamorados se parecen física o psicológicamente, y la admiración es un elemento que puede estar presente o no en una relación. Así que cualquiera sea la causa del flechazo, las consecuencias, los cambios bioquímicos que se producen en el cerebro, serán las mismas, pero aunque éstos expliquen el proceso del enamoramiento, tampoco son suficientes para indicarnos cuando quedará en una tormenta pasional, o pasará a una prolongada y placentera relación de compañerismo y complicidad. Así que sobre este tema, todavía falta mucho por descubrir.

La principal conclusión es que si te enamoraste, simplemente disfruta la experiencia.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.60 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

aleutiana

Deja un comentario

Publisuites