Literatura

El expreso de medianoche

El expreso de medianoche - Literatura

Y literalmente, aterrizando, me acabé el libro.

Parecía que tiempo y casualidad hubieran pactado un adecuado tiempo conveniente. Las pesadas ruedas del Boeing 737, y su asociado impacto contra el suelo, acordaron firmar el término FIN como si de un ocaso bélico negociado entre generales se hubiera tratado.

Curioso ese FIN originando el PROLOGO de mis vacaciones (cortas, pero vacaciones a fin de cuentas)

Billy Hayes es un joven mochilero aficionado a la vida y al disfrute de la misma. Recorre Europa con una vida empaquetada cargada a sus espaldas. Recorre la vieja Europa y cierto día decide tantear a su propia suerte intentando traficar unos pocos kilos de hachís desde el aeropuerto de Estanbul, en la mágica y preciosa Turquía. Billy arriesga. Billy tiene suerte. Adhiere la mencionada materia prohibida a su propio cuerpo, pegando a este pequeños fardos como los que observamos en televisión cuando la policía localiza un alijo. Billy no tiene tanta suerte entonces y es detenido, siendo encarcelado en la inhumana prisión de Sagmacilar donde pasará varios años de su vida entre barrotes.

De eso va el libro.

Y también de muchas más cosas.

Para empezar diré que está basado en una historia real contada en primera persona por el propio WIlliam Hayes. El autor nos relata los hechos y las vivencias asociadas al encarcelamiento sucedido en la década de los 70.

Sus pensamientos, sus lamentos, su desesperación, su vuelta moral a creer en aquella luz al final del túnel, los apoyos recibidos y las decepciones inesperadas (y sus opuestos también)

Su principal y humana duda, ¿fuga?, ¿o sumisión ante la extralimitada severidad de las leyes de la Turquía de los 70?

Es ante todo una historia de superación personal, de confianza, y sobre todo de barbarie, de barbarie retrógrada y libertades cohibidas que pusieron en entredicho, cara al exterior, la aplicación de las leyes y su tratamiento por parte del país Turco (no muy buena propaganda para el país Otomano, la verdad).

Ahora veré la película. Ya la había visto, hace años, de niño, y es curioso que de lo que más me acuerde sea del tema principal. Esa electrónica Italiana, setentera, abanderada (entre otros) por Giorgio Moroder que pareciera buscara pareja copular para germinar a los actuales Daft Punk.

No quiero ni pensar qué le hubiera pasado al pobre Billy si en vez de hachís hubiera intentado pasar cocaína o heroína.

 

https://www.youtube.com/watch?v=bTHDa6Akqvo

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.60 - 10 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Fausto

3 comentarios

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información