Literatura

El canon aureológico: La crítica objetiva del arte



El canon aureológico: La crítica objetiva del arte - Literatura

Origen del término

Considero importante explicar el porqué preferí utilizar la palabra aureología para connotar la emisión de juicios sobre la belleza del arte en vez de resolver cómodamente la cuestión usando la palabra estética. No consiste en una búsqueda banal de originalidad y distinción, como podría pensarse a primera vista, sino a un cambio favorable en el uso de los significados correspondientes. Así pues, la palabra estética ciertamente hace referencia el estudio filosófico de la belleza y del arte, pero su origen etimológico más bien se refiere a la capacidad de sensopercepción, es decir, el placer que proviene de la sensualidad. Debido a que no todo lo que se percibe es necesariamente hermoso y que, del mismo modo, no todo lo que es bello es una obra de arte (como producto cultural, elaborado según los criterios que expondremos a continuación) ya que también existe belleza en la naturaleza, debe haber otro término que describa la belleza presente en el arte. En cambio, la palabra áureo no sólo hace referencia a un abjetivo que describe atributos pertenecientes al oro sino que también tiene cierta utilidad en el término proporción áurea para referirse a una medida matemática utilizada en la arquitectura y la pintura desde la antigüedad, como símbolo de perfección estética. Entonces, dentro de mi obra publicada en NoCreasNada, la palabra aureología significará apreciación objetiva de la belleza artística, que puede conocerse de manera sensoperceptual e intuitiva. Sin más detalles que añadir a la introducción, te presento los criterios que utilizaré para mis análisis aureológicos.

 

Contemplación de las ideas eternas

La contemplación, como acto cognitivo –y profundamente erótico– es la vía de acceso hacia la intuición. En efecto, la intuición puede definirse como el acto de ver intelectualmente y comprender las ideas eternas, descritas magistralmente por Platón, pero, para efectos de crear un modelo que relacione sistemáticamente los criterios, añadiré algunos matices a la definición original.

La sensibilidad es la función auto-regulativa de la conciencia, en el sentido de que permite al hombre conservar la vida –identificando oportunidades de supervivencia y amenazas ambientales–; la inteligencia es la función trascendental de la conciencia, en el sentido de que permite al hombre saber el porqué de su existencia –creando significados y conociéndose a sí mismo en un nivel superior–. La intuición es el puente entre la sensibilidad y la inteligencia en el sentido de que permite al hombre percibir la esencia del ser contemplado, así como incorporarla a su propia mente durante el proceso de creación artística.

De ese modo, queda establecido que la intuición no sólo es el acto pasivo de ver las ideas sino el acto creativo de volverlas parte del desarrollo de nuestro ser. Descubrir el mensaje de la obra, es decir, la idea intuida por el artista, es la primer tarea del análisis.

 

Refinamiento de la sensibilidad

Como mencionaba hace un momento, la intuición es el puente entre la sensibilidad y la inteligencia, así como también la contemplación meditativa es el acceso hacia ella. Consiguientemente, para lograr ese estado de contemplación profunda de la belleza artística, es necesario concentrarse en el impacto que esta ejerce sobre nuestros sentidos. Cuando esto sucede, descubrimos el poder de la belleza para transformar el componente hedonista de la personalidad (centrado, principalmente, en la búsqueda del goce sensual) hacia un carácter refinado y culto. Por lo tanto, describir cómo el proceso de apreciación aureológica del Ser es capaz de elevar nuestra mentalidad, de su estado previo a la contemplación, es la segunda tarea del análisis.

 

Mímesis representativa

La naturaleza del arte es la imitación; de ese modo, puede considerársele a la novela una imitación de la vida humana, mientras que el Ajedrez es una imitación de la guerra. Empero, la calidad de la obra dependerá tanto del objeto imitado como de las técnicas empleadas para tal propósito. Sin embargo, ese carácter imitativo de la obra, limitada apenas por los recursos creativos que le confieren estructura y belleza, no la convierte en una réplica fallida. El éxito consumado del arte se encuentra en el impacto que ejerce sobre el espectador, quien la complementa a su manera en su propia mente. Es por ello que identificar el objeto de imitación del arte es la tercera tarea del análisis.

 

Expansión de la consciencia individual

Como es natural, la conciencia del Genio creativo crece más allá de los límites del Yo en la medida que intuye activamente la idea platónica, que será la semilla de su obra. De hecho, el placer estético que experimenta el artista no es más que esa expansión de su propia mente. Por otro lado, sucede lo mismo con el espectador de la obra cuando es capaz de apreciar la esencia de la realidad reflejada en el arte. Un claro ejemplo de esto es la amable entrega de un mundo ficticio que realiza el novelista al lector.
 

Aplicación de técnicas

La conformación del arte no sólo requiere la expresión de ideas intuidas por la mente genial del artista, mientras ésta crece en su afán por imitar un aspecto de la realidad, sino que además necesita, en efecto, la aplicación sistemática de un conjunto de técnicas.

A manera de ejemplo, cabe mencionar el uso de las licencias métricas de la poesía (como la sinalefa, el hiato, entre otras) para determinar la medida de cada verso, así como el patrón de rima que tendrán en cada estrofa de un poema. Otro ejemplo son las jugadas tácticas que se realizan en Ajedrez como las defensas, las clavadas, los gambitos, los ataques; etc.

Observar las técnicas que utiliza el artista constituye la quinta tarea del análisis ya que resulta de vital importancia para comprender su estilo personal.

 

Desarrollo de la personalidad creativa

Como mencioné en mi post anterior «Reflexiones sobre la creación artística»–publicado el 10 de Diciembre del 2018–, el artista puede descubrirse a sí mismo y apreciar su personalidad multifacética en su propia obra. No importa la representación: Cada obra de teatro, cada cuadro, cada escultura, cada composición, cada libro… todo lo creado por su mente fecunda contiene un momento importante de su vida. Si bien es cierto que esta tarea exige una comprensión profunda del artista analizado, resulta especialmente valiosa.

 

Recreación continua

Por último, en virtud de todo lo esencial mencionado en la presente entrada, debemos considerar que las obras de arte pueden ser recreadas constantemente (en cierto modo, poseen vida eterna). ¿Cómo es eso posible? Pienso en todas las veces que un actor debe interpretar el mismo papel en una obra; en las ejecuciones que realiza un músico de las composiciones que él mismo escribió –y las que realizarán otros músicos después de su muerte–; y en las miles de lecturas que puede conseguir un libro. Pero el carácter continuo de la obra no se limita a la divulgación que esta pueda tener (producto de un éxito rotundo) sino más bien al hecho de ser incorporada a la mente del espectador, como dije en el cuarto criterio.

Este artículo, de índole metacognitiva y filosófica, marcará el comienzo de una nueva manera de sentir, de pensar, y, especialmente, de escribir. Si consideras que te gustó lo suficiente, te invito a compartirlo en tus redes sociales y a escribirme un mensaje privado sobre tus opiniones; o publicarlo en la sección de los comentarios. ¡Lee mis artículos anteriores! ¡sígueme para que puedas leer mi contenido lo antes posible!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Efraín Ramírez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información