Anuncios
Sociedad

Desarrollo De La Personalidad Cubana

Desarrollo De La Personalidad Cubana - Sociedad

DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD CUBANA
Hoy día, la mayoría de los que amamos a Cuba nos preguntamos, ¿Por qué no hay una explosión social en este país? En un artículo anterior había comentado que las condiciones están creadas para que eso suceda, y no será porque los EEUU hagan una guerra mediática u ejerzan otro tipo de influencia. Decía que el propio sistema está conllevando a este desenlace. No obstante, hay que ir un poco más atrás en la historia de la personalidad del ser humano, de su creación y desarrollo para entender este comportamiento.

¿Cómo ha penetrado el régimen comunista en el sentir de las personas? Ha sido una tarea ardua, ha tenido que pasar más de medio siglo para que cada individuo se percate de que sus mentes cambiaron, sus sueños fueron sepultados para siempre y en su pensamiento fue implementada una doctrina y una forma de ser diseñada y premeditada. Juan Pablo Vallejo, hace una reflexión muy a tono con la realidad cubana en su artículo “El Desarrollo de las Sociedades”, donde aborda este cambio provocado en la mentalidad de las personas y como somos capaces de adoptar posturas y patrones de conducta muy diferentes a nuestra personalidad.

Entre otras cosas podemos decir que todos nacemos con la capacidad de soñar, pero somos influidos por nuestro entorno. Cuando nace un niño le enseñamos a comportarse como lo hace mamá y papá, el niño no escoge sus valores ni la sociedad en que quiere vivir, ya estaban ahí cuando nació, por tanto, el régimen diseñó un sistema que garantiza que, a todo recién nacido, se le inculquen los sueños y valores de una sociedad adoctrinada, colmada de elementos comunistas. Después que la población crece y llega a la mayoría de edad tienes una juventud saturada de esos valores y lista para vivir en una comunidad de laboratorio. De niños no escogimos ni la religión, ni la lengua ni los más mínimos valores, no los inculcaron nuestros antepasados y estos nos enseñaron a tener fé, que es tener confianza incondicionalmente. Así crecimos y así nos desarrollamos. Ahora nos cuesta trabajo desprendernos de algo que aprendimos desde pequeños, no todos tienen la capacidad de renunciar a esas doctrinas, no todos pueden despojarse de la confianza impregnada por generaciones, pero somos valerosos, justos y por el amor a los nuestros persistiremos en el intento de ganar esa batalla.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.33 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Harold

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información