Anuncios
Literatura

Del Inframundo Al Paraíso Parte 1

Del Inframundo Al Paraíso Parte 1 - Literatura

En el corazón de un valle oscuro y frío yacía encadenado un joven dentro de una cueva. Sus heridas y vestimenta rasgada denotaban un trato despiadado durante un considerable tiempo. No sabía cómo había llegado allí ni lo que había sucedido el día anterior, peor aún como escapar de esas cadenas que quemaban como carbón al rojo vivo. De pronto vinieron a su mente instantes recientes en los que había estado deambulando libre por ese tétrico lugar y había establecido contacto con los seres que lo habitaban, de quienes aprendió cosas que en su vida terrenal siquiera había imaginado. Entonces entendió por qué estaba allí, se volvió una amenaza inminente para el orden establecido, algo irónico para un lugar donde todo era caos y lamento, pero más adelante lo tendría más claro.

Sin pensarlo 2 veces puso en práctica sus poderes aprendidos y pronunció un conjuro que le permitía traspasar al mundo de los vivos a cambio de llevar de vuelta una pieza importante para el oscuro ser con el que pactó, aunque más que una pieza era una persona. El joven sabía que una vez estando afuera no iba a cumplir con el trato, pero no imaginó que de un modo u otro lo terminaría cumpliendo indirectamente contra su voluntad. Aunque brioso y astuto, el joven aún tenía mucho que aprender y si con fuego no se juega pues con la oscuridad peor.

La forma en que iba a realizarse tan inusual acto era mediante la posesión de un cuerpo seleccionado al azar entre aquellos que estuviesen ejecutando una invocación; estos resultaron ser un grupo de chicos jugando con artefactos de brujería antigua que habían encontrado en un sótano de un sitio abandonado. Uno de ellos, el más tranquilo sería cuya alma se intercambiaría con la del “escapista”. Después del asombro y todo el caos que se armaría por un hecho tal, los chicos preguntaron al nuevo sujeto que se encontraba entre ellos de quién se trataba, a lo que respondió de manera confiada (con una sonrisa leve que denota el inicio de un gran plan): “Soy un guerrero del inframundo, pero pueden llamarme Max”.

Tal y como era de esperarse no pasó mucho tiempo para que se generase una persecución. Toda una horda de demonios y monstruos extrañamente comenzaron a pasar con facilidad a través de portales que se abrían a través de lugares estratégicos para que poco a poco el planeta se comenzara a tornar en un segundo infierno. Max, pese a que se caracterizaba por ser indiferente al caos no pudo evitar sentirse angustiado porque sabía que todo era su culpa y que debía arreglarlo, pero cómo hacerlo si lo buscaban a él también. Momentáneamente se quedó en la casa de una chica que iba al mismo instituto donde ahora él se encontraba estudiando como un joven cualquiera, le explicó todo lo sucedido ya que de todas formas la invasión era transmitida por la televisión, aunque los canales iban desapareciendo uno tras otro y la ciudad empezó a oscurecerse.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

MaxKaiser

2 comentarios

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información