Anuncios
Ciencia

El Don Empático, Aquí Hay 25 Rasgos Comunes Del Empático

El Don Empático, Aquí Hay 25 Rasgos Comunes Del Empático - Ciencia

Buscan a la víctima, el desvalido: aquellos que atraviesan un trauma emocional y sufrimiento atraen la atención de los empáticos. El empático es altamente creativo con una imaginación vívida. Por lo general, tienen muchos talentos con la capacidad de cantar, bailar, dibujar, actuar o escribir. Un ambiente desprolijo lleno de caos y desorden bloquea el flujo de energía para el empático, son muy minimalistas y ordenados. Tienen un desdén por el narcisismo. Aunque los empáticos son muy tolerantes, compasivos y amables, no les gusta estar cerca de personajes egoístas que viven para sí mismos y no tienen en cuenta los sentimientos y las emociones de los demás. Ellos sienten la energía en la comida. Los empáticos son a menudo vegetarianos porque pueden sentir el sufrimiento que el animal experimentómientras era sacrificado. No les gusta comprar productos de segunda mano, ya que creen que cualquier cosa previamente poseída por otra persona lleva su energía. Cuando los empáticos están financieramente estables, prefieren comprar una casa nueva o un auto nuevo para no meterse en la energía de otra persona. Pasan tiempo soñando despiertos. Un empático puede perderse en su propia imaginación, puede mirar felizmente al olvido durante horas. Si un empático no está siendo estimulado, se aburre y distrae. Ya sea que esté en el hogar, el trabajo o la escuela, debe estar interesado ​​en lo que está haciendo o va a cambiar de rumbo. Son buscadores de conocimiento. Los empáticos siempre están aprendiendo algo nuevo, les resulta frustrante cuando tienen preguntas sin respuestas, e irán más allá del deber para encontrarlas. Si sienten un impulso en su espíritu de que tienen una respuesta, buscarán la confirmación. El lado negativo de esto es que llevan demasiada información que puede ser agotadora. Tienen un profundo deseo de saber más sobre el mundo tal como lo conocemos. No pueden participar de lo que no disfrutan. Sienten que no están siendo sinceros consigo mismos cuando realizan actividades que no les gustan. Muchos empáticos son etiquetados como perezosos porque se niegan a tomar parte en cualquier cosa con la que no estén de acuerdo, y es lo que ocurre en la mayoría de los casos. La necesidad de aislarse. Deben tener tiempo a solas, lo que también se aplica para los niños empáticos. Tienen un amor por los animales y la naturaleza. Los empáticos disfrutan de la vida al aire libre y de ser uno con la naturaleza. Por lo general, tienen mascotas dentro de la casa. Creen que las plantas y los animales tienen sentimientos y emociones. Están muy en contacto con el campo sobrenatural y cosas como ver fantasmas y espíritus son normales para ellos. También parecen tener acceso a la información que los científicos pasarán años tratando de alcanzar. Por ejemplo, los empáticos sabían que el mundo era redondo cuando todos los demás creían que era plano. Siempre están cansados porque están muy expuestos a la energía de otras personas, constantemente se sienten agotados y cansados. Este cansancio es tan extremo que incluso el sueño no puede aliviarlos. Los empáticos a menudo son diagnosticados con Encefalomielitis Mialgia (ME). Sufren de problemas de espalda y trastornos digestivos. El centro del abdomen es donde se encuentra el chakra del plexo solar. Los empáticos sienten las emociones de los demás en esta área, lo que los debilita y puede llevar al síndrome del intestino irritable, úlceras estomacales y problemas de la parte inferior de la espalda. La persona empática que no comprende su don típicamente sufrirá de dichos problemas físicos. Se agarran enfermedades rápidamente; una persona empática desarrolla los síntomas físicos de quienes le rodean. A menudo contraen gripe, infecciones oculares y dolores en el cuerpo y las articulaciones. Cuando están cerca de alguien, a menudo experimentan dolores solidarios. El empático es una caja de resonancia. Todos acuden al empático para descargar sus problemas, que a menudo terminan siendo propios. Siente y toma las emociones de los demás. Puede sentir emociones de los que están cerca, lejos o ambos. El empático con más experiencia sabe cuándo alguien está pensando mal sobre él. Pueden detectar mentiras. Cuando alguien no está diciendo la verdad, el empático es consciente; y cuando alguien está pensando o sintiendo una cosa, pero diciendo otra, lo sabe. No necesita escuchar el tono de voz de alguien ni analizar sus expresiones faciales para saber que está mintiendo; tiene la capacidad de saber al instante si están mintiendo o no. Les resulta difícil ver cualquier tipo de violencia. Tampoco pueden leer sobre esto en periódicos y revistas; como resultado de esto, a los empáticos les resulta difícil ver televisión o leer periódicos y revistas. A menudo se sienten abrumados en lugares públicos. Estar en lugares como supermercados, estadios y centros comerciales donde hay mucha gente es difícil para el empático debido a la cantidad de energía que se libera de las multitudes. Su entorno está organizado y se las arregla para trabajar en torno a sus sensibilidades. Su horario y compromisos están dispuestos para evitar situaciones desagradables y caóticas que son demasiado estimulantes. Tienen acceso al conocimiento avanzado. Los empáticos están sintonizados con el conocimiento, saben cosas sin que se las digan. Este no es un sexto sentido o intuición, sus conocimientos provienen de una mayor fuente de poder. Mientras más estén sintonizados con su don, más fuerte se vuelve ese don. Son capaces de influir en los estados de ánimo de los demás. Son muy carismáticos y las personas se sienten atraídas por su energía. Cuando pasan demasiado tiempo con las personas, comienzan a hablar y a actuar como ellos. Les gusta estar cerca del agua, disfrutan de la energía de los océanos, ríos y mares. Siempre se les ha dicho que son demasiado emocionales y sensibles. Su capacidad para captar los sentimientos y las señales no es normal para todos los demás, pero lo es para ellos. Tienen una baja tolerancia al dolor; les resulta difícil recibir inyecciones y se sienten enfermos cuando tienen que lidiar incluso con las heridas más pequeñas. Los médicos hasta pueden decirles que se quejan demasiado. Son muy observadores y extremadamente buenos para leer las expresiones faciales y el lenguaje corporal. Se sienten atraídos por las profesiones curativas; los empáticos suelen ser enfermeros, médicos o veterinarios. Los empáticos se sienten atraídos por convertirse en consejeros, trabajadores sociales, psicólogos, comunicadores de animales, maestros y cuidadores. Los empáticos se sienten atraídos por las artes alternativas y espirituales, como la nutrición orgánica, la hipnoterapia, la psicoterapia, la medicina holística, las prácticas de Reiki y la lectura psíquica. Tienen un interés en la metafísica, como la oración, la meditación, el yoga y las afirmaciones positivas. Son inconformistas y eligen vivir fuera de las limitaciones de las normas de la sociedad del trabajo: una familia y 2.4 hijos. Disfrutan viajar, la aventura y la libertad. Los empáticos son espíritus libres, no les gusta permanecer estancados. No les gustan las reglas, la rutina o el control. A un empático le gusta tener la libertad de hacer lo que quiera cuando quiera. Si no puede hacerlo, se siente restringido y encarcelado.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Tsun1

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información