Humor

El Actual Gobierno De España Y La Manipulación A Través De La Figura Del Cuñado.

El Actual Gobierno De España Y La Manipulación A Través De La Figura Del Cuñado. - Humor

Aunque la mayoría de las veces los cuñados son personas maravillosas y miembros importantes de la familia con los que pasamos ratos agradables y charlas divertidas, todos conocemos en mayor o menor medida casos en que el hermano de tu esposa o el esposo de tu hermana es un elemento discordante de la paz familiar y una persona de la que tratamos de huir a la primera de cambio.

Algunas veces pueden ser en cierta medida divertidos, como Paulie Pennino, uno de los cuñados más famosos del mundo y precursor del cuñado pesado pero simpático, pero muchas otras pueden ser irritantes,  insoportables y sumamente estrangulables. De todas maneras, debemos reconocer que toda familia necesita un chivo expiatorio sobre el que volcar los problemas entre parientes y no hay personaje que mejor lleve esa carga que nuestro querido cuñado.

ROCKY BALBOA, Burt Young (foreground, right), 2006. ©MGM/courtesy Everett Collection, Photo credit: Neil Leifer

Pero hagámonos unas preguntas que van más allá de nuestra propia experiencia con este importante pariente político: ¿por qué todos parecen actuar guiados por un patrón común? ¿Qué vínculo les hace llevar un comportamiento homogéneo? ¿Quién está detrás de la figura del “cuñado”?. Obviamente hay un poder en la sombra, un organismo del nuevo orden mundial  que mueve los hilos del “cuñado”.

Fuentes fidedignas, cuyas identidades hemos mantenido en secreto, afirman que el Gobierno de España, tras un análisis cauteloso del perfil psicológico de la población, elige a una serie de personajes cuya característica principal es la de tener la capacidad de ser cargante y los somete a un test psicotécnico. Equiparable al del ejército o al de la policía científica, este test pretende medir la capacidad que tiene el aspirante a cuñado para desgastar al prójimo y el grado de irritabilidad al que el sujeto es capaz de someter a sus víctimas. Sólo los elementos que demuestren menos asertividad y empatía, aquellos con rasgos casi psicopáticos, serán capaces de resolver satisfactoriamente todas las cuestiones de este estricto test.

Una vez pasado este primer peldaño evaluativo, bien online o en clases presenciales, los candidatos son aleccionados durante un tiempo prudencial para convertirlos en el perfecto cuñado. Tras repartir un extenso temario, en principio estándar y más adelante bastante más específico,  donde se  explica detalladamente el campo de actuación y el modus operandi para ser un cuñado de élite, otorgan un margen de tiempo para su preparación y los convocan para el siguiente año con el fin de realizar un examen a modo de oposición.

Sin embargo, si ya estas pruebas de por sí parecen complejas, es necesario señalar que no sólo se trata de superar un test psicológico y un examen de conocimientos, existe, según relatan algunos periodistas infiltrados, una tercera prueba, el examen físico: aspectos como el grado de calvicie o el perímetro abdominal son concluyentes para superar el proceso selectivo. Tener vozarrón, risa impertinente y poseer la manía de dar golpecitos en el brazo del otro mientras se habla parecen añadir puntuación extra a la prueba física.

 

Una vez pasadas estas tres pruebas, los opositores aprobados pasarán a realizar un período exhaustivo de prácticas antes de convertirse en un agente del estado. Según nuestros informadores, las prácticas para acceder a la titulación se desarrollan principalmente en periodos navideños y época de comuniones. Dar risotadas mientras se cuentan chistes malos en la cena de Nochebuena es una de las pruebas más rigurosas, seguida de la borrachera y la consecuente ridiculización de toda la familia en las barbacoas realizadas durante la celebración de la comunión de los sobrinos políticos. Al parecer, otros momentos en los cuales los examinadores miran con lupa la actuación del aspirante son durante partidos de fútbol, reparaciones de fontanería en casa de los suegros y épocas electorales. El que más veces repita en un contexto adecuado la frase: “quita que tú no sabes, ya lo hago yo”, podría recibir, según nuestros informadores, un galardón extra y un ascenso de categoría dentro de la jerarquía cuñadil.

 

Las mismas fuentes que han sacado a la luz esta estrategia estatal relatan como un estricto contrato de confidencialidad sujeta a los candidatos a cuñado a mantener riguroso silencio con respecto a las acciones que el gobierno está llevando a cabo con ellos. El incumplimiento de este contrato puede tener durísimas repercusiones para el aspirante: desde la cancelación del abono a su equipo de fútbol favorito hasta la retirada definitiva de la propiedad de las pinzas de la barbacoa. –Nadie se atrevería a romper el voto de silencio –afirman  cuñados desclasificados por el camino que han accedido a revelar información y a los que se les ha dado una nueva identidad. –Todos queríamos obtener el título, es un trabajo para toda la vida, siempre y cuando no se divorcie uno – afirma, resentido, Paco D. M., quien aspiró al título de cuñado en el año 2009 y que fue desclasificado porque a sus 48 años aún tenía todo su pelo. Actualmente Paco se encuentra preparándose nuevamente para las pruebas clasificatorias ya que comienza a tener entradas. –Creo que se me ve incluso un poco el cartón en la coronilla –añade satisfecho.

Sin embargo, aquí no queda la cosa. El título de cuñado del gobierno puede transmitirse generación tras generación. Tener niños grandotes y abusones que martiricen a sus primos más enclenques suele ser una garantía para transmitir el preciado legado.

Y nos preguntaremos, ¿por qué se toma el gobierno tantas molestias e invierte tanto capital en la formación de cuñados? Obviamente, el cuñado es una eficaz herramienta, que bien ubicada dentro de la sociedad podría tener  la misión especial de mermar el ánimo de la población y hacerlos más dóciles tanto frente a las urnas como a las decisiones del gobierno. Una ciudadanía psicológicamente sometida a un cuñado eficaz es capaz de aceptar cualquier recorte del estado en cuanto a educación y salud se refiere. Se baraja la hipótesis de que puedan, en un futuro próximo, ser el arma definitiva que permita a cualquier dictador llegar incluso a dar un golpe de estado sin que la sociedad mueva un dedo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.67 - 9 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Arimas

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información