Política

El futuro de las pensiones



El futuro de las pensiones - Política

Está claro que España tiene muchos problemas económicos que no han sabido solventar ninguno de los gobiernos que se han turnado (PP y PSOE). Pero si hay uno claramente urgente e imprescindible de atajar, es el sistema público de pensiones.

Pero como en el resto de ocasiones, tampoco en esta campaña electoral se va a tocar este asunto, los partidos políticos que nos pretender representar prefieren centrarse en temas más atrayentes para los votantes, como unidad de España, por ejemplo, quizás porque la única solución para este grave problema no gusta a nadie.

Es hora de afrontar que tenemos un problema comprometido con las pensiones. Un problema que lleva décadas en la agenda de los políticos, pero que sin embargo no son capaces de hacer frente. Y tal vez por eso se habla muy poco de él.

Se nos dice que las pensiones públicas son insostenibles. Ya en 2016 el déficit de la Seguridad Social era de 18.500 millones de euros. Y en 2017 de 18.800 millones. En 2018 de 19.500 millones y en 2019 ronda los 22.000 millones.

Cada vez hay más pensionistas, pero los trabajadores no aumentan en la misma proporción. El sistema de pensiones es un sistema de reparto, es decir, los cotizantes, son los que pagan las pensiones de los jubilados. Por lo que cuando un trabajador cotiza no está ahorrando para el futuro, sino que ese dinero se utiliza para pagar ese mismo mes a los pensionistas actuales.

El problema para España es que las pensiones se están comiendo el gasto público. En 2007 las pensiones suponían el 33, 85 % del gasto público, hoy estamos en el 44.16 %, y lo peor es que esta proporción va a seguir subiendo.

Las cotizaciones no cubren ya la hucha de las pensiones, y el Estado sólo se limita a hacer préstamos a la Seguridad Social. Pero, ¿Podrá la Seguridad Social devolver ese dinero con este déficit? Lo que está claro es que cualquier reforma que recorte la pensión es injusta, es un derecho que los años de cotización de nuestros mayores sean recompensados con una pensión digna.

Desde luego no esperamos que las pensiones se coman todo el Presupuesto, o que el Estado olvide a los jóvenes dedicando menos gasto a educación, por eso hay que crear políticas efectivas con impuestos transitorios que palíen los efectos negativos de este problema tan grave, y por eso nadie se atreve a hacer propuestas serias y a abordar este tema en campaña.

La realidad es esta, que los partidos no se atreven a decir en voz alta lo que está pasando, y lo que va a pasar, se limitan a sacar a colación el Pacto de Toledo. ¿Por qué? Pues porque temen hundirse miserablemente en las elecciones.

Lo cierto, es que se hable en campaña o no, reforma habrá, de más o menos intensidad. Estamos ante el más urgente de los retos financieros para el futuro Gobierno, sea del signo que sea; y es urgente, necesario e inevitable afrontarlo.

El domingo, en el programa presentado por Ana Pastor, un pensionista de 69 años preguntó al presidente del PP: «¿Qué haría usted con 385 euros al mes teniendo que pagar un alquiler. Podría usted vivir?» Casado respondió con el argumentario en la mano. «La verdad es que es muy difícil». Y debe serlo, porque, ¿qué ha hecho el PP desde el 2011?

La ocupación es el motor del Estado del bienestar, porque aporta cotizaciones para financiar las pensiones. Pero es necesario crear empleo, y de calidad, estabilidad contractual y una retribución razonable ligada a la productividad. Sólo así podrá atajarse este obstáculo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.90 - 39 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aicrag

4 comentarios

  • Bueno, señor Aicrag, quiza en la base de muchos de nuestros males haya estado esa alternancia en el poder entre PP y PSOE, porque cuando el PP gobierna crece el empleo con lo cual crece el numero de cotizantes y cuando ha gobernado el PSOE se ha destruido empleo, disminuyendo el numero de cotizantes. Quiza si no se produjeran tantos hechos anormales que le den el gobierno al PSOE y el PP, u otro partido de derechas, pudiera gobernar por, por poner un ejemplo, doce años seguidos consiguiendo el pleno empleo o acercandonos a el, veriamos reducido, drasticamente ese deficit entre lo recaudado y lo pagado en concepto de pensiones. Si esos tres millones de parados consiguieran un puesto de trabajo estariamos hablando de 10.800 millones de euros mas que entrarian en las arcas de la Seguridad Social.
    Pero si con las «politicas de progreso» no solo no se crea empleo sino que se destruye y, encima, le damos paguitas a todos los magrebies y negritos que salten la valla de Melilla despues de arrojar acido a los guardias civiles, pues, de este modo el «agujero negro» sera, cada vez mas negro y mas grande.

