Literatura

Día 125



Día 125 - Literatura

Cuando era pequeña, mi padre me contaba historias sobre cómo era todo antes del principio del fin. La luz de las ciudades que nunca dormían, los edificios llamados escuela en donde los niños iban a aprender, cómo circulaban los coches, los supermercados, los aviones, los móviles, esa red de comunicación global del cual el nombre no  recuerdo, la navidad, la música de «Linkin park» que tanto le gustaba, las historias de ese tal Peter Pan que nunca crecía, pero sobre todo me hablaba de la tranquilidad que tenían. No eran conscientes de lo que les venía encima. Lo primero que cayó fueron las comunicaciones, los móviles ya eran inservibles y aunque ahora no parezca gran cosa, para los jóvenes de esa época que como mi padre estaban acostumbrados a vivir con ello, fue una gran catástrofe. Lo segundo fue la escasez de agua y de comida y lo tercero fue la guerra, que como una mano negra fue eliminando poco a poco a casi toda la población mundial. Todos se volvieron en contra de todos, ya nadie podía confiar en nadie.El ser humano, que presumía de ser tan avanzado y dueño del mundo cayó en un abismo del que aún a día de hoy, ya pasados 40 años, no a logrado ni ver un misero atisbo de luz. Al ser humano ya no le quedaba humanidad, estaba a merced del instinto más primitivo que poseía; Sobrevivir.

Mi generación, es conocida como la de la bala perdida. Desde pequeños nos hemos acostumbrados a ser seres pensantes que no piensan. Simplemente vamos siguiendo el ritmo de la vida con actos mecánicos que son causados por nuestros instintos. A nosotros nadie nos ha enseñado a sentir ni dolor, ni amor, ni empatía, esos son cosas que desconocemos y ahora mismo no nos podemos permitir el lujo de experimentar con ello. Lo desconocido, aunque sea un mísero sentimiento, puede ser el error que acabe con tu vida. Somos más aficionados a disparar que a preguntar si estas bien. Somos nómadas obligados a  divagar en tierra de nadie. Somos niños que maduraron demasiado pronto. Somos niños que se quedaron solos, de los que nadie quiere ocuparse.
Nosotros tenemos cinco leyes , no es que nos gusten demasiado pero son necesarias para sobrevivir.

  1. Asegúrate de que la comida y agua que consumes no estén contaminadas.
  2. No confíes en nadie, ni en en tu propia sombra.
  3. Si oyes un ruido no lo pienses escóndete , corre.
  4. No dejes de moverte, no permanezcas más de dos noches en un mismo sitio.

  5. Evita cualquier clase de conflicto.

  6. Si tu vida está amenazada, no pienses dispara.

Con la nueva amenaza de“los cascos blancos” estas leyes son más necesarias que nunca. Nadie sabe de dónde han salido ni porque lo hacen pero “los cascos blancos” dan caza y torturan a todos los “salvajes” (es así como ellos nos llaman).
Desde que ellos aparecieron no he tenido ni un día de descanso, cada vez me tengo que mover más rápido y con mas sigilo. Resumiendo que son peor que un grano en el culo.

No se a donde me llevaran mis piernas ahora, está claro que del sur me tengo que ir ya que los cascos blancos lo han conquistado casi en su totalidad.  Tal vez me vaya al este, recuerdo que una vez mi padre me llevó a un bosquecillo que podría ser un buen escondrijo, o al norte a ver el mar que tanto le gustaba a Liz.
Liz.
Todavía me cuesta mencionar tu nombre. Ojalá estuvieras aquí. Ojala esa bala me hubiera dado a mí. Tu recuerdo se me hace tan pesado y doloroso a veces. Las cosas no han cambiado desde que te fuiste, siguen habiendo…
 

Un ruido…El crujido de una rama. Dejo de escribir en el cuaderno y estiro mi mano hasta alcanzar mi fusil de asalto. Parece que no es nada. Es hora de moverse, este sitio no es seguro, ya ninguno lo es.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Dangerous rose

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información