Historia

El Desastre De La Armada Invencible. Perdimos La Batalla Pero No La Guerra.

El Desastre De La Armada Invencible. Perdimos La Batalla Pero No La Guerra. - Historia

Los actos de piratería ejercidos por los ingleses Drake y Hawkins, y la persecución a los católicos ingleses, llevaron a Felipe II a entrar en guerra contra Inglaterra en 1587. La primera gran operación planeada por el monarca español sería la invasión de Inglaterra, para lo cual se construyó una monstruosa flota que se denominó Armada Invencible.

El fracaso de la invasión de Inglaterra por parte de la Armada española en 1588 ha sido considerado tradicionalmente como un rotundo fracaso de la época de Felipe II, que supuso un punto de inflexión en la política exterior española del siglo XVI, y que comenzó el declive de la potencia española. En efecto, la invasión de Inglaterra por parte de la Armada Invencible no se llevó a cabo, y sólo consiguieron regresar poco más de la mitad de los barcos. Pero el fracaso de la Invencible no fue tan estrepitoso como ha quedado reflejado en el imaginario colectivo.

En primer lugar la invasión de Inglaterra no era tarea fácil. Tanto el Duque de Medina Sidonia, que dirigiría la flota, como Alejandro Farnesio desaconsejaron a Felipe II la realización de esa operación tan difícil de llevar a cabo. Los barcos de transporte retrasaban mucho la navegación. Los puertos en los que debían recalar los buques españoles estaban poco preparados para acoger una flota tan vasta.

Los ingleses salieron victoriosos en la batalla de Gravelinas y provocaron el caos entre la flota española lanzando brulotes (barcos repletos de material inflamable que se lanzaban ardiendo contra el enemigo) cuando esta se hallaba en el puerto de Calais. La victoria inglesa es indudable, pero no debió ser tan apabullante como se ha interpretado, sobre todo por los historiadores ingleses, puesto que la flota inglesa decidió seguir a la flota española en su retirada y cuando este decidió plantar cara, la flota inglesa evitó la batalla.

Pero la guerra solamente había comenzado. En 1589 Inglaterra atacó la Península Ibérica con una flota similar en cuanto al tamaño a la española del año anterior. Pese a que pudieron desembarcar y efectuar un ataque contra La Coruña y Lisboa, los resultados de la expedición inglesa distaron mucho de ser un éxito. Aproximadamente la mitad de los ingleses que embarcaron rumbo a España murieron, y más de una veintena de barcos ingleses fueron hundidos.

Durante la década siguiente, los ingleses sufrirían serios reveses en su enfrentamiento con los españoles. Drake llevó a cabo un ataque contra posesiones españolas en América en 1595 con 30 barcos. El propio Drake encontró la muerte en esa expedición, y solamente 5 barcos lograrían regresar a Inglaterra. Poco antes, una pequeña expedición española había logrado desembarcar en Inglaterra, donde estuvo varias semanas sin encontrar seria resistencia por parte de los ingleses. Durante esta última fase de la guerra los ingleses solamente conseguirían una victoria sonada en el ataque a Cádiz en 1596, en el que una flota anglo-holandesa logró desembarcar en la ciudad española y estuvo unos quince días saqueando la ciudad a placer.

En 1604 se firmaría el Tratado de Londres, que fue impulsado sobre todo por el monarca inglés. Inglaterra aceptaría prácticamente todas las peticiones españolas: los ingleses suspendieron toda ayuda a los protestantes holandeses, a los que no les podrían vender armas ni barcos. Los barcos españoles podrían atracar en los puertos ingleses, donde también podrían abastecerse. Por último tanto españoles como ingleses renunciaban a ejercer la piratería. Tras la firma de este tratado, los escasos intentos de ejercer el corso por parte de piratas ingleses, fueron duramente reprimidos por los propios ingleses.

Por tanto, si en la guerra hispano-británica de finales del siglo XVI hubo algún vencedor, se puede decir que este fue España, aunque la derrota de la Armada Invencible haya ensombrecido la victoria española del conjunto de la guerra, lo cual ha sido un éxito de la a menudo parcial historiografía inglesa.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

eremita

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información