Ciencia

DMT «La Molécula Del Espíritu»

DMT «La Molécula Del Espíritu» - Ciencia

El N,N-dimetiltriptamina (DMT), conocido también como “La molécula del espíritu” es un componente enteógeno que por mucho tiempo se mantuvo en debate si debía o no ser considerado un psicodelico. Dicha sustancia tiene una peculiaridad y es que se encuentra en literalmente casi todo lo que tiene vida, muchas especies de plantas, hongos y animales tienen DMT dentro. Siendo dicha sustancia a quien se le retribuyo por un tiempo la capacidad de soñar, dicho debate aún sigue en pie ya que se dejaron de financiar las investigaciones de este y cualquier otro psicodelico, pero lo que si se sabe a ciencia cierta es su relación con la glándula pineal, dando como resultado al ingerirlo de manera sintética un estímulo directo a la glándula pineal o “Despertar del tercer ojo”
Se le conoce como la molécula del espíritu por su misma relación directa a la glándula pineal y glándula pituetaria, siendo que estás se desarrollan en un embrión a la séptima semana o el día 49, así mismo los por parte de los monjes budistas se cree que 49 días son el tiempo en que tarda la reencarnación de un ser en otro cuerpo. Lo que es bastante peculiar al notar que la vida misma nos tiene preparados a todos dos viajes de DMT.
El primero se dice que es al nacer, cuando una madre da a luz, la glándula pineal del bebé libera una carga de DMT, lo que según los monjes de diferentes culturas se relaciona al llanto del bebé al no poder recordar su vida pasada.
El segundo por su parte llega instantes antes de morir, la glándula pineal libera una cantidad fuerte de DMT para poder tener una experiencia espiritual justo al momento de la transformación de nuestra materia. Se puede experimentar también con accidentes cercanos a la muerte y quien lo ha vivido puede dar testimonio que un accidente de segundos puede parecer de varios minutos, pudieron apreciar detalle a detalle y el tiempo parecía no fluir de la misma manera, hay otros que hallaron respuesta de quién eran realmente y otros más que pudieron ver un flashback de toda su vida en un accidente de segundos.
Una forma muy común de poder tener un encuentro con el DMT es mediante el Ayahuasca, en muchos países es totalmente permitido llevar a cabo ceremonias con Ayahuasca, las cuales incluyen cantos, coordinadores y apoyo en tu búsqueda contigo mismo, siendo considerada como la medicina del cuerpo, la mente y el espíritu. Donde entre otras cosas puedes encontrar respuestas que has estado buscado por mucho tiempo, una perdida absoluta del ego por lo que sin pensar solo en ti y tu protección podrás sentir una armonía absoluta con el entorno y el universo, sanación y perdón que se verán materializados en algo que salga de ti, puede ser llanto o vómito. Incluso una proyección astral al salir por unos momentos de tu cuerpo físico para tener un acercamiento con tu “yo superior”, es decir la parte de ti que se mueve en otros planos de la materia.
La otra forma es con cristales de DMT sintetizado ya sea de la planta “mimosa” o del sapo “Bufo alvarius” llevan a un viaje muy corto, pero sumamente intenso, dando pérdida incluso a la capacidad de recordar que tenemos un cuerpo material y volando a un plano astral en un instante donde la percepción del espacio, tiempo y la materia son alterados al 100% por una experiencia astral.
El uso de DMT naturalmente conlleva a un despertar de conciencia o despertar del tercer ojo.

Gracias por haber leído este artículo, espero te haya sido de interés y sigas la cuenta para no perderte ningún escrito acerca del despertar espiritual a profundidad.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

El despertar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.