Deporte

El Frisbee Se Pone Firme Para Un Futuro En Los Juegos Olimpicos

El Frisbee Se Pone Firme Para Un Futuro En Los Juegos Olimpicos - Deporte

na fórmula de juego que engancha a educadores y amateurs Parecido en esencia al fútbol americano, se trata de acumular puntos pasando el disco a un compañero en el área de meta. Se juega en equipos de siete o de cinco, dependiendo de la modalidad (en césped o en playa). Sus puntos fuertes residen en su curiosa forma de jugar. Para empezar, existen tres categorías: femenina, open y mixta. Esta última se trata de una lucha de igual a igual en la que si un equipo consta de cuatro jugadores y tres jugadoras (o viceversa) el contrario deberá competir en las mismas condiciones. Las mujeres defienden a las mujeres y los hombres a los hombres, salvo si se trata de una defensa en zona, en cuyo caso en te puede tocar cubrir a cualquiera. ¿Qué sucede en tal caso si hay un choque? Uno de los aspectos más destacables: se trata de un deporte sin contacto físico. Y para complicar (a priori) más la cosa, no existe ningún árbitro. quí entra en juego el plato estrella de este deporte: el espíritu de juego. El gancho que está captando la atención de amateurs y de educadores. Desde la Federación Española de Disco Volador (FEDV), Nicolas Chauveau deja claro que va “mucho más allá del llamado ‘fair play’ (juego limpio). En el campo los que mandan son los jugadores.

No es fácil, requiere que sepan muy bien la normativa y son los que tienen que asegurarse que la respetan”. Después de cada partido, los equipos se reúnen para analizar cómo se han comportado ambos, y se valoran en una hoja de puntuación. Incluso en los torneos se otorga un premio al espíritu de juego para el equipo que haya sumado más puntos por su juego ejemplar. hicos y chicas que compiten al mismo nivel, sin ninguna distinción dentro o fuera del campo y con un objetivo estratégico común basado en el diálogo y el juego limpio. Parece una receta de ensueño para aplicar en los colegios que efectivamente está ganando en fama. Chauveau comenta que pueden recibir peticiones de algunos profesores, pero en líneas generales, acaban redirigiendo a clubes más cercanos.

En Estados Unidos, donde su práctica está mucho más arraigada, se ha extendido incluso a los programas escolares. Desde allí Gemma Pérez, una española al frente del equipo profesional de los ‘Seattle Rainmakers’, explica para S moda que “la comunidad apuesta fuerte por la igualdad de género promoviendo la visibilidad de los equipos y torneos femeninos” y “no se descarta que en un futuro haya divisiones mixtas o femeninas en las ligas profesionales”.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

1.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

silva-123

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información