Sociedad

Educadores Básicos



Educadores Básicos - Sociedad

La educación de las niñas y niños es una RESPONSABILIDAD que recae especialmente en los padres y se complementa en la escuela. Tanto mamás, papás o tutores como profesores, son las principales bases en la formación de los pequeños, especialmente los que cursan preescolar o primaria. Ya sea en casa o en la escuela, es importante detectar cuáles son las habilidades y aptitudes de nuestros niños, cuáles las deficiencias y limitaciones para así hacer énfasis en lo que requiere  cada uno y poder brindar apoyo y estímulo, además de fortalecer su aprovechamiento y rendimiento escolar.

No es tarea fácil lograr que en un salón de clases, el profesor logre captar la atención de todos sus alumnos y mantenerlos trabajando en orden y silencio, mucho menos lograr que realicen sus ejercicios o lecciones todos al mismo ritmo. Cada uno tiene una manera de aprender y si tomamos en cuenta que algunos niños presentan déficit de atención e hiperactividad; falta de apoyo extraescolar; mala alimentación y diversos problemas que en su mayoría provienen de su casa y se resumen en la falta de atención de los padres principalmente, todo esto puede entorpecer su desempeño escolar.
Existen diferentes maneras de alentar a un niño en la escuela o a nuestro hijo en casa, no siempre es necesario acudir con un especialista, si nuestro pequeño presenta alguna mala nota o mal comportamiento, simplemente debemos estar alerta en sus necesidades y demandas, sobre todo, la principal demanda de un niño es atención. Es triste ver por ejemplo que en las aulas hay niños que no son tomados en cuenta por sus profesores porque no están en sincronía con el grueso del grupo, esto genera desinterés en el aprendizaje por parte de niños en rezago educativo. Un padre de
familia tiene el derecho de cuestionar a la institución educativa sobre los avances o los tropiezos de sus hijos si éstos no obtienen el mejor provecho en clases. Sin embargo, la confianza que se tenga a sí mismo (el alumno) para lograr sus metas escolares o al menos un resultado favorable, tiene que venir del trabajo que realizan en casa sus padres, en el estímulo, el reconocimiento a su esfuerzo, incluso frases como: ¡lo has hecho mejor hoy! ¡lo lograste! ¿te ayudó? ¿hacemos la tarea juntos?
Con paciencia, juegos didácticos, atención de calidad y dedicación, un niño puede superar los obstáculos que se van presentando en su quehacer escolar. En el quehacer educativo los profesores tendrían que optar por alternativas para que TODOS, niñas y niños, independientemente de su destreza o habilidad intelectual o en su defecto, de sus limitaciones, sean INCLUIDOS al conjunto de alumnos en el proceso educativo en general y  así  TODOS  LOGREN los objetivos para los que existen las escuelas: «educación para todos» y en casa podamos tener la dedicación que requieren nuestros pequeños, pues somos su principal respaldo.
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Jamar2000

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.