Salud

Dejar de fumar



Dejar de fumar - Salud

Apuntar los motivos que nos empujan a dejar el tabaco, e incluso calcular el ahorro económico nos sirve para superar los momentos críticos.

La prohibición de fumar en lugares públicos no ha servido de mucho. Pero el fracaso es parte también del proceso de deshabituación. En esos sucesivos intentos el fumador aprende pautas y tácticas que le permiten, al final del proceso, abandonar el cigarrillo para siempre.

Entre las estrategias más útiles para afrontar la abstinencia está componer una lista de razones por las que se ha decidido dejar el tabaco. Cuando las dudas surgen, se puede tomar esta lista y reafirmar la decisión con motivos como que dejar de fumar antes de los 35 años prolonga la vida una media de diez años, mejora la apariencia de la piel y nos ahorra la asombrosa cifra de unos 35.000 euros.

Otras tácticas efectivas, en caso de tener tentaciones son esperar entre 10 y 20 minutos antes de llevarse el cigarrillo a la boca, cambiar la situación en que se está o pensar en algo placentero que nada tenga que ver con el tabaco.

A cada fumador le funcionará más una técnica que otra; el secreto está en encontrar la propia.

Uno de los mayores expertos en deshabituación del tabaco, el doctor estadounidense Steven Schroeder, ha constatado que la mayoría de los fumadores consiguen dejar el hábito tras una media de ocho intentos.

La constancia y el proponérselo de verdad son gratificantes porque hacen de uno mismo un individuo más seguro y más pleno de confianza para conseguirlo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Moeh

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.