Sociedad

DIOS TE ENSEÑA TU CORAZÓN.



DIOS TE ENSEÑA TU CORAZÓN. - Sociedad

Hola quiero platicarles de algo que estoy pasando en estos momentos y que sigo aprendiendo por la gracia de Dios, hace mucho tiempo para ser un poco más específica años he orado a Dios que me de amor por las personas y también por esas personas difíciles de amar y Dios me ha dado ese amor de hecho casi no he tenido problemas con personas porque soy algo callada pero el día de hoy Dios me mostró que aunque yo ya haya pasado momentos incómodos con personas y regularmente soy una persona calmada a la que Dios le ha enseñado a no tomarse las cosas personales y perdonar rapido hoy no sucedió así y puedo ver la bondad de Dios porque este tiempo ha sido un tiempo de estar con personas que están de una iglesia en otra porque siempre terminan decepcionando se de las personas de la iglesia cuando las conocen, cuando estas personas dicen esto en mi corazón las crítico y digo es fácil dejar pasar la ofensa pero bendito sea Dios que me deja pasar por circunstancias parecidas para que no esté creyendome la muy madura espiritual en este aspecto, bueno pues lo que me paso es que desde que me case hay una hermana del templo donde voy que como me ha estado molestando se la ha pasado diciéndome que me arregle, o bromas que la verdad me molestan por ejemplo me estaba comiendo un pambazos y me dijo come sola hoy me dijo te ves muy pálida le dije ese es mi color natural de piel ella me dijo deberías ponerte unas chapitas yo le dije no, ella me dijo deberías escuchar consejos, ya van varios días que me molesta y molesta lo había dejado pasar no me lo había tomado personal pero el día de hoy me puse demasiado furiosa tenía ganas de ofenderla después dije no mejor no voy a ir a las reuniones donde ella va, claro que no la odio he aprendido ha orar por las personas incluyendo a las que me ofenden yo amo a la hermana solo que tenía tantas ganas de ponerle un alto, ahora que vine a mi casa a orar y a quejarme con Dios y pedirle sabiduría, Dios me mostró que esta tratando con mi corazón y que he sido muy dura al juzgar en mi corazón a las personas que ya no quieren ir a la iglesia porque las ofendieron, no es increíble, bendito sea el Señor que siempre nos enseña y podemos glorificar su nombre admitiendo que el va puliendo nuestra vida.

Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. 1 Corintios 10:12

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Jessica1899

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.