Negocios

Diseño de un producto

Diseño de un producto - Negocios

Entre los cometidos de los equipos de diseño y desarrollo de productos se encuentran en de conseguir que estos sean vendidos, posibles de fabricar y capaces de prestar un servicio. Para alcanzar estos objetivos con la mayor eficiencia es de suma importancia que se lleven a cabo estudios detallados sobre la posibilidad de estandarizar partes del producto o el propio producto en su conjunto y la fiabilidad.

Otros aspectos importantes en la etapa de diseño son los relacionados con la seguridad, la ingeniería de valor, el diseño para la fabricación y el análisis de valor.

Todo producto tiene que satisfacer varios objetivos y los deseos del cliente. Aquellas empresas que quieran triunfar deben considerar todos estos objetivos, desde las primeras etapas del proceso de diseño, así como de forma permanente durante todo el proceso de diseño.

De Andrade (1991) afirma que además de los clientes y la empresa existen otra serie de personas que se ven afectadas por el nuevo producto y por las actividades de su ciclo de vida. Por ello, el objetivo del proceso de diseño debe satisfacer el conjunto de necesidades de todas las personas u organizaciones afectadas de la forma más eficiente.

Para alcanzar este objetivo, surge el denominado Diseño para la Excelencia (DFE), que engloba una serie de técnicas de diseño, cuyo objetivo sea gestionar la calidad, el coste y el tiempo de entrega del nuevo producto. Así, el DFE comprende las siguientes técnicas:

  • Diseño para el embalaje. Se trata de simplificar el proceso de fabricación y ensamblaje todo lo que sea posible, de modo que se eviten o reduzcan al máximo posibles errores en el proceso.
  • Diseño para la fabricación. Trata de simplificar el proceso de fabricación, minimizando el diseño del nuevo producto por medio de una reducción de los componentes que lo integran.
  • Diseño para las pruebas. El objetivo es diseñar u producto de forma que las pruebas a las que se tenga que someter antes de su lanzamiento y fabricación puedan realizarse fácilmente y en el menor período de tiempo.
  • Diseño para el servicio. Esta técnica permite tener en cuenta en el diseño del producto aquellos factores que facilitan a las características particulares de cada país o mercado donde vaya a ser producido.
  • Diseño para el medio ambiente. Pretende integrar factores medioambientales en el proceso de diseño de nuevos productos. Concretamente, los factores ambientales, que algo que hay que tener en cuenta a la hora de proceder al diseño de un nuevo producto.
  • Diseño para la operatividad. Trata de tener en cuenta desde las primeras etapas del proceso de diseño, las necesidades de los operadores y usuarios del producto.
  • Diseño para la logística. Pretende que el producto llegue a las manos del cliente en un breve período de tiempo, justo cuando es demandado por este.
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Mario Fernandez Perez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.