Sociedad

El color de nuestros pensamientos



El color de nuestros pensamientos - Sociedad

Estamos en el mundo de las opiniones. Se camina con cuidado de no tropezar con ninguna palabra, ni de chocar con alguien; la línea entre una opinión y una agresión es delgada.

¿Hasta donde puedes llegar con tus ideas y no lastimar al otro?

Es difícil ir por la vida con una idea centrada y de un solo color, cuando te topas con una realidad llena de colores y llena de tonos.

Hay quienes dicen que las cosas no son negras ni blancas sino grises, pues no son ni grises, ni blancas, ni negras. Las cosas son tan coloridas y tan matizadas que se parecen al estudio de pinturas de un bebé de un año y medio.

Pero a pesar de que nos las pasamos probando el color de nuestras opiniones no podemos ir saltando los límites. Somos responsables de lo que hacemos y decimos y por esa misma razón somos responsables de la forma en que es tomada nuestras ideas.

Nuestro estudio de pintura, es solo nuestro y debemos de tener la cerradura trancada con la llave perdida, pero con la ventana abierta.

La ventana abierta para escuchar lo que otros dicen y poder nutrirnos de los colores de otros sin perder los propios, y con la puerta cerrada para no ir irrumpiendo en los estudios de otros con nuestros colores.

Todo fuera mucho mejor si apreciáramos las ideas de otros y el mundo se tiñera de arcoíris.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

lexiz_vene

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.