    • Tenemos un problema enorme, que es la falta de equilibrio en la tasa de dependencia; es decir, una diferencia notable entre el número de personas que cotizan y el número de personas que reciben una pensión. No se trata de culpar más al PP o al PSOE, para mí son igual de ineptos ambos. La precariedad salarial y la alta tasa de desempleo son las mayores dificultades que debería acometer un gobierno responsable. Dice usted que el PP ha creado puestos de trabajo, que después el PSOE ha destruido, pero, ¿con qué salarios? Muy bajos y con unos contratos basura que lo que hacen es reducir la cotización en la Seguridad Social creando mayor pobreza y dependencia y por ello menor recaudación de capital para el Estado. Las reformas que se necesitan tienen que ser valientes, y ponen especial énfasis en el factor salarios, para poder así recaudar más, con el fin de poder sustentar los cambios financieros que el país necesita. Habla usted de otro partido en el Gobierno, no le quito la razón, quizás cualquiera de ellos, de derechas o de izquierdas lo harían, sin duda, a poco que se esfuercen, mucho mejor que los dos que han venido alternándose hasta ahora.

      • Señor Aicrag, no, no me puede usted decir que, en el plano economico y en el plano laboral el PP y el PSOE han sido igual de ineptos, ¡ni de lejos! No tiene usted mas que ver las tasas de desempleo que han dejado los diferentes presidentes del Gobierno que han habido hasta ahora y se dara cuenta de que los socialistas han sido bastante mas inutiles que los populares (tanto Gonzalez como Rodriguez Zapatero dejaron esa tasa por encima del 22%, mientras que Aznar la dejo en el 10,53% y Rajoy, en el 16,01%). Y referente a la precariedad laboral de la que la izquierda siempre habla cuando se trata de valorar lo que el PP ha sido capaz de hacer y ella no, no podemos olvidar que el mercado laboral es eso, un mercado y como tal mercado esta sujeto a las leyes de la oferta y de la demanda de tal forma que: si hay ocho mil carpinteros en el paro, que no trabajaran a menos que se les pague 15.000 euros anuales, a menos que se produzca una inusitada reactivacion del sector de la construccion, es de suponer que la mayoria de ellos continuaran en el paro; si rebajan sus pretensiones salariales a 14.000 euros anuales, vamos a suponer que 2.000 de ellos encontraran trabajo, con lo que a los 6.000 restantes, para conseguir un puesto de trabajo no les quedara mas remedio que bajar hasta los 13.000 euros, con lo que los 2.000 que lo consiguieron antes lo pierden en favor de otros 2.000 que estan dispuestos a realizar el mismo trabajo por 1.000 euros menos al año y, junto a estos, otros 4.000 mas encuentran trabajo, con lo que tenemos: 8.000 carpinteros desempleados inicialmente-2.000 que consiguen ser contratados al rebajar su salario+2.000 que vuelven a ser despedidos pues su trabajo estan dispuestos a realizarlo, ahora, otros distintos-2.000 esos otros carpinteros nuevos-4.000 carpinteros que estan dispuestos a trabajar por 13.000 euros=2.000 carpinteros que siguen desempleados y que tendran mas facil encontrar trabajos ocasionales realizando pequeñas obras de reforma para particulares o subcontratados por empresas del ramo; pero ahora, para el hipotetico cliente ya no sera tan facil encontrar un carpintero que le haga un trabajo, con lo que si quiere uno tendra que pagar mas.
        Yo recuerdo, señor Aicrag, que entre finales de la decada de los noventa y primeros años de la nueva centuria (1996-2004), durante los Gobiernos de Aznar, hubo un «boom» inmobiliario en toda la isla de Tenerife pero, principalmente, en la zona sur de la isla; una zona con un clima algo mas seco y muy del gusto del turismo de menos edad que nos visita; los extranjeros (alemanes, britanicos y rusos, muchos rusos) adquirian todo lo que se construia y recuerdo los vehiculos que, todas las mañanas, se desplazaban desde la zona norte de la isla hasta la zona sur para llevar a sus ocupantes desde su lugar de residencia hasta su puesto de trabajo y todos eran vehiculos de alta gama (BMW, Mercedes, Audi…) y estoy hablando de trabajadores cualificados (carpinteros, yesistas, machimbradores, ferrallistas…), no estoy hablando de arquitectos o de ingenieros de la construccion; esa gente estaba ganando lo que no esta escrito, porque se estaba construyendo mucho y las empresas constructoras se disputaban a esos trabajadores cualificados, porque la demanda de ese tipo de trabajadores superaba a la oferta; si querian hacerse con los servicios de alguno de ellos tenian que hacerlo a base de quitarselo a otra empresa y para conseguir esto el metodo era ofrecerle mejores condiciones laborales entre las cuales un aumento de salario era la principal.
        El problema es que tanto Unidas Podemos como PSOE se mueven en el plano teorico y no saben lo que es la vida real; la mayoria de los politicos de ambos partidos se han dedicado, siempre, a la politica y no tienen experiencia en materia laboral. Resulta patetico ver a Iglesias debatir con Daniel Lacalle o Juan Rallo y de ahi que no resulte raro que ellos crean que acordar una subida del SMI es redactar el Decreto…y punto, sin haber realizado, antes, estudios sobre el impacto que tal medida hubiera podido tener para el empleo.
        Lo que le quiero decir con todo esto, señor Aicrag, es que primero hay que crear las condiciones favorables para acabar con la precariedad laboral y, una vez conseguido esto, se dictan las normas oportunas para terminar con esa precariedad laboral; primero hay que hacer que toda esa gente que no tiene cualificacion profesional