Historia

El Bronx, ¿y ahora qué?



El Bronx, ¿y ahora qué? - Historia
11.10.2018
Primero tengamos en cuenta que el Bronx es el hijo de la antigua y renombrada calle del Cartucho, (tan polémica como para hacerle libro) que era habitada por mafias, narcotraficantes, drogadictos, indigentes, traficantes de armas, prostitutas, delincuentes; y temporalmente daba «cobijo» a empresarios, profesionales, estudiantes universitarios y de colegio. Muchas veces se difuminó la línea entre lo «temporal» y lo «permanente» de sus estadías.

La calle del Cartucho, en el antiguo barrio Santa Inés; empezó a dar pasos de bebé por allá en Febrero de 1957, en ese entonces la Iglesia de Santa Inés fue tumbada. Resulta que el Bogotazo espantó a los habitantes de este barrio quienes empacaron sus maletas y se retiraron a los barrios del Norte, dejando sus antiguos hogares libres para que gente desplazada y personas que buscaban la euforia de una oportunidad de vida llegaran a ocuparlos. En aquel entonces, no solo estas personas se iban a este barrio, aquellos que llevaban consigo el peso de los vicios y la pobreza también iban a parar allí, donde se crearon grandes inquilinatos.

Fue entonces cuando se empezaron a crear grupos de vendedores de sustancias psicoactivas y otras «cositas», puesto que no tenían de qué más vivir, aunque yo supondría que fue más por aprovechamiento de la desgracia que vivían muchas personas, para que tuvieran una «salida» de sus problemas. Entre 1960 y 1970, aparecieron pandillas con armas que vieron la oportunidad para apoderarse de este barrio que sería bautizado la Calle del Cartucho un par de años antes; asesinando familias enteras cuando era necesario y sembrando el terror por doquier.

«Santa Inés se convirtió en el Cartucho. Relato de un exhabitante de la calle:

«Me impactó es ver que en una sola de esas casas viejas de Santa Inés había 18, 20 piezas con numerosas familias viviendo… Y había muchos niños 14 viviendo en esas piezas, en esos patios y a los 8 o 9 años ya estaban consumiendo. (…) ver después que son ellos mismos los que salen a robar y son los mismos ladrones… es triste.» Recuerda Eduardo Betancourt usuario de las residencias del Cartucho, que terminó habitando en sus calles después de haber dado varias vueltas peligrosas en su vida, y quien tiempo después de rehabilitado, creó un centro de resocialización para habitantes de la calle.

Quienes vivían en estas casas sin servicios, unos dedicados al vicio y otros padres de familias o familias con sus niños, iban a unos baños públicos: «de los que tengo memoria: existieron en el año 87 y quedaban al frente del parque los Mártires, donde actualmente está el CAI; ahí se pagaban $100 pesos por bañarse». Para muchos el lugar donde vivían era un hueco, una cloaca, pero los baños públicos eran peores pues eran muy viejos, deteriorados o peor de sucios que las casas mismas. De esta manera lo recuerda Eduardo Betancourt «Yo vivía en la Ancheta, que al parecer fue un colegio, eso le pertenecía a Doña Gilma y Moiso. Moiso fue muy conocido por ser el dueño de este lugar que era una casa grande, grande y vieja, tenía unos patios centrales inmensos. Decían que había en ese patio un tanque o cisterna, esas casas tenían como una especie de fuente en los patiecitos, y en uno de esos patiecitos donde estaba la llamada cisterna, en esa fuente decían que había abajo un tanque y que posiblemente había cincuenta muertos metidos ahí.»

El caso es que El Cartucho, empezó a ser invadido por traficantes de droga, de armas, indigentes, prostitutas y delincuentes lo que lo convirtió en uno de los barrios más peligrosos donde ocurrían crímenes.»

Y es así como la cuna del crimen más grande de la ciudad de Bogotá empezó a ser una verdadera amenaza para la seguridad de las personas y por supuesto, para que se vendieran mil cosas para el descontrolado consumo de estas mismas, sin que nuestro querido gobierno recibiera nada… A simple vista, puesto que se sabe de la indiferencia que demostraba en ese entonces (y aún hoy) la policía, autoridades civiles y como no, los políticos; (les iban a dejar sin qué robar) ni siquiera los mismos delincuentes estaban seguros allí. Estoy segura de que John Maynard Keynes, también conocido como «El Salvador del Capitalismo», habría tenido mucho éxito en Colombia por esa época… Quiero decir, con su teoría económica aplicable a la política, no hubiera durado tantos años vigente el Cartucho y por supuesto, no habría nacido el Bronx. Todas aquellas personas habrían podido obtener un trabajo adecuado y conseguir esa vida con la que en sus más inocentes momentos, alguna vez desearon.

Sin embargo, entre el año 1998 y 2003 «[…] la vergonzosa alma máter del microtráfico y la pauperización social […]» estaba destinada a ser totalmente desalojada y demolida, de la forma más violenta, desordenada y poco planificada que pudo ser. Pues amigos míos, el Cartucho se fragmentó y sus casi 12.000 habitantes fueron a parar a su mutación o hijo adoptivo: El Bronx. (Alba, William Gerardo, Febrero 11 de 2016).

