Sociedad

DÍA INTERNACIONAL PARA LA PREVENCIÓN DEL SUICIDIO



DÍA INTERNACIONAL PARA LA PREVENCIÓN DEL SUICIDIO - Sociedad

DÍA INTERNACIONAL PARA LA PREVENCIÓN DEL SUICIDIO


Hoy, 10 de septiembre, es el día internacional para la prevención del suicidio. Como es obvio, para muchos será la primera vez que escuchen sobre este día, y no es raro ni un motivo de vergüenza, puesto que se trata de un tema olvidado y que tiende a ocultarse.
Me gustaría dedicar unas palabras a la importancia de este día, palabras que pueden reflejar la dureza de un tema controvertido y desconocido para muchos.
Desde 2003, la IASP (Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio) y la OMS (Organización Mundial de la Salud), vienen promoviendo este día para concienciar a la población que el suicidio puede prevenirse. Si bien es cierto que no es un tema fácil de tratar, existen a disposición del público general una serie de recursos para evitar tal fatídico desenlace.

No existen unas cifras certeras sobre el número de fallecimientos por suicidio al año, pero se estima que en España son más de 8.000 los casos anuales de intento de suicidio y por encima de 3.000 los casos que terminan en muerte. Si lo comparamos, son cifras muy alejadas de las muertes por accidentes de tráfico anuales (1.180 casos en España durante 2018). Entonces, ¿por qué vemos continuamente campañas para la prevención de accidentes de tráfico, pero no para la prevención del suicidio? ¿La razón? No interesa.
En parte esto se debe a la gran inversión que requiere la prevención contra el suicidio ya que, a diferencia de los accidentes de tráfico, no existen unas pautas estandarizadas que reduzcan significativamente su incidencia. En el caso del suicidio, la prevención requiere tiempo y dedicación: atención temprana en salud mental, revisiones sistemáticas de las personas de mayor riesgo, detección precoz del riesgo, intervención en los ámbitos sociales, etc.

Según las estadísticas, podemos dibujar una imagen de la demografía de estos casos, siendo más frecuentes en personas de avanzada edad y en situación de soledad. También es cierto que se han relacionados periodos del año en el que las incidencias aumentan.  Pero todos estos factores dan para mucho más que un solo artículo, por lo que mejor centrarnos en lo que nos atañe: el día mundial de la prevención.
Alguno de los lectores se preguntará: “¿qué podemos hacer nosotros para ayudar?”. La respuesta, aunque no es sencilla de llevar a cabo, puede parecer obvia y se trata de construir una sociedad más segura para estas personas que consideran que su única vía y/o alternativa es quitarse la vida. Se trata de crear una sociedad con menos prejuicios en la cual no se escondan los casos de suicidio y en la cual se informe a la población de las alternativas y los recursos que tienen a su disposición. Evitar la soledad de otros puede estar a nuestro alcance ya que los entornos sociales y familiares son la mejor red de apoyo en estos casos.

Existen a disposición del público recursos gratuitos, no hay que pensar que la salud mental es un tabú y es cara. Si acudimos al médico cuando nos duele algo, ¿por qué no hacerlo cuando nos sentimos mal emocionalmente o solos?
En España, el teléfono de la Esperanza (717 00 37 17) funciona 24h/7días a la semana/365 días al año y en su misma web se pueden encontrar infinidad de guías y recursos digitales al respecto, así como la información de los sitios más cercanos en cada comunidad. Del mismo modo, en los ayuntamientos y hospitales de las ciudades existen profesionales formados en protocolos de actuación específicos para actuar ante estos casos.  En la web de la Organización Mundial de la Salud podemos encontrar guías de actuación y protocolos con avales internaciones, así como una serie de compromisos a los cuales se han comprometido llegan en la próxima década con la colaboración de todas las Naciones.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Malabarista

1 comentario

  • Hay otra razón por la que no se trata adecuadamente el suicidio, y es que de cada cuatro suicidios, tres son de hombres. Hablar del suicidio por tanto, implicaría hablar de qué cuidados a los varones, qué modelos de masculinidad y sexualidad (entre los homosexuales el suicidio es muy alto), qué problemas específicos, tiene la mitad de la población. Todo eso choca frontalmente con la agenda feminista, multicultural y de ideología de género, que tiene como objetivo, precisamente, «deconstruir» o destruir el proceso de maduración de la identidad masculina.
    También arruina la idea de que las mujeres son víctimas de la sociedad; si las mujeres son víctimas de los hombres, cómo es que la mayoría de suicidios, la mayoría de personas en la calle, la mayoría de muertos en accidente laboral, y casi todos los muertos en servicios de protección y emergencia, son varones.

    De todas formas, no hay que caer en la trampa de tratar el suicidio como un problema de los varones a pesar de su especial afectación; sino como un síntoma más de que son las propias sociedades las que se están suicidando, al alienarse espiritualmente y, en el caso de Europa, dejarse invadir por «lo mejor» de África.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información