Literatura

El arte de no decir: El anticristo



El arte de no decir: El anticristo - Literatura

Estoy sentado en el patio de mi casa fumando un cigarro acompañado por un mate y leyendo un libro que compré ayer mismo en una feria de San Telmo, Buenos Aires. El libro es El crepúsculo de los ídolos de Federico Nietzsche. Al poco rato alguien irrumpe en la casa golpeando la puerta, atiendo al llamado.
Una muchacha con un folleto en la mano me saluda:- Buenas tardes –
A su lado una señora me mira con simpatia. A primera vista pensé en una campaña política de esas en las que golpean a la puerta de uno y cuentan una propuesta absurda, pero no, la mucahcha comenzo a hablar:

– Estamos invitando a los vecinos del barrio a una ceremonia, como testigos de Jehova vamos a celebrar la muerte de Jesucristo y nos gustaría que se acerque con su familia –

En el momento que la mucahcha me cuenta el plan, acerca su mano y me habilita un folleto con la imagen de la ultima cena, yo lo tomo con la misma mano en la que sostengo el libro del filosofo, la muchacha lo advierte y se incomoda:

– ¿Usted lee a Nietzsche? – Pregunta incomodamente.

– Si, algo – Respondo.

– Ah ¿Va a querer el folleto? –

– Claro que si, han sido muy amables –

La señora sonríe sin entender, se ve que no esta al tanto de quien hablamos.

– Aunque no me considero el anticristo, de todas maneras sepa que no voy a asistir a la reunión – Dije disculpandome.

– Está bien, no es obligacion – Dijo la muchacha.

– De todas maneras no celebraria la muerte del joven en sandalias, su nacimiento me hace mas gracia –

Y cuando parecia que las representantes de Jehova se irían sin mas que agregar, la señora que hasta el momento no había emitido palabra dispara sin mas mediaciones:

– No se haga problema jovem, Jesucristo esta en todas partes –

Luego de unos segundos de silencio sentencio la conversación:

– Bien dicho, gracias por el folleto, si me disculpan continuaré con la lectura –

Vuelvo al patio y abro el libro, no consigo retomar sin antes escribir este relato y pensar en que hay personas que disfrutan de la religión desde un lugar sano y sin agregados toxicos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

elartededecir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.