Sociedad

El Buda y el Halcón



El Buda y el Halcón - Sociedad

La manera de ver el mundo y nuestro mundo particular, no tanto con el sentido de la vista, sino con la emoción que subyace de ella nos influye, hasta el punto de condicionar una vida. Existen tantos universos como maneras de observarlos y todos nosotros, a pesar de creer que actuamos con libertad y que juzgamos lo que tenemos delante, bajo el prisma de nuestro criterio, nos vemos condicionados por la información que se sumerge en el abismo del inconsciente y que alcanza hasta el transgeneracional evolutivo. Por ello, en una sociedad donde la información se ha convertido en la principal moneda de cambio y donde internet, no nos engañemos, es el auténtico rey de reyes, poner en práctica de vez en cuando, dos tipos de miradas que me he atrevido a singularizar y convertir en símbolos particulares y como a la postre, uno solo puede hablar con cierto rigor de su propia experiencia, no está mal cuando algo funciona compartirlo.
Una de ellas sería la mirada con perspectiva y el símbolo lo representa el halcón, fabulosa ave rapaz, capaz de encuadrar su objetivo desde kilómetros de distancia y la otra, la mirada introspectiva que estaría representada por el Buda; no soy budista, pero siempre me ha transmitido su figura introspección y sosiego, por lo que ambas me vienen como anillo al dedo para dar forma a las dos formas de observar.
Ante cualquier asunto de ésta realidad hay muchas opciones, una de ellas es mirar para otro lado, pero a veces, abrir un gran angular (visión de halcón), para después autoindagar dónde el sentir que nos embarga, conecta con nuestra propia experiencia o historia (visión del Buda), puede llegar a enriquecer o incluso provocar un reajuste completo del significado que le asignábamos al principio. También es posible que sigamos mirando como siempre y lleguemos a la conclusión que hacerlo de otra manera, no merece la pena. Al fin y al cabo, cómo miramos para afuera y sobre todo, cómo sentimos lo que miramos, nos puede transformar por dentro y solo nos incumbe a nosotros…, ¿O no?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Carlos Lumer

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.