Literatura

El Angel

El Angel - Literatura

Antonio con la mente dispersa vuelve a tener conciencia, lo cual se le acerca una mujer muy hermosa radiando luz en su ser, entonces Antonio dice:

-¿Quién eres?

La mujer le responde con otra pregunta:

-¿Dónde crees que estas?

Cuando Antonio mira su alrededor no supo responder la pregunta.

-no sé, dime ¿Qué estoy haciendo en este lugar?

– Tranquilo, creo que tengo el suficiente tiempo para hablar contigo, hace tiempo que alguien no me materializa con algo hermoso, a veces suelo ser un hombre con capucha negra y una hoz.

– ¿Qué quieres decir con eso?

La mujer carcajeo y responde:

– Hay mortales muy interesantes.  

– Ahhh entonces ¿Tú eres un ángel?

-sí, se podría decir que sí. 

Sonrió y se ríe de nuevo.

– Entonces ¿cuál es tu función como ángel?

– soy el temor de la mayoría de los hombres, y el tiempo es mi mejor amigo, y tarde o temprano siempre un ser humano tendrá un encuentro conmigo.

-Sabes “Angel” soy malo con los acertijos, mejor dime ¿Qué quieres de mí?

La mujer suelta una risa y responde:-

– Definitivamente las mentes humanas son mundos diferentes, y Dios ha creado una criatura preciosa, con razón los ángeles los envidiamos tanto, y mucho más por las compañías que les ha otorgado el padre celestial.

Se miran a los ojos fijamente y Antonio también sonríe y dice:

-Te refieres a las mujeres, Entonces ¿Estoy muerto?

– No, muerto no estas Antonio.

-Entonces cuando es mi hora, la he estado esperando por años.

Entonces el ángel sorprendido por Antonio responde:

-¿Entonces me has tomado del pelo?

Antonio sonríe y responde:

-Sí, lo he hecho desde un principio sabía quién eras tú, lo que no tengo entendido es; Si eres un ángel ¿por qué no tienes tu propia forma?

– Es simple, porque si te muestro mi verdadera forma, no podrás regresar con tu familia.

– Lo entiendo, cambiando el tema este lugar trae mucha tranquilidad y paz.

– Es porque Dios está cerca, sin embargo, tengo algo que decirte antes que se acabe el tiempo, es más bien como un consejo que tengo para ti.

Antonio con toda tranquilidad decide escuchar atentamente el consejo de la muerte.

  • Abraza más, besa más, ama más, escucha más y sobre todo con tu familia.
  • ¿Qué clase de consejo es ese?
  • No es por molestarte, tu mayor tesoro esta punto irse, te doy un día para despedirte.
  • ¡NO¡ ahhhh

Un ruido repentino vino a la cabeza de Antonio con demasiado dolor.

En un hospital de la localidad Ricaute, Antonio en cuidados intensivos despierta después de su accidente automovilístico, le entra el desespero, se movía de todas las formas, lloraba el pobre hombre, se desconectó los aparatos y todas las enfermeras fueron a atenderlo y calmarlo y Gritaba:

-Marcelina…. Marcerlina ….

– Antonio baja la voz, cálmate por favor. Respondió la enfermera.

Paso 12 horas sedados por las enfermeras, cuando despertó, lloraba y lloraba. Antonio no paraba de llorar, porque su mayor tesoro era su abuelita, la tristeza que tenía en su corazón le atormentaron los días en el hospital, no tenía ni idea donde rayos estaba su familia.  

Cuando le dieron salida del hospital, llegando a su casa su tesoro lo estaba esperando con su plato preferido, abrió la puerta de la casa, el olor de la comida le entraron a sus narices, donde los recuerdos más preciados de su infancia era con su abuela Marcelina, cada recuerdo le traía bastante nostalgia y consigo las lágrimas de felicidad.

Cuando Marcelina escucho entrar al nieto pregunto:

-¿Cómo le fue mijo?

-Hooola abuela, gracias muy bien.

– ¿Por qué tardaste tanto en visitarme? Hace mucho mis hijos y nietos no han vuelto a llamarme y a venir.

-Abuela lo siento, estaba accidentado. 

Con lágrimas de lloro de Antonio y Marcelina preocupada le pregunto:

-Antonio, ¿Estas bien?

-si abuela, ahora si estoy bien.

Antonio y su abuela hablaron toda la tarde, hasta que Antonio se quedó dormido y despertó en la madrugada  y sintió la ironía de la vida,  la casa de la abuela siempre permanecía ella, lo más gracioso fue la broma del ángel de la muerte, le jugó una mala broma, la abuela había muerto cuando estaba pequeño, pero lo que Antonio no sabe, si lo que vivió en ese momento fue una ilusión o fue un ángel que vino a la tierra a visitarle.

                                                                                                                                        Felipe D. Lozano Ochoa 21A

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 14 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

dapipe97

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información