Literatura

Día 1

Día 1 - Literatura

Hoy, hoy  no soy yo, solo este producto generado en mi interior, tan intenso, tan vacío, que ni pienso en que aún respiro…

Mal… mal… que todo sale mal, que las sombras me alcanzan y me arrastra el temporal. Y en esta habitación, mirando por la ventana, no es la mejor salida pero solo quiero escapar…

Y salgo de aquí y me siento en el viejo sofá, tantas palabras vacías que me pretenden engañar: «ánimo»… «tu puedes»… «todo se pasará»… pero dentro de mi in-consciencia solo queda oscuridad.

Sin ganas camino, pues parece mi único destino, enfrentarme contra todos los que pudieron conmigo…. pero no! Me rindo, ya no quiero luchar, confío que en mi mente no cabe ni un gramo de felicidad así que sigo el humo de mi último cigarro, ¿Dónde va a parar?

Asumo que es mi vida, hasta los ojos embarrado, pero bueno… ¿Y qué? Esto es lo que hay, un cuerpo sin alma que ninguno notaréis.

¿Y bien? ¿Qué pasa?

¿Y bien?…

Pues bien, pero bueno, al menos aún puedo amar, así que de nuevo me levanto y me dispongo a caminar, ¡pero no! Me caigo, y vuelta a empezar… y vuelvo a acabar.

Y me llamas… llorando… me pides que aguante más, que me quieres y que sin mi no podrías continuar, y te miro… me mareo, por ti quiero estar, por tu sonrisa, tu mirada y tu capacidad para luchar.

Entonces te prometo seguir, continuar, pero noto que mi cuerpo no está de acuerdo, mi corazón late con fuerza golpeando mi cerebro, y entonces, en este mundo abierto siento que el golpe está tan cerca que ya no veo el momento de… paz.

Paz, silencia, es todo lo que anhelo, que esta sociedad no me juzgue por querer estar despierto ¡No! Porque yo no entro en el juego y aún asi, ya lo han conseguido, con sus normas y sus leyes me doy por vencido. Y si ahora me preguntas… solo quiero saltar, saltar a ese vacío y con el vuelo disfrutar…

Ah! Pero no, eso tampoco puedo porque te prometí estar contigo y vivir a ras de suelo…

Hoy, hoy no soy yo… hoy, hoy no soy… hoy.

-Por ti, porque quiero soledad, porque quiero eternidad y tu entras en mi, y creo en ti mas de lo que nadie nunca creyó, y es que niña… tienes que comprender que siempre que hablo de yo, estoy hablando de los dos. Eres parte del «yo»… eres… mi corazón-

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.33 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

charlie_k

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información