Recetas

Delicioso licuado con fibra integral



Delicioso licuado con fibra integral - Recetas

 

 

batido de 1

BREVE RESEÑA HISTÓRICA

Esto es divertido! Quién querría conocer cómo se llegó a gestar una receta de cocina, perdón, quiero decir, una receta naturista, o como se le pueda denominar? Acaso alguien se detendría a tomar detalle de esto? Supongo que sí, dado que ahora lo estás leyendo. Bueno, dejando a un lado el humor, y ya poniéndonos serios, sólo agregar en este sentido, que me agrada hacer uso de mi libertad para expresarme que esta página, “nocreasnada”, me otorga. Dicho, pues, esto, ahora sí narro brevemente los hechos que me llevaron a preparar este delicioso batido.

Seguramente el lector, al igual que yo, nos levantamos muy temprano (a veces tarde) y nuestro estómago ya tiene cerca de 8 horas o más sin digerir alimento. Así que tomamos cualquier alimento en la cocina, ya sea una manzana, un plátano, un pan, unas galletas, o un vaso de yogurth, emparejándolo con una buena taza de café. Mmm… como que suena extraña la combinación de una fruta con una taza de café… Pero no es de extrañar tanto; hay quienes hacen combinaciones más bizarras, y, por supuesto, su estómago responde enfurecido por aquello que le avientan… Igual, es comida, no? Pues yo no sé mucho de comida sana y saludable; únicamente trato de nutrirme por la mañana de una forma apropiadamente decente. Un poco de cereal con leche y fruta están bien. Bueno, también me agrada el café; una taza saciaría bien mi antojo. Como se puede advertir, ya listé algunos de los ingredientes de mi delicioso licuado matutino.

Pero, y qué hay de la reseña histórica? Lo siento; creo ya no me acuerdo cómo empezó todo… Haré un esfuerzo… Sí, ya lo recuerdo. Fue hace aproximadamente unos 15 años cuando precisamente me quebraba la cabeza por encontrar un desayuno saludable donde pudiera combinar varios factores críticos para mí: tiempo (es decir, un desayuno de rápida preparación), cantidad (una galleta y un café no hacen más que aturdir al cerebro por tal vez media hora; y comer en demasía nos retornaría pronto a la cama, consecuencia de una pesada digestión), comida saludable. Mi primera opción a esta encrucijada, fue la de simplemente colocar un plato una porción de cereal, agregarle leche, azúcar, y, de forma clásica, coronar los ingredientes antes mencionados, con rebanadas de plátano. Así pasé varios días degustando este desayuno. Al cabo de algunos días, precisamente, comencé a echar en falta el café. Aquella taza que me tomaba de forma independiente, fue eliminada, y, en su lugar, la porción de café fue a dar directamente al plato de cereal antes mencionado. Fin de la historia… No! Todavía no! Como tardaba mucho en masticar y masticar todo ese plato, se me ocurrió arrojar todo traste… Más bien, todo lo puse en una licuadora y… Busqué a mi mascota para que me sirviera de conejillo de indias… No, claro que no! Lo probé yo mismo, y me supo bastante bien. Ahora no tenía nada qué masticar (sí; mi dentadura está completa; no perfecta, pero sí completa; no era necesario decir; igual, para los que les asalte la duda). Y desde entonces, he venido preparándome para mi examen final en la universidad. No; he venido preparándome este licuado, como comento, ya por alrededor de unos 15 años. Mañana tras mañana. Desayuno tras desayuno. Y ahora les comparto toda la receta. Listos?

 

JUSTIFICACIÓN

Caray! Creo ya lo expresé brevemente en el apartado anterior, en la reseña histórica, a la cual remito al lector para que no se quede con ninguna duda. Igual, aquí se lo vuelvo a mencionar, por si le da fatiga leer todo lo anterior. Como decía, quería crear una bebida que fuera comparable a un elixir de la vida o una fuente de eterna juventud o una bebida que redujera una cuantas tallas de mi pantalón, de perdida… Nada de eso! Simplemente, deseaba desayunar algo que fuera rápido de preparar, que supiera delicioso, fuera nutritivo (en lo que cabe), y en una cantidad moderada, pues el estómago viene en blanco luego de ocho horas de sueño. Y si no hemos dormido bien, como que sentimos más hambre… A mí me pasa.

