Cine y Televisión

DOCTOR SUEÑO – STEPHEN KING (Crítica)



DOCTOR SUEÑO – STEPHEN KING (Crítica) - Cine y Televisión

Dan «Danny» Torrance (Ewan McGregor) tenía solo cinco años cuando descubrió que tenía el «brillo», un poder misterioso que le permite comunicarse con otros que comparten la misma habilidad telepática. Danny usó esta habilidad para escapar del Hotel Overlook cuando su padre sufrió un colapso mental y casi lo mata a él y a su madre. Casi cuatro décadas después, Danny ahora sufre de adicción al alcohol, por tratar de suprimir el trauma de esos recuerdos desgarradores y encontrar algo parecido a la paz. Pero esa paz se hace añicos cuando una jovencita llamada Abra Stone (Kyliegh Curran) comienza a conectarse con él, y empuja a Danny a enfrentarse a los demonios de su pasado.

En una era en que abundan las secuelas, no debería sorprender que se lance una continuación de una de las películas de terror más seminales de todos los tiempos. Pero esto no es un simple robo de efectivo; en 2013, Stephen King escribió la novela «Doctor Sleep» como secuela de su libro «El resplandor». Aun así, es una tarea desalentadora para el director y escritor Mike Flanagan rendir homenaje a la película de 1980 basada en ese libro, junto con su director Stanley Kubrick, mientras adapta también el éxito de ventas de King. Afortunadamente, Flanagan ha demostrado su valía en el género de terror en películas anteriores, y esto se nota. Presta una atención meticulosa al desarrollo del personaje por encima de todo, lo que rinde sus frutos a medida que se desarrolla la trama. Prácticamente no hay sustos de salto, y sin embargo, el guión te mantiene compenetrado, con un amplio suspenso durante los 115 minutos de película.

Además del guión, la actuación es casi perfecta. Ewan McGregor captura el dolor de un hombre que casi fue asesinado por su padre. Rebecca Ferguson compone un adversario amenazante en Rose the Hat, la líder del culto True Knot (que se alimentan del brillo de los inocentes en su búsqueda de la inmortalidad.). Cliff Curtis, como el amigo de Dan Billy Freeman, resulta entrañable. Por su parte, Kyliegh Curran hace sentir su presencia como Abra Stone, que se transforma de una paria inocente a una joven cuyos poderes deben tenerse en cuenta.

Hay varios momentos conmovedores en la película en los que la muerte es contemplada de manera tierna, pero luego el ritmo se acelera de forma drástica con la llegada de las escenas más espeluznantes y tenebrosas. Esto se evidencia en el gran final, que fácilmente podría haber complacido a los fanáticos, pero en cambio decide rendirle homenaje a la mitología del original.

Una cosa es cierta, esta película de terror no es para todos, pero si disfrutaste de “El resplandor”, indudablemente encontrarás en “Doctor sueño” un digno sucesor.

* CALIFICACIÓN: R (contenido perturbador y violento, imágenes sangrientas, lenguaje soez, desnudos y uso de drogas).

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Stormer

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información