Literatura

A dónde se fue mi país

A dónde se fue mi país - Literatura

Hoy descubrí que en la vida ser feliz, no es tener una vida agradable logrando una bella casa, un cuarto hermoso, un carro último modelo y tantas cosas materiales que nos gusta tener con todas las comodidades que se logran con trabajo y más trabajo.

Ser feliz es reconocer que la vida vale la pena vivirla a pesar de todas las dificultades, peligros que se nos presenta por causas de un Gobierno que ha llevado a la ruina a nuestra Venezuela, un País que tiene todas las riquezas minerales, el mejor clima del mundo, las mejores tierras, hermosos paisajes y sobre todo su gente, únicos en el mundo y que por un grupo de hombres y mujeres  que se han apoderado  sin importarles a  un pueblo en la que  nos distinguimos por serviciales, honestos, profesionales y trabajadores,  donde han convertido a muchos de nuestros jóvenes en delincuentes, acabando con  las grandes industrias de las inmensas siembras donde no faltaba  absolutamente nada. Regalando nuestras riquezas; (porque son de todos los venezolanos) a los Países  que solo a ellos les interesa  por conveniencia, como también traer extranjeros  que solo vienen a terminar de acabar con todo lo poco  que nos queda, ahora tenemos muchos enfermos y personas que mueren a diario  por falta de un medicamento,  familias hambrientas que  solo  les  queda buscar en la BASURA por falta de alimentos, solo se ve pobreza y más pobreza, por eso y mucho más  nuestros jóvenes profesionales, estudiantes que no han podido terminar sus deseos de graduarse  y de todas las clases sociales tienen que irse a otro destino donde puedan  trabajar y ejercer su profesión, hasta el trabajo más simple,  ya que no  tienen

oportunidad de  progresar, donde puedan vivir una vida segura y que tengan que ejercer sus profesiones en otro País y lograr sus metas.

Dejando sus cosas más preciadas, aprendí que lo material no vale nada,  eso nos enseña que la vida vale mucho más, más que lo material,  aprendí  a no  apegarme de las cosas, ni de las personas, ni a los hijos que es  el amor más grande que pueda  tener una madre, a los hijos  hay que dejarlos volar . Doy mil, millones de GRACIAS a DIOS porque nuestros hijos están en busca de un mejor futuro donde sé que crecerá y ser grandes hombres donde lograrán nuevas experiencias, conocer otras costumbres, logrando sus metas siempre deseadas. Sin llantos, ni tristezas estoy inmensamente feliz porque Dios les hayan dado la oportunidad de salir del País en busca de un mejor destino, en busca de sus metas. Así como miles de personas que se han ido a otros rumbos en buscar de un mejor porvenir.

Hoy me pregunto ¿Adónde  se fue mi País,  está en todas partes del mundo , está  tan disperso  con nuestros muchachos, hermanos tomando rumbos diferentes.

Nunca debemos perder la Fe en Dios  estoy segura que algún día, no muy lejano, tendremos a una Venezuela  unida, progresista con nuestros hijos  de regreso preparados para luchar y tener el mejor País del mundo.    AMÉN.

 

                                                                                  Aron…

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aron Narablus

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información