Pues sí, esa es toda la justificación. No se me ocurre otra cosa… Siento decepcionar si se piensa que este licuado es para adelgazar o bajar el colesterol, o reactivar la circulación de la sangre… No sé qué efectos produzca en el organismo; al menos, no me he envenenado con este brebaje, y no creo nadie vaya al doctor con algo tan natural… O quién sabe; tal vez lo natural nos haga más daño que lo industrializado en esta sociedad en que vivimos… Bueno, si el aire del campo os hace daño…, entonces, no aconsejo tomar esta bebida natural… En fin, este espacio es libre, y comparto su libertad de optar o no por ella.

 

VALOR NUTRICIONAL

Ja! Lo siento, pero no soy nutriólogo, ni médico, ni practico fitness, ni conozco nada de esos temas energéticos… Por tanto, desconozco qué aporte tenga este delicioso licuado hecho, como digo, a base de ingredientes naturales. Pero pueden darse una idea de ello si consideran sus ingredientes de forma individual, a saber: plátano, cereal, leche, café, bebida comercial con lactobacilos, y, en algunos casos, nueces. Si han sido observadores, agregué dos elementos más a la mezcla, la bebida que contiene lactobacilos (no quiero mencionar a la marca Yakult, pues no es la que tomo yo, sino Bio-4, la cual contiene también lactobacilos, los que sirven para no sé qué rayos), y las nueces. Pero, como comento, éstas pueden ser opcionales, incluso, pueden ser sustituidas por almendras. Y, otro detalle a destacar, es que hemos eliminado el adicionar cualquier cucharada extra de azúcar. En este licuado no agrego azúcar. Con el azúcar que contiene el plátano y la bebida con lactobacilos, es suficiente para endulzar agradablemente la mezcla. Ya por último destacar que el ingerir este tipo de bebida no me ha repercutido en mi peso corporal; no he notado que aumente de peso ni tampoco una disminución del mismo. Como comento, carezco de conocimientos nutricionales, y lo único que me motivó a preparar este licuado fue el hambre que siento por las mañanas. Si es nutritivo o todo lo contrario, simplemente, lo desconozco. Con que me quite el hambre y me sepa delicioso, es más que suficiente para mí… (y mantiene mi figura – foto no disponible -).

A continuación, pasamos a la receta propiamente mencionada (espero ya tengan apetito), tal y como yo la preparo desde ya hace años:

 

INGREDIENTES

1 Plátano (pero sin su cubierta, cáscara, piel, o como le quieran llamar)

1 Cucharada de café

1 Botecito de bebida con lactobacilos

1 Cucharada de avena

1 Porción de hojuelas de trigo integral

1 Vaso de leche

 

MODO DE PREPARACIÓN

Poner todos los ingrediente en la licuadora. Ponerlos a licuar por uno o dos minutos a velocidad baja o moderada, y… Listo! Ya está preparado! A disfrutarlo!

 

DESLINDE DE RESPONSABILIDAD

No podría falta este apartado, ya que, como comento, no tengo conocimientos médico ni de nutrición. Simplemente comparto esta receta. El licuado es que yo tomo a diario. Pero, por supuesto, mi organismo funciona de una cierta manera. La mayoría de las personas tendrán un organismo o metabolismo como el mío, quiero suponer. Mas, habrá casos en que ingerir estar bebida pueda traer ciertos riesgos para determinadas personas. Se me ocurre como aquellas que sean intolerantes a la lactosa, o sean alérgicas a algunos del ingredientes antes mencionados. Habrá que autoanalizarse cada uno y considerar su caso en particular, si es apto o no su organismo para ingerir esta bebida. También es posible que nuestro estómago se queje los primeros días de tomar esta bebida, pues puede no estar acostumbrado a ingerir algo tan sano. Pero, como en mi caso, eso es pasajero, y el estómago pronto lo tolera y luego lo pide a cada mañana. Así que, como comento, el ingerir esta bebida no es mi responsabilidad, sino que recae en cada persona que la tome.

Si te gustó, dale Like y comparte! Saludos a todos!

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Gabriella Roxanne

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.