Salud

Disfrutando de los beneficios del plátano



Disfrutando de los beneficios del plátano - Salud

Tenemos tendencia a pensar que las cosas sanas no pueden ser ricas y sabrosas, pero existen infinidad de recetas que harán las delicias de los paladares más exigentes sin perjuicio para la salud. Si encima damos con un postre fácil de elaborar, o mejor dicho, facilísimo, sencillo, sabroso y agradable, ¿qué nos impide comerlo?
Os hablo del helado de plátano o, en esta ocasión, sería más correcto llamarlo plátano helado y luego veréis porqué.
Hemos oído decir que esta fruta es de las que más nos pueden engordar, sin embargo, aunque contiene más azúcar que otras frutas, cabe tener en cuenta que su contenido en grasa y colesterol es tan bajo que no merece la pena ni mencionarlo. Además, es una rica fuente de potasio y magnesio.
¿En qué puede beneficiar a nuestra salud? Pues la lista es interminable:
– Cuando están aún verdes, pueden ayudarnos a controlar el estreñimiento, mientras que, maduros, son una de las mejores soluciones para la diarrea. ¡Curiosidades del plátano!
– Es ideal para recuperar fuerzas después de hacer deporte. Esto os lo explicaría bien Rafa Nadal.
– Su alto contenido en potasio ayuda a controlar la hipertensión y previene los calambres.
– Es un remedio natural contra la acidez de estómago y las digestiones pesadas.
– Nuestro organismo tiene la capacidad de convertir en serotonina las proteínas del plátano, en consecuencia, nos hacer sentir bien, así que es ideal como antidepresivo.
– Su consumo habitual reduce en nuestro cuerpo el riesgo de infarto.
– Favorece la producción de glóbulos rojos y blancos por su contenido en hierro, evitando así la anemia.

Estos serían los beneficios más destacables, aunque posee muchos otros, pero vamos a nuestra receta:
A todos nos ha pasado en alguna ocasión, sobre todo en verano, que los plátanos han madurado demasiado y no nos resultan apetecibles a la vista. No es necesario llegar a este punto para elaborar nuestro postre, pero es una buena forma de aprovechar esa fruta que nadie se quiere comer y que no queremos tirar.
Simplemente, pelaremos los plátanos quitando bien todas las fibras, los meteremos al congelador durante un par de horas y, luego, cuando ya los notemos endurecidos, los batiremos bien hasta que queden cremosos. A continuación, los llevaremos de nuevo al congelador por una o dos horas más y listo, nuestro plátano helado ya se puede comer. Sencillo, sin más ingredientes que la fruta, sin aditivos, ni colorantes, ni conservantes. Pura energía.
Así que, animaos y probad está rica receta, más aún ahora en verano y, ¡buen provecho!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

maytane

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información