Deporte

El billar, ¿juego para vagos o deporte ciencia?



El billar, ¿juego para vagos o deporte ciencia? - Deporte

“Pistolo” campeón internacional de billar, Proyecta clases para niños y mujeres, en La Dorada

Llegar al billar de Carriel, (nombre que se mantiene, aunque su primer propietario ya partió de este mundo), es encontrarse con jóvenes y adultos, en su mayoría hombres, dedicados a la práctica del billar como actividad recreativa y algunos, enfocados en el dominó.

En el centro del local está la barra, desde donde se atienden las cervezas, compañeras inseparables de quienes acuden al lugar y premio final para los que se enfrentan en un duelo de tres bandas o en menos cantidad al pool.

Allí detrás de la barra, aunque de ella sale a ratos a saludar, dar consejos y decir uno que otro chiste, esta José Humberto Castaño, tal vez pocos podrán identificar de quien hablamos con ese nombre, sin embargo, si decimos “Pistolo”, muchos podrán jactarse de ser amigos, o haber aprendido algo de este personaje de 47 años, que se dedica desde el año 2000 a la práctica deportiva del billar, con competencias nacionales y algunas de talla internacional.

Nació en Herveo, pero llegó a Fresno en el departamento del Tolima a sus tres años y allí creció acompañando a su papá a los billares, en donde muchas veces se quedó dormido esperando para regresar a la casa.

Su seudónimo de “Pistolo” es más hereditario, pues el original era su padre, y luego lo recibió él y ahora su hijo que ya es campeón de billar tres bandas, juvenil.

José Humberto “Pistolo” ha sido campeón departamental de billar a tres bandas en el Tolima 33 veces; fue técnico en el departamento del Meta durante 4 años, donde logró también el campeonato.  Ha sido medallista nacional y maestro de billar, logrando contar con alumnos en la selección Colombia de billar.  Es c

ampeón nacional de billar a tres bandas, dos veces; campeón de abiertos nacionales, sub campeón panamericano y ha participado en dos copas mundo, logrando destacarse entre los mejores del planeta.

Reconoce que, aunque el billar es un deporte ciencia, no cuenta con estudios en el área, su conocimiento lo ha aprendido a través de la práctica, que le ha llevado a desarrollar su propia técnica, a la que hoy muchos acuden para conocer pautas que le lleven a mejorar su juego.

“El billar lo tienen estigmatizado como un vicio de vagos, de borrachos, de apuestas, pero no se han detenido a ver al billar desde el ámbito deportivo, como una práctica muy bonita, a mi hijo lo empecé en el billar a los 8 años, formándolo primero como persona y luego como deportista y a sus 18 años ya ha sido campeón nacional 2 veces.”

“Pistolo” juega, pero nunca ha apostado, a pesar que en la actualidad está en sociedad como propietario del billar, sigue conservando su consigna de que el billar es un deporte y como tal debe asumirse como una disciplina, pese a que sus clientes si lo asumen como una distracción y un punto para el consumo de lic

or y apuestas.

El sueño de “Pistolo” es convertir este establecimiento en un club que permita darle clases a mujeres, niños y jóvenes que se interesen en este deporte de precisión.

“Hemos hecho torneos para la rama aficionada, pero, la proyección es avanzar a torneos regionales y ¿por qué no?  en un futuro nacionales.”

Describe como un

a de sus experiencias más conmovedoras, su participación en la copa mundo del 2001, en donde se encontraron los 100 mejores del mundo y solo clasificaban 32, a los que les daban premios en dólares y estadía en hotel 5 estrellas durante una semana.  “Yo logré entrar en ese grupo, pero la emoción que sentí cuando sonó el himno nacional, es una sensación que aún me hace emocionar, sentí mucho orgullo”, describe “Pistolo”, con voz entrecortada y mirada perdida que describe su desplazamiento mental a ese momento de gran satisfacción personal y deportivo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Gipaguor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.