Salud

El Baile De San Vito: Un Sorprendente Caso De Histeria Colectiva Que Consistió En Bailar Hasta Morir

El Baile De San Vito: Un Sorprendente Caso De Histeria Colectiva Que Consistió En Bailar Hasta Morir - Salud

El baile de San Vito dio nombre a una extraña epidemia que tuvo lugar en los meses de verano del año 1518, en Estrasburgo. Se trató de un caso de “coreomanía” o compulsión irrefrenable de bailar durante días seguidos sin parar.

Un baile que duró 3 meses

Los hechos fueron recopilados por Paracelso, alquimista, astrólogo y médico de la época, quien relata cómo una muchedumbre de gente se fue apilando en las calles de Estrasburgo y, como poseídos por una entidad superior a ellos, estuvieron bailando sin parar durante semanas.

Parece ser que todo empezó cuando una mujer que paseaba por la calle, empezó a bailar. Así estuvo horas y horas. Poco a poco, vecinos que la vieron empezaron a sumarse al baile y, al cabo de los días, eran decenas de personas las que movían sus cuerpos al son de aquel extraño ritmo.

Pero lo más curioso de este hecho es que, según relata su autor, nadie podía parar de moverse. Aun con los cuerpos completamente doloridos y extenuados, y los pies sanguinolentos, su voluntad no parecía suficiente para detener aquella maquiavélica danza.

Los que contemplaban la escena horrorizados, consultaron a los médicos que qué podía hacerse. Y éstos dijeron que la causa de tal histeria colectiva era el “recalentamiento de la sangre” y la necesidad de expulsar un mal que les aquejaba, algo que sólo podía curarse con más baile. De modo que la ciudad se reorganizó para poder dar a toda esta masa de danzarines un escenario que permitiese la cura a su repentina locura.

Sin embargo, después de días y días de baile continuado, muchos terminaron muriendo. Mientras que algunos lo hicieron de puro agotamiento, en otros casos la causa fue un infarto o un derrame cerebral. Y este hecho dio giro al tratamiento: ahora se debía prohibir el baile e imponer penitencia. Fue así como concluyó esta extraña epidemia, conduciendo a los bailarines a la capilla de San Vito y dejándoles que descansaran a la sombra del santo.

 Pero, ¿qué fue lo que ocurrió realmente?

Han sido muchas las conjeturas que han tratado de dar respuesta a este caso de coreomanía que, por lo demás, no supuso un hecho aislado, sino que formó parte de una serie de episodios que sucedieron en torno a la capilla de San Vito, y a la cual deben su nombre.

Pero no solamente allí sucedieron hechos así. Parece ser que entre los siglos XIV y XVII hubo varias epidemias de coreomanía en Aquisgrán, ciudad de Alemania.

En cuanto a las explicaciones, la que más se barajaba por aquella época del medievo era la que relacionaba aquella extraña danza con algún fin religioso. Algunos pensaban que se trataba de un baile que debía venerar a algún dios, mientras que otros vinculaban los hechos con algún tipo de posesión demoníaca.

También hubo quienes creyeron que la epidemia tenía su origen en el ergotismo, una enfermedad causada por la ingesta del cornezuelo del centeno, un hongo del trigo que tenía propiedades alucinógenas. No obstante, más tarde se demostró que dicha enfermedad impedía que la sangre circulase correctamente por las extremidades y, por consiguiente, no permitía el movimiento coordinado.

Un caso de histeria colectiva

Hoy día se cree que el episodio de San Vito, así como todos los demás relacionados con la coreomanía, encuentran su causa más plausible en la denominada “histeria colectiva” que, en este caso, estaba entremezclada con creencias religiosas irracionales.

La antropóloga Erika Bourguignon hablaba de “ambiente de creencia” para explicar estos ataques colectivos. Según sus propias palabras, si las personas creen firmemente que están poseídas por algún espíritu – o por el diablo mismo –, pueden experimentar un estado de disociación cognitiva que desactive su consciencia y, por ende, su percepción normal de la realidad.

De acuerdo con este análisis, los relatos de aquella época inciden en el hecho de que era San Vito quien, encolerizado, causó la terrible epidemia y poseyó los cuerpos de las personas para que bailasen sin cesar.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Psicoadicta

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información