Ahora bien, llegados al punto central del asunto; se puede decir que el Bronx fue un buen hijo y de alguna manera superó al Cartucho. Esto porque a pesar de que el Cartucho fue, como dije anteriormente: la cuna del crimen más grande en la ciudad de Bogotá, (Porque después de él, se creó Cinco Huecos, San Bernardo, La Estanzuela y Las Cruces) el Bronx surgió muy tranquilamente cerca a la Dirección de Reclutamiento del Ejército, la Policía Judicial, el Comando de la Policía Metropolitana y cómo no, muy encima de la sede de la Presidencia de la República.

Para no hacer más largo el cuento, la mutación que sucedió fue exactamente la misma cosa que en el Cartucho. En un documental, El Bronx al Desnudo: La Caldera del Diablo, llevado a cabo por Cable Noticias a un habitante del Bronx hace casi tres años atrás, este sitio era considerado un «liberal mercado de narcóticos» que vendía más de cuatrocientos sesenta millones de pesos al día; cabe aclarar que ellos especificaron que este monto era solo en dosis de «bazuco». ¡Cosa bárbara, la cantidad apoteósica de dinero que se movía allí!

Y ahora, varios pares de años después, el Bronx fue masivamente destruido y se puede decir que lo fue de manera literal, ya que de lo primero que se consiguió fue la desmantelación de las tres bandas de narcotráfico más grandes de esta ciudad, que se llamaban ‘Gancho Mosco’, ‘Gancho Manguera’ y ‘Gancho Payaso’; (En serio, mi hermano ‘de al medio’ inventa nombres más imponentes) más de cincuenta menores de edad fueron sacados del lugar, en el que además se encontraban refugiados distintos líderes de bandas criminales, quienes ya tenían orden de captura a su nombre y por supuesto, una cantidad ridícula de armas, dinero y narcóticos.

Para terminar quiero decir que a pesar de que la teoría de Keynes habría sido de gran ayuda tanto en el tiempo en que existía ‘Papá Cartucho’ como en el que existía ‘Hijo Bronx’; en su momento fue dicho que, «La intervención en el Bronx no puede ser solo un plan de renovación urbana y debe estar acompañado de una política social desde el estado». (Ingrid Morris, antropóloga). Ya sabemos cómo están las cosas actualmente.

La falta de una buena planeación en términos de empleo para personas desalojadas de este tipo de lugares solo ha tenido como consecuencia que los delincuentes, habitantes de calle y consumidores de sustancias psicoactivas (viciosos, al fin y al cabo) se dispersaran por la ciudad y que los ciudadanos comunes se sientan inseguros en las calles de nuestra Bogotá. Pero, también tenemos que recordar que aquí solo hay piratas que visten corbatas y que, si el Estado tuviera el total control de este mercado, no faltaría quién saque provecho de forma deshonrosa de ello.

Ahora bien, solo queda preguntar… ¿Estamos destinados a tener un ‘Nieto Sanber’?

Escrito por Cam
Estudiante de Comunicación Social y Periodismo
Octubre, 2018

Bibliografía:

  • CicloBR (2012 – 2016). Acto de magia de un Alcalde de Bogotá – DE LA CALLE DEL CARTUCHO A LA CALLE DEL BRONX. Recuperado de https://www.ciclobr.com/delcartuchoalbronx.html.
  • Miller, R. (2 de Septiembre de 1991). LA CALLE DEL CARTUCHO, OFICINA DEL BAJO MUNDO. El Tiempo. Recuperado de https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-147626.
  • Cable Noticias. [Rafael Poveda TV]. (2013, Diciembre 11). El Bronx al desnudo: La caldera del diablo [Archivo de video]. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=Kr8odZ9vsqk.
  • El Espectador. [Elespectador.com]. (2016, Julio 09). Esta calle en el centro de Bogotá es el nuevo Bronx [Archivo de video]. Recuperado de https://www.elespectador.com/noticias/bogota/esta-calle-el-centro-de-bogota-el-nuevo-bronx-video-642475.
  • Laverde, G. (jueves, 11 Agosto 2016). Del cartucho al Bronx, ¿una problemática que se traslada?. El Espacio Colombia: Noticias. (https://www.elespaciocolombia.com/index.php/component/k2/item/6766-del-cartucho-al-bronx-una-problematica-que-se-traslada-el-espacio).
  • Correa, J. D. (2016, 03 de Junio). El Bronx es la síntesis de la violencia en Colombia. ARCADIA. Recuperado de https://www.revistaarcadia.com/noticias/articulo/bronx-intervencion-bogota-colombia-violencia-ingrid-morris-antropologia/49092.
  • Alba, W. G. (Febrero 11, 2016). «La solución» de Peñalosa a la problemática del Bronx. Las2orillas: Nota Ciudadana. (https://www.las2orillas.co/la-solucion-penalosa-la-problematica-del-bronx/).

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Cam Montoya

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.