Literatura

El Arte De Decir Ii : Camilo Y El Cesto De Basura De Dios

El Arte De Decir Ii : Camilo Y El Cesto De Basura De Dios - Literatura

Mi hijo y yo somos amantes de los caramelos. Nos declaramos consumidores compulsivos.
Mi novia es odontologa y nos odia por herejes.
Una tarde caminábamos mascando los dulces cuando el niño arroja al suelo el papel del caramelo que acababa de abrir.
En ese momento lo corrijo:

– No mijo. El papel va en el cesto, ya sabes. Guárdalo en el bolsillo y cuando veamos uno dejamos el papal en el tacho.

Caminamos unos metros y encontramos un cesto llegando a la esquina. Camilo se acerca y lo deposita en el mismo.
A la vuelta regresa con un interrogante:

– Papá ¿ Donde van los papeles que tiramos en el cesto ? – Preguntó

– Van a dar a cestos de basura más grandes, hijo – Respondi

– ¿ Y donde están esos cestos ? – Continuó

– Están en zonas estratégicas, acá en la ciudad son acampados lejos de donde vivimos – Dije.

– Y cuando se llena esos cestos ¿ Que pasa ? – Replicó.

Pensé un segundo y expliqué:

– La basura que se puede reciclar se vuelve a usar y los orgánicos vuelven a la tierra.

– ¿ Cómo es eso ?

– Se vuelven a usar los plásticos por ejemplo. Y ¿ viste cuando papá tira la yerba del mate en las plantas ? Bueno, esos son los orgánicos, siguen funcionando solos –

– Ah – Reaccionó

Caminamos unos metros y su curiosidad continuó cuando empezó a notar la vereda colmada de papeles de todo tipo. A lo que indagó:

– Y esa basura papá ¿ Sigue funcionando?

– Esa basura puede reciclarse pero algunas personas la arrojan en la calle –

– ¿ Y por que ? –

– Porque no les importa mucho el planeta. Hay muchos hombres jodidos que ensucian el agua y las plantas y los animales –

– Y eso no está bien – Dijo el niño.

– Claro que no – Asentí

Me sentí un buen padre durante el momento que creí haberle dejado un buen mensaje al chango.
Pero su interrogatorio no terminaría ah y volvió a interrumpir con curiosidad :

– Entonces el mundo es un cesto de basura gigante –

– Claro, algo así –

– ¿ Es el cesto de basura de Dios ? – Disparó

Silencio.
Sabía que la estocada no tardaría en llegar
y ante el atraco intente hacer mi mayor esfuerzo:

– No. Dios no tiene nada que ver con esto. Para alguna personas Dios creo el planeta donde vivimos y a nosotros también. Dudo que el lo use de cesto de basura. Es como si vos hicieras un dibujo lindo y lo uses para limpiarte en el baño –

– Ah. ¿ Y de quien es el cesto entonces?

– Nuestro. Nosotros lo colmados de basura. Los hombres jodidos a los que no le importa el planeta –

– ¿ Y Dios no les enseñó a esos hombres a guardarse los papeles al bolsillo ?

Silencio, nuevamente.

– ¿ Queres un caramelo mijo ? –

– Si, de frutilla…

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.83 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

elartededecir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información