Sociedad

El Caso De La Propiedad Intelectual De Verve: Un Ejemplo Agridulce

El Caso De La Propiedad Intelectual De Verve: Un Ejemplo Agridulce - Sociedad

Los tentáculos de la propiedad intelectual son largos y fuertes. Tal vez el campo de batalla más grande en IP es la industria de la música. Los compositores, productores, intérpretes y propietarios de licencias pueden involucrarse de manera inesperada en batallas legales relacionadas con el mal uso o abuso de una canción de su propiedad. Algunas veces es solo algo tan pequeño como una muestra de la canción, pero las fricciones legales pueden manejar millones y millones de dólares.

El tiempo no es un problema para subestimar cuando se trata de Propiedad Intelectual. Si por casualidad, utiliza una canción que fue escrita hace cuarenta años, y uno de sus dueños aún está vivo, puede reclamar el uso injusto y de repente, las demandas legales pueden inundar su escritorio. Cuando trabaje con el trabajo de otra persona, debe ser extremadamente cuidadoso, sin importar si ya obtuvo permiso para usarlo.

En 1997, la banda británica The Verve sampleó una orquestación en una de sus canciones, “Bittersweet Symphony”, de “The Last Time” de los Rolling Stones. Antes del lanzamiento del álbum, el grupo realizó las negociaciones adecuadas sobre el acuerdo de licencia con los Rolling Stones para utilizar la muestra. Cuando salió el álbum, la canción fue un éxito completo y alcanzó el número 23 en los Billboard Charts. Después del éxito repentino de la canción, los Rolling Stones argumentaron que The Verve violó su contrato de licencia porque usan demasiada parte de la muestra en su canción. Los Rolling Stones terminaron recabando el 100% de las lealtades de la canción. Los miembros de The Verve argumentaron que los Stones se volvieron codiciosos cuando notaron el repentino éxito de “Bittersweet Symphony”.

Como resultado, los Rolling Stones vendieron los derechos sobre la “Sinfonía Bittersweet” y se convirtió en parte de muchos comerciales y publicidades. Allen Klein, gerente de los Rolling Stones, autorizó la canción para Nike y para los automóviles Vauxhall. Ambas marcas utilizan la melodía para campañas de televisión multimillonarias. Peor aún, cuando la canción fue nominada para un Grammy, The Verve no fue nombrada como nominada, pero Mick Jagger y Keith Richards sí lo fueron. Este es solo un pequeño ejemplo de los derechos morales relacionados con la propiedad intelectual. La canción llegó a la cima de las listas y ninguno de los miembros de The Verve disfrutó ni un centavo de su éxito.

Si este tipo de situaciones suceden con grupos asombrosos, que supuestamente no están interesados ​​en más dinero, cualquier cosa puede sucederle a la gente común que puede estar expuesta a estos inconvenientes. ¡Familiarícese con las regulaciones y leyes respectivas para que no surjan problemas económicos en caso de que esté planeando usar la inspiración de otra persona!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

cuidando tu salud

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información