Cine y Televisión

El Cine De Cuando Me Hacía Persona. Capítulo 1

El Cine De Cuando Me Hacía Persona. Capítulo 1 - Cine y Televisión

Los niños de los 80 somos unos privilegiados. Sí, así tal cual. Hemos crecido en un ambiente mucho menos hostil que generaciones anteriores y hemos disfrutado mucho más de lo podríamos imaginar. Bueno, podríamos, pero no nos preocupa mucho hacerlo.

Soñar con los ojos abiertos, vivir sensaciones, crecer con alegría… Que un sábado por la mañana pusieran Señora Doubtfire lo era todo. Era que no tenías que levantarte temprano para ir al colegio y además te premiaban con una película desternillante que amenizaba tu mañana antes de ponerte a jugar con tus hermanos o tus amigos. Así empezábamos bien el día y así de sencillo era todo!

 

Entrañable Señora Doubtfire

Podría decir que es una de las películas mas relevantes de mi infancia, Robin Williams marcó mi vida así como a muchos de mi generación. Un grandísimo actor en todos los registros, que nos ha hecho la infancia más feliz. Y siento muchísimo que ya no esté para poder deleitarnos con sus maravillosas actuaciones.

Quiero hablar de esta película porque siento que está un poco infravalorada por el mundo cinéfilo, cuando a mi me pareció una tronchante comedia en su día y hoy me parece una comedia familiar considerable.

El drama es masticable, con un transfondo bastante melancólico. Un matrimonio que está más que roto (Sally Field como protagonista femenina), unos hijos que tienen que asimilarlo y un padre que no soporta la idea de estar separado de su mujer ni de sus hijos que piensa en la solución a ese problema y lo hace de la manera mas coherente posible (léase también la ironía). Aprovechando que su mujer busca empleada del hogar él decide transformarse con de máscaras de latex, rellenos de comaespuma, pelucas y algún truquillo que otro más en una señora inglesa adorable y tierna que le hace la vida más fácil a todos. Claro está que le conllevará a problemas. Y no pienso hacer spoiler porque estoy segura que muchos no la habéis visto y aunque sea una película para niños, yo os animo a que la veáis aunque tan solo sea para que apreciéis la mágica actuación del protagonista, sobretodo si sois unos melancólicos como yo, aún así, si de niños no la habéis visto no será la misma percepción de la historia. (Los años no perdonan)

La conclusión que sacaba por aquel entonces, es que todo vale si no haces daño y es divertido, que no importa que suplantes tu propia identidad por una inexistente si es lo que te hace feliz, y que mentir no es la mejor opción cuando además sabes que la mentira no será sostenible por mucho tiempo.

Y disfrutaba mucho viéndola, yo era una niña de los 80, una privilegiada.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

DidiC

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información