Sociedad

Egoísmo



Egoísmo - Sociedad

Hace muchos años, caí en la cuenta de que todos somos egoístas. ¿Cómo puede ser, si hacemos cosas por los demás? Muy sencillo. Por naturaleza, vamos en busca de nuestra felicidad. Algunos valoran qué es eso que les traerá la felicidad y van a por ellos. Puede ser dinero, amor, vivir una vida sencilla, etc. Otros, al ver que no logran lo que están buscando, se enfocan de huir del dolor, como es el caso de mucha gente en decadencia. Pero, a parte de los grandes sueños, también buscamos ese bienestar interior más presente. Es decir, que actuamos según esa búsqueda hacía el estar bien.

Entonces, habiendo tanta gente generosa por el mundo y que se entrega totalmente, ya sea amorosamente o amistosamente, a otras personas, ¿cómo es posible? Ese es el dilema del egoísmo. Eso es porque les compensa agrandar su moral. Quiero decir que, por ejemplo, alguien que dona dinero a ONG,s, le interesa que lo que proteja esa ONG vaya a mejor. Ese es su bienestar interior y su conciencia se lo agradece. Pongamos el caso de que es una ONG para niños enfermos de cáncer. No conoce a esos niños, pero quiere salvarlos. Quiere ser alguien que pueda contribuir en la sociedad. Es maravilloso, ¿cierto? Pero pensemos el porqué de ese deseo. Nadie dona y se queda pobre porque afectaría su bienestar. Pero si tiene dinero y su moralidad crece, su conciencia gana. También hay otro tipo de gente que lo que intenta hacer con estas acciones, es mejorar su imagen pública.

Con esto no estoy diciendo que todo el mundo sea malvado ni mucho menos. Lo que intento decir es que todos somos egoístas, en mayor o menor medida. Y el egoísmo no es un aspecto malo de alguien. Empieza a ser malo cuando se lleva a cabo con exceso y no se sabe ganar ese bienestar mediante tener en cuenta a personas de tu entorno.

También creo que puedes hacer cosas desinteresadas para seres queridos, pero realmente, ¿no lo haces porque quieres estar bien con ellos? ¿Por qué te da felicidad que te quieran o quererlos? Después están las personas que se autodestruyen y dejan de lado ese bienestar porque se dan cuenta que lo que los hace felices depende de los demás y no lo consiguen. Quiero dejar claro que, cuando digo «personas» me refiero a un aspecto diferente. Está claro que no es blanco y negro. Hay personas que entremezclan estas situaciones dependiendo la etapa de su vida. Y está bien, todos debemos pasar por cosas dolorosas para valorar las buenas.

Personalmente, creo que es maravillosa ese egoísmo controlado. Puede que nadie vaya a estar para ti, y buscarte tú tu propio bien es reconfortante.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Simona Lupea

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.