Deporte

El Deporte

Patrocinado


El Deporte - Deporte

EL DEPORTE EN LA SOCIEDAD

Todos somos partícipes del fenómeno deportivo, actuando como espectadores en espectáculos deportivos. Los medios de comunicación satisfacen nuestras necesidades. Esto hace que los deportistas se conviertan en imágenes comerciales que ofrecen ciertos productos. Además, el deporte es un acto social para disfrutar con los amigos. El fenómeno deportivo ha adquirido especial auge en las sociedades más desarrolladas, pues tiene repercusiones e intereses tanto en el ámbito industrial, médico y como vía de entretenimiento.

EL DEPORTE Y LA POLÍTICA

Muchos estados usan el deporte como herramienta propagandística para mostrar la posición del país en un contexto mundial y su poderío. Sirve, asimismo, como instrumento para lograr ensalzar los valores nacionalistas, lograr la unidad del colectivo y defender la unidad como país, pero también en una maniobra evasiva para mantener entretenido al ciudadano y no se percate de los problemas sociales. Muchas veces, los dirigentes participan de los logros deportivos  para asociar su imagen a la victoria. En el otro extremo están los deportistas, que intentan desvincular su imagen de cualquier ideología política para evitar sanciones.

EL DEPORTE Y LA ECONOMÍA

El deporte sin duda es una actividad de gran repercusión económica en nuestro país, pues genera 150000 empleos directos e indirectos y contribuye con el 1,5% del PIB. Dentro de los deportes, el que más dinero mueve es el fútbol.

Los organismos que lo dirigen están constantemente buscando nuevos mercados, como el estadounidense y el asiático con fines económicos. Los equipos de fútbol tienen intereses económicos internacionales y la FIFA sería como una multinacional con intereses planetarios. Un club lo que busca es su proyección internacional, para aumentar el número de inversiones y hallar la máxima rentabilidad. Para transformarlo en acto, hay dos maneras distintas:

  • Participando en competiciones internacionales donde entren en juego los derechos televisivos.
  • Creando equipos más competitivos con los mejores jugadores. En esto ayuda la “Sentencia Bosman”, que permite la alineación de jugadores no europeos sin que ocupen plaza de extranjero, y la construcción de escuelas en los países subdesarrollados para sacar de allí los talentos.

En Europa, hay un comité (el G-14), formado por los 18 principales equipos europeos que presionan a la UEFA y a la FIFA para que modifiquen los campeonatos y sacar mayor beneficio, como en la Champions League.

Por otra parte, está el uso de jugadores de fama y prestigio como imágenes comerciales para vender el producto. Los empresarios buscan llamar la atención del receptor y asociar el producto con algún valor propio del deporte, como el éxito y la victoria. Los deportistas se convierten en objetos comerciales de algunas compañías. LA primera en hacerlo fue Adidas, que tras observar el aumento de sus ventas tras patrocinar a Jesse Owens en los JJOO de 1954 y tras la victoria de la selección alemana de fútbol ese mismo año con esas mismas zapatillas. A su director se le ocurrió que podría utilizar esto con fines comerciales. A partir de entonces, la publicidad ha estado presente en el deporte, en cualquier soporte de comunicación.

Las grandes masas de dinero convierten a los equipos de fútbol en auténticos negocios, por lo que pueden experimentar igualmente problemas de corrupción. Hay equipos de fútbol que defraudan dinero a hacienda en paraísos fiscales para evadir impuestos.

Centrándonos en el lado positivo, el deporte puede ser una herramienta muy útil para lograr la pluralidad cultural y ensalzar valores éticos, como el respeto.

  • PLAN ADO: es una ayuda proporcionada por empresas privadas al deporte olímpico español.
  • Deportes minoritarios: existen disciplinas minoritarias con deportistas de élite que deben trabajar para sufragar los gastos derivados de la práctica deportiva. Muchos de ellos dependen de subvenciones y del dinero del deportista, por lo que la mayoría de ellos tienen que trabajar al mismo tiempo que entrenan. Además, los materiales y los viajes no tienen las mismas condiciones que los deportes estrella.

VIOLENCIA Y AGRESIONES EN EL DEPORTE:

La violencia ha ido unida al deporte desde su origen debido a la tensión que genera la competitividad. Normalmente, esta va dirigida hacia la afición, el adversario y las instalaciones.

El perfil más habitual de agresor es un varón, por la idea estereotipada de masculinidad, de clase social baja, con problemas sociales y económicos y jóvenes, para fortalecer los lazos de amistad. Existen diversas posturas sobre los efectos del deporte en la sociedad. Algunas hablan de él como moderador de la agresividad, al ser una válvula de escape para la energía destructiva acumulada. Sin embargo, este patrón no se cumple con las mujeres, que no liberan su frustración de esa manera. Hay otras teorías que hablan del deporte como promotor de la violencia y generador de frustración. Elementos que intervienen son ,por ejemplo, el mal uso de materiales propios de ese deporte. Además, los propios deportistas inducen a la violencia.

EL DEPORTE EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

El deporte se ha popularizado gracias a los medios de comunicación, sobre todo gracias a la radio y la televisión. El fútbol es el más retransmitido, ocupando la mayor parte de los espacios deportivos en la prensa y en los canales. Sin embargo, cada vez más, los deportes minoritarios tienen mayor difusión en las cadenas. Los medios de comunicación influyen en la mente de los receptores poniendo de manifiesto su línea ideológica, que apoya a uno u otro equipo. Está claro que el deporte es el fenómeno por excelencia en el siglo XX, por lo que tiene una gran difusión tanto por cadenas privadas, dedicadas exclusivamente a su retransmisión, como por nuevas modalidades, relacionadas con las nuevas tecnologías. Gracias a ellas, podemos vivir el deporte en primera persona, para remarcar esos sentimientos de unidad mencionados anteriormente. De hecho, los medios de comunicación adecúan el deporte a los gustos del espectador, modificando los reglamentos, horarios, celebración de eventos…Por tanto, si el fútbol llega a un mayor número de hogares, los derechos de transmisión ,especialmente en los deportes más populares, se vuelven cada vez más costosos.

LA MUJER Y EL DEPORTE

La mujer ha entrado más tarde a gran parte de los ámbitos de la vida pública y, aunque su participación es mayor, todavía tiene que hacer frente a los estereotipos sociales y de género, que son ideas bien conocidas en la sociedad que, aun siendo injustas, siguen a la orden del día, por ser difíciles de cambiar, por ser adquiridas desde que nacemos y por presenciarlas durante toda nuestra vida. Por ejemplo, los niños desde pequeños están más orientados a deportes de competición mientras que las niñas se entretienen de una manera distinta. Esto se debe en su mayoría a creencias tradicionales impuestas por los padres, por el tipo de juguetes que tienen, por el tipo de juego al que juegan y por los refuerzos negativos y positivos de cómo actúan. Esto no solo se queda en la infancia, pues en los deportistas de élite se extiende la idea de que en los hombres destaca la fuerza, la virilidad y la agresividad, mientras que en las mujeres destaca el ritmo, la expresividad y la flexibilidad. El problema de la desigualdad de sexos se puede ya presenciar en los tiempos antiguos, pues los griegos, por ejemplo, no dejaban que las mujeres pudiesen presenciar un espectáculo deportivo o entrar a un estadio.

En aplicación al ámbito del deporte, la participación de la mujer es todavía baja, así como en la dirección y gestión de sus instituciones, la difusión de sus disciplinas no está tan extendida, pues no responde a los intereses económicos de los medios de comunicación o los políticos. Los medios de comunicación no deberían guiarse por interses económicos, sino por el afán de divulgar y educar. Finalmente, la consideración que se tiene de los deportes femeninos es menor que la de los masculinos. Existe una diferencia de refuerzo social y económico hacia el deporte femenino, no hay apenas modelos deportivos y algunas personas caen en el error de no considerarlo deporte profesional.

EL DEPORTE COMO ESPECTÁCULO

Desde los tiempos antiguos, el Estado ha estado a favor de fomentar la asistencia a los eventos deportivos, para mantener entretenidos y ocupados a los ciudadanos y para que no prestasen atención a los verdaderos problemas de la sociedad. De esta manera se adormece la conciencia y no se puede crear una sociedad humana mejor. En su lugar, se generan ciudadanos pasivos sin espíritu crítico. Además, la oferta televisiva del deporte, incita al sedentarismo, pues al convertirse en un espectáculo, ha perdido su finalidad médica.

EL DEPORTE Y LA IDEOLOGÍA

Los dos ejemplos más representativos son el apartheid y el saludo Black Power.

  • En el siglo XX, Sudádrica padeció un problema de segregación racial provocado por los colonizadores ingleses y holandeses, que impusieron normas para separar a la población según las razas. Hubo muchas protestas, pues la ciudadanía negra constituía el 80% de la población. Finalmente, el presidente blanco en 1990 se vio obligado a abolir las leyes discriminatorias y legalizar los partidos proscritos. Nelson Mandela salió de la cárcel y siempre defendió la unidad de los pueblos, en contra de la venganza. Fue elegido presidente. Al año siguiente, se celebró la copa del mundo de rugby. Sudáfrica no era la favorita pero consiguió ganar a los All Blacks neozelandeses.
  • En los JJOO de México 1968, los dos atletas afroamericanos Tommie Smith y John Carlos, tras finalizar la prueba de los 200m y encontrarse en el podio recibiendo la medalla, levantaron sus manos envueltas en paños negros para defender los derechos civiles de los negros y denunciar su pobreza. El COI no lo vio bien, pues los juegos son apolíticos y fueron expulsados de la villa olímpica, siendo criticados en su país. Otro caso es el boicot de EEUU hacia Rusia en los JJOO de 1980 por la invasión de Afganistán, el asesinato de deportistas israelíes por terroristas palestinos en los JJOO de Munich 1972 o cuando Jesse Owens ganó a Luz Long en los JJOO de Berlín de 1936 a Luz Long.

EL DEPORTE Y LA TECNOLOGÍA

Antes solo contaban las condiciones innatas del deportista y su entrenamiento. Ahora, la tecnología ha establecido un vínculo muy fuerte con los deportistas, al permitirles mejorar las marcas. Los primeros atisbos de la tecnología aplicada al deporte los encontramos en el siglo XIX, cuando unos entrenadores ingleses pusieron unas tiras en las suelas de las zapatillas para aumentar la adherencia. Ahora los materiales han evolucionado y hay, por ejemplo, bañadores que imitan la piel del tiburón. Para mejorar el entrenamiento hay pulsómetros conectados a un GPS vía satélite para hacer un seguimiento más exhaustivo del deportista. También hay cámaras hipóxicas, donde se crea un clima artificial en el que se disminuye la presión ambiental y el oxígeno para simular las condiciones a las que se enfrenta el deportista a una elevada altura, aumentando el número de glóbulos rojos y el rendimiento al 5%. Finalmente, en televisión se ha introducido el ojo de halcón, que consta de 4 cámaras de velocidad que permiten saber la posición de la bola en 3 dimensiones. Luego está la foto-finish, donde se recurre a varias fotos, un vídeo láser, sensores de movimiento y espejos para saber quién ha llegado primero a la meta.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.

Patrocinado

¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Vidales

Deja un comentario