Economía

Efectivo en Venezuela

Patrocinado


Efectivo en Venezuela - Economía

El billete de 100.000 bolívares, que entró en circulación el pasado 2 de noviembre, se ha convertido en un problema adicional para los comerciantes, sobre todo para aquellos que trabajan con el menudeo. Aseguran que no poseen suficiente efectivo para dar el cambio y algunos tampoco disponen de puntos de venta para hacer las transacciones.

Alí Poveda, directivo de la Asociación de Trabajadores, Emprendedores y Microempresarios, aseguró que la elevada inflación y la escasez de billetes están “estrangulando al pequeño comerciante”. “Que no permitan entregar en los cajeros más de 10.000 bolívares afecta la economía del menudeo, en la que están inmersos los vendedores de los mercados a cielo abierto, taxistas, perrocalenteros y emprendedores que trabajan desde su hogares”, dijo.

Indicó que esta situación también representa un problema para que los ciudadanos puedan hacer sus compras y pagos: “La falta de efectivo y el hecho de que la mayoría de los pequeños comerciantes no tienen puntos de venta imposibilita la realización de pequeñas transacciones comerciales, como pagar un taxi, comprar pan o adquirir legumbres”.

El negocio de los mototaxistas y taxistas se ha visto mermado. Coinciden en que la escasez de billetes hace que las personas demanden menos el servicio.

“Si no hay efectivo en la calle no trabajamos”, afirmó Marvin Velázquez, mototaxista. Señaló que en una ocasión tuvo que decirle que “no” a un cliente por no tener efectivo para darle cambio: “La carrera costaba 8.000 bolívares y el cliente solo tenía un billete de 20.000 bolívares”.

Manifestó que para continuar produciendo ingresos acepta transferencias bancarias, pero solo a personas conocidas para no correr el riesgo de que no le paguen por el servicio, como le ocurrió en una oportunidad a uno de sus compañeros de trabajo.

Otras líneas de mototaxis en Chacao tienen puntos de venta, sin embargo, deben pagarles un porcentaje de comisión diaria a los dueños de la plataforma electrónica.

Yofren Perdomo, encargado de un expendio de perros calientes y hamburguesas, indicó que ante la falta de efectivo es importante tener un punto de venta, por lo que recurren a una empresa de alquiler que les cobra 15% diario de comisión, monto superior al de las entidades bancarias.

Manifestó que durante un fin de semana trabajaron con pérdidas por no tener operativo el único punto de venta que poseen. Para solventar la falla tuvieron que esperar hasta el lunes por la tarde para que el técnico de la empresa arreglara, en menos de 10 minutos, el dispositivo de cobro.

Perdomo dijo que otro de los factores que les genera pérdida es la circulación del billete de 100.000 bolívares: “La mayoría de los clientes preguntan si tenemos puntos de venta y hemos tenido que dejar que las personas que nos han querido pagar con los nuevos billetes se vayan a otros puestos de la zona porque no tenemos para darles vuelto”.

Los kiosqueros también han visto afectados sus negocios. Luis Carrizo dijo que en lo que va de mes han perdido ventas porque los clientes querían pagar productos de 6.000 bolívares o 7.000 bolívares con un billete de alta denominación: “El billete de 100.000 bolívares empeora la situación porque el poco efectivo que tienes se te va dando un cambio. Por eso hemos dejado de venderles a esas personas”.

Añadió que debido a las dificultades que atraviesan para obtener efectivo, los transeúntes se abstienen de comprar en los kioscos porque prefieren reservar el dinero para pagar pasajes, estacionamiento o cualquier servicio en el que solo acepten billetes.

Carrizo afirmó que para él es complicado obtener un punto de venta porque las entidades financieras le piden un registro mensual de ventas que supere los 35.000.000 de bolívares. Destacó que los kiosqueros son los más afectados con la escasez de billetes: “Al no tener punto de venta y al no haber efectivo en la calle, no podemos vender”.

Puntos saturados. Los comercios grandes también se las han visto duras. El encargado de un restaurante ubicado en Chacao indicó que si un consumidor le paga con un billete de 100.000 bolívares le despachan el pedido y mientras come recorre varios bancos para que uno de los gerentes le cambie el billete por otros de menor denominación. “Eso lo podemos hacer nosotros por la facilidad de tener bancos cercanos al negocio, pero ¿cómo hacen los comercios que no los tienen o que tienen que hacer largas colas para cambiar el billete?”, se preguntó.

Comerciantes de establecimientos de comida coincidieron en que la caída en las ventas y la preferencia de los clientes de pagar con las tarjetas de débito y crédito incide en que dispongan de poco efectivo, lo que les impide dar cambio al billete de 100.000 bolívares.

“Ni sumando el dinero de la caja registradora y los 15.000 bolívares que tengo en mi cartera llego a 100.000 bolívares. Por eso tenemos que cobrar primero y despachar después, para saber que si tenemos cambio o no para darle al cliente”, expresó un vendedor de empandadas.

Un empleado de una arepera que está ubicada en un centro comercial dijo que los clientes antes de tomar una decisión sobre el lugar en el que comerán verifican que en el comercio estén funcionando los puntos de venta, y si la cola para pagar está muy larga o lenta continúan su recorrido.

“La escasez de efectivo satura la conexión en los puntos de ventas porque son cientos de transacciones que se realizan al mismo tiempo. Muchos clientes se molestan por el tiempo de espera y prefieren irse. Esto nos genera pérdidas porque son ventas que no se concretan”, afirmó.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.75 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.

Patrocinado

¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

alexi25752

Deja un comentario