Historia

el fin de semana que el tiempo se averió



el fin de semana que el tiempo se averió - Historia

 

Hola mi nombre es Alison, tengo cuarenta y siete años y esta es mi historia. No pretendo que la crean pero sucedió, y aun lo recuerdo como si fuera ayer.

Eran los años ochenta para ser precisa era mil novecientos ochenta y seis, una época hermosa lo recuerdo bien, yo tenía catorce años y vivía en chicago, una ciudad bella, cada fin de semana nos gustaba a mis hermanos y a mi ir de visita con nuestros primos a un condado fuera de chicago, nos encantaba pues nos divertíamos mucho,. Fue un fin de semana en invierno lo recuerdo bien pues casi no vamos por el mal tiempo, calles nevadas por todos lados, pero nos armamos de valor todos y nos fuimos así hasta la casa de mis primos, avía un poco de tormenta, pero antes de llegar al pueblo la tormenta se intensifico a tal grado que se nos hiso imposible ver algo, menos la carretera, así que nos desviamos un poco del camino, nos asustamos un poco, pero a lo lejos se veía las luces del pueblo ha sí  que recobramos el camino, al entrar al pueblo vi a mi primo en una esquina, recuerdo que mis hermanos y yo le gritábamos fuerte pero parecía no escuchar, cuando estuvimos más cerca voltea y nos dice que ay nos espera en la casa que ahorita iría, dimos la vuelta a la derecha y a dos casas estaba la casa de mis tíos, entramos y nos saludamos y para mi sorpresa ay estaba mi primo, ¿cómo había llegado antes que nosotros?, ¿por dónde entro?, aparte su ropa era distinta, algo asustada le pregunto que como llego más rápido que nosotros, me responde que si estoy loca que él ni siquiera ha salido de casa pues la tormenta a estado muí fuerte, eso era algo extraño realmente me quede en blanco, cuando lo platicamos con mis padres lógico no lo creyeron, pero eso no sería todo lo que sucedería ese fin de semana.

Toda la noche la tormenta estuvo increíblemente fuerte, todos nos quedamos en la planta de abajo, menos los padres ellos estaban arriba, pensamos en contarnos historias mientras la tormenta pasaba, al paso de algunas horas se fue la luz eléctrica así que prendemos unas velas pues aun estábamos despiertos, la casa se veía realmente tétrica y si te asomabas afuera la calle se veía peor sin luz alguna y lo que alcanzabas a ver era pura nieve y el ruido del aire entre los arboles era una escena para asustarse en verdad, para colmo me avía dado ganas de ir al baño el problema era que el baño está retirado de la sala que es donde nos aviamos quedado mis primos y yo y la verdad estaba algo asustada así que le digo a mi prima Evelin que si me acompaña, ella accede así que tomamos una vela y caminamos por el largo pasillo hasta llegar al baño, para no asustarme pues el baño está totalmente oscuro platico con mi prima de lo que se me ocurría al paso de los minutos detengo mi platica pues mi oprima ya no me respondía, Evelin Evelin estas ay, todo en silencio, eso me hiso enojar más que asustarme, salgo y corro hacia la sala, gritando Evelin porque te fuiste, adonde Alison adonde,  no jueguen con migo, basta ya. Mi primo me dice que Evelin ha estado a aquí todo el tiempo que esto no es una broma, pero todo quedo en silenció, el miedo nos invadió atados, y esto apenas comienza.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

peter peña

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información