Sociedad

El diamante de la vida

El diamante de la vida - Sociedad

Nos pintaron una buena vida desde que éramos críos, queríamos ser grandes para vivir al límite nuestros días y cumplir todos nuestros sueños de ser astronauta, veterinaria o ir por el mundo viajando. Deseando ser grandes para tener nuestro coche, trabajo soñado y nuestra familia, pero nada más lejos de la realidad.

Cuando crecemos nos damos cuenta de qué significa eso y de cuán importante era disfrutar bien nuestra infancia para sufrir de adultos.

Nos dijeron que ahora teníamos nuestras responsabilidades y que todo lo que causemos tendría su reacción en igual escala. Que la familia siempre iba a estar ahí ayudándote y que los buenos amigos eran para toda la vida.

Sin embargo no siempre es así, hay veces que de amigos tienes a víboras que sólo quieren verte mal y veces en que los amigos están ahí más que tu propia familia, la cual no siempre se comporta como tal.

Por mucha familia y muchos amigos que tengas vas a estar [email protected], es así desde tu primer latido hasta el último aliento.

Mucha gente te va a acompañar en situaciones de la vida pero la vida es tuya y eres tú quien sufre las consecuencias. Hay que aprender a vivir [email protected], a solucionarnos nuestros problemas nosotros mismos y afrontar todo lo que venga, no puedes derrumbarte por verte [email protected] ya que esos son [email protected] [email protected] [email protected], los que siguen adelante aun sin nadie.

Hay que aprender a ser uno por si quieres llegar a ser dos o tres, pero primero uno. Es decir, no puedes tener pareja o un hijo si no sabes llevarte bien contigo [email protected]

La gente suele echarse pareja para no verse [email protected], y es un tremendo error, el día que esa pareja se vaya no sabe que va a hacer [email protected] porque dependen de otra gente más que de sí [email protected]

Y ahí sí que está [email protected], cuando estás contigo y no sabes qué hacer, cuando tu sola existencia no te vale o no te parece suficiente o cuando te hace falta algo más para vivir que uno [email protected]

Hay un dicho que dice “Quien más tiene no es quien más posee, sino quien menos necesita”

La vida es muy dura a veces, nos quita lo que más nos importa y nos pone al filo del acantilado a ver cómo actuamos.

A la gente cariñosa la vuelve fría y a la gente pobre y humilde la vuelve ambiciosa.

Cambia tanto en tan poco nuestra vida que ya no sabemos ni a qué agarrarnos ni cómo actuar. Parece incluso un juego a veces, te quita lo más preciado y te pone en la situación más estresante que te puedas imaginar para sacarte lo mejor que tienes dentro.

Bajo presión es donde se fabrican los mejores diamantes.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Mindi

Deja un comentario