Sociedad

Dios ha muerto



Dios ha muerto - Sociedad

Nietzsche: Dios ha muerto (1883)

Dios: Nietzsche ha muerto (1900)

 

Así habló Zaratustra son una serie de libros escritos por el filósofo alemán que hoy nos da título. En ellos se menciona una frase que con el tiempo se volvió icónica de este pensador: Dios ha muerto. Pero muchas personas han malinterpretado su significado a lo largo de los años y se han formado ideas no tan correctas acerca de lo que quería decir Friedrich.

 

Entremos en contexto: Antes de escribir el primero de los libros, Nietzsche conoce en Roma -por medio de una cita a ciegas hecha de mano de su amigo Paul Rée- a una chica rusa de en ese momento 21 años, Lou Salomé. Entre los tres tuvieron una historia amorosa digna de contarse; El tema es que los tres quedaron de acuerdo en vivir en una comunidad de pensadores, pero asexuada, o sea sin parejas ni nada. Friedrich acepta, pero le termina gustando la rusa y le pide matrimonio en dos ocasiones: Ambas son rechazadas. Entonces surgen celos hacía Paul Rée, por la sensación de que si le habían rechazado, fue por culpa de su amigo. Al final a Nietzsche lo dejan y Rée junto a Lou Salomé se marchan a su planeada vida casta.

 

Friedrich queda abatido, con rencor a su amigo y la Lou por lo pasado, y con un pesar a sí mismo por “no ser bueno con las mujeres”. Al inicio envía cartas desahogandose con la chica rusa, y se trata de hacer entender “Tanta soledad me ha vuelto totalmente loco”. Su familia tampoco se lo toma a bien, acusando a Salomé de ser una mujer frívola y aprovechada. Tras estos incidentes le viene una mala temporada. Enfermo y con casos de insomnio severo, logró sobrevivir a base de falsificar recetas médicas, añadiendo a su apellido la abreviatura “Dr.” con la que logra engañar a las farmacias. Es en este periodo depresivo y enfermo en donde logra ponerse a escribir. De aquí sale su obra más famosa “Así habló Zaratustra: Un libro para todos y para nadie”.

 

En tan solo diez días el primero de los libros está terminado. Nietzsche está seguro de haber escrito el mejor de toda su vida y que gracias  a su estilo el mensaje llegará a toda Europa. Lastimosamente, el libro pasa apenas desapercibido y todo su esfuerzo y trabajo parecen no ser nada cuando la realidad es que apenas y se tiene a sí mismo. Lejos estaba de saber que para la Primera Guerra Mundial cada soldado alemán tendría como obsequio una copia del libro completo.

 

Entonces, ¿qué significa?

 

Al día de hoy escuchar esa frase causa tan poco revuelo que se siente hasta común. Nadie la entiende, nadie la cuestiona y todos parecen usarla en sus discusiones intelectuales. Para Nietzsche esta frase conlleva una catástrofe global en una época especialmente complicada en Europa, recordando al lector que hablamos de los tiempos antes de la Gran Guerra.

 

Para entender de qué les hablo, primero hay que entender quién o qué es Dios. Con esto sí me refiero al creador del mundo para judíos y cristianos pero más que a la historia que nos presenta la Biblia hablo de lo que significa Dios como concepto: Dios es lo que le daba sentido al mundo.

¿Sigues sin entender aún? Mira, un ejemplo sencillo que encontré en un libro: Tú tienes una polera azul. Bien. Pero ¿qué tan azul es? Si miras al cielo verás claramente que tu polera es más azul, pero en la sombra se vuelve más oscura ¿Esto es más azul? entonces te das cuenta que con la luz adecuada puedes ver una tonalidad verdosa. O que si vemos nuestros pantalones vaqueros, estos son azules, pero no tan azules como nuestra polera. Es ese caso ¿cuál es el verdadero azul? No tenemos forma de saber cuál es el azul más azul, si el más claro, el más oscuro, el del cielo o el de la sombra. Debemos entonces recurrir a la metafísica: Una realidad alterna. La metafísica ha sido usada durante milenios para dar sentido a nuestra realidad. Es una realidad alterna a la nuestra, a la que no podemos acceder pero que sí nos da respuestas como ¿cuál es el verdadero azul? El azul perfecto es el que imaginamos como azul. De ahí el resto solo son tonos distintos de azul, pero a todos los llamamos azules.

 

En resumen: Tu polera tiene un tono azul. El cielo y el mar también tienen distintos tonos azules. Existe en otra parte un Azul Perfecto. Todos los demás azules del mundo son un reflejo de esto que llamamos Azul Perfecto.

 

Así como sucede con los colores, esto sirve para todo lo que el humano se pregunte en la vida: ¿que es bueno? ¿que es malo? ¿que debo y no debo hacer? En una frase: Creamos un mundo de cosas neutras para guiarnos a través de ellas.

 

Nietzsche ataca todo esto es sus escritos, pues considera de primera forma a la muerte de Dios como la pérdida en la fé cristiana, las personas dejan de creer en Dios y por lo tanto, este muere. Que la gente deje de creer en Dios no significa solamente el fin del relato de la Biblia (un ser Todopoderoso y Eterno crea el mundo y el universo para todos sus “hijos”) si no que es el fin de una era. Con la entrada del Darwinismo, el Ateísmo, el Socialismo y el conocimiento científico, Dios pierde su sentido en el mundo. El mundo tal y como se conoce entonces, deja de tener sentido. El mundo occidental ha perdido su brújula tras 25 siglos en uso.

 

Como ya no tenemos forma de darle sentido al mundo, ya no podemos ayudarnos de un mundo fuera del nuestro (Metafísica). Luego de esto, ya no podemos decir “esto es azul”, “esto es la verdad” o “esto es malo”. SIn el relato de Dios, el mundo entró en una búsqueda de un reemplazo que duró un siglo entero: El siglo XX estuvo marcado por la búsqueda de un relato que le diera sentido al mundo y tres fueron los grandes relatos que compitieron: El liberal, el socialista y el fascista. Esto último no es dicho ni escrito por Nietzsche, quién no alcanzó a vivir ello, pero es una forma de hacerse a la idea de lo sucedido el siglo pasado.

 

Conclusión

 

Sin Dios, tras una disputa global por entender “al mundo después del mundo” y en pleno auge de la tecnología, que al final ha sido parte de la globalización de prácticamente todo, nos vemos ante la misma situación de hace un siglo: El relato liberal, que triunfó sobre el fascismo y el socialismo, parecía tener todo bajo control y se aventuró a ser nuestro norte. Esto hace una década era tranquilamente creíble. Hoy, está en problemas. Parece que una vez más nos quedamos sin algo que nos explique el mundo y es grave, en especial porque nadie parece tener tiempo para resolver el problema: con miles de enfermos en hospitales, madres y padres pensando en cuál será el almuerzo de sus hijos mañana, entre cientos de miles que viajan por el mundo buscando algo, y los que nos quedamos posteando en la web ya sea en Instagram, Facebook o un pequeño blog…

 

¿Quién se detendrá a darle sentido al mundo, cuando solo siquiera entenderlo parece imposible? o aún mejor dicho…

 

¿Quién es capaz de hacerlo?

 

Niklav.-

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Telegrama de Niklav

4 comentarios

  • La verdad es que no solo me ha impresionado, sino que me ha encantado. Veo que la metáfora del polo azul también es un gran ejemplo para explicar la teoría del Mundo de las Ideas de Platón (si hicieras un artículo de este, te podría quedar realmente interesante).

    Espero que tu interés por la filosofía vaya más allá del gran bigote de Nietzsche y escribas sobre más filósofos, ya que lo haces muy bien. ¡Felicidades!

    • ¡Muchas gracias, Luis! Mira y que pensaba que nadie iba a tomarse la molestia de comentar.

      Hablas de la Teoría de las Formas ¿Verdad? Pues sí, da para tema. Y es que el propio Nietzsche denominaba al cristianismo como «Platonismo para el pueblo» pues en sí funcionan igual el mundo de Cristo y la teoría de Platón. Y como Platón fue discípulo de Sócrates, y Nietzsche crítico de este par…en fin.

      Que eso, que me alegra que te haya gustado tanto. ¡Buen día!

      • Es realmente bonito ver cómo la tríada dialéctica de Hegel siempre es recurrente en filosofía. La mayoría de pensadores lo que hacen es o refutar a uno de sus predecesores para que un tercero «haga las paces» entre ellos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información