Sociedad

Dos dias casi buenos.



Dos dias casi buenos. - Sociedad

Dos días, casi buenos…

Vinieron mi esposo y mi hijo de otra ciudad, hace varios meses que no estamos todos juntos. Me alegro mucho que vinieron también los chicos que cuide desde que estaban en 3er grado, mis «casi hijo», muy buenos muchachos.

Ya han tomado sus caminos y andan asomando a la vida real, pero mantienen la amistad y el inmenso cariño. Cuando andan aquí cerca, siempre nos visitan, aguacates en la puerta, carro lavado, cocos….ya se que son ellos.

Mi pequeña antojada de comer marmahon, el papá aprovecho para complacerla y enseñarle a cocinarlo; pollo, ensalada, muy rico todo.

Aprovechamos para ir a la poza, uyy! que agua tan helada, la pasamos bien, un poco de paraíso, se escucha el agua de la mini cascada, el cantar de los pájaros y vimos una ardilla traviesa correr entre los árboles. Aquí es una reserva ecológica y vemos tucanes y quetzales; al subir la cuesta tenemos nidos de oropéndola y unos pájaros muy rojos, impresionante color, no se como se llaman.

Desayuno del Domingo? panqueques! Ese aroma siempre trae calma y una sonrisa, a los chicos les encanta.
Temprano fuimos al mercado a comprar chilitos cabro, los chicos con su papá hicieron una barbacoa en el patio, tortillas , chorizos, salsa de chile cabro, frijolitos refritos en anafre, con mucha cebolla.

Mi hija mayor, siempre musical, no tardó en poner su música desde banda , pasando por bachata y terminando con la sonata No. 1 de Bach.

De reojo vi a mi esposo , tomar fotografías, capturando el momento. Quiero aclararles que lo correcto sería decir, exesposo, solo que aún no me acostumbro.

Quite el wapp del teléfono, no quiero recibir llamadas, el frío en el estómago asoma…el insomnio dice: Presente! No estoy bien, la noche lo confirma. La distracción acaba y todo vuelve. Ocupo ayuda.

Mi madre no entiende, la amo, pero siempre justifica las conductas delincuenciales, no ve más allá, totalmente permisiva y ciega con el nieto, como lo fue con el hijo, eso y mucho más arruino a mi hermano. Y yo me pregunto, porqué me los tengo que traer. Es una desconsideración exponernos a esta gente. De postre , el padrastro, preso por nexos con las Farq!. No amigo lector, no es broma, es de la vida real…

«Es una etapa, ya va a pasar, es joven, no hay que molestarlo, es que se pone nervioso, no se, no creo…..se robo una tarjeta de crédito…. y si yo digo eso es ser delincuente, ella dice …»ay no, como vas a creer». Ella no es de este mundo, vive en una burbuja. Al hijo lo amó incondicionalmente y ciegamente, a mí….pues creo que yo estorbe. Yo la amo, pero hay mucho atrás, «mucha tela que cortar».

Mañana voy a ir a la Fiscalía a ver que me dicen. Mi madre con 88 años, esta frágil y yo cansada. Ocupo ayuda.

Escribo este diario para constancia. Si algo pasa, que se sepa la verdad.

Abril 24, 2019

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Oropendola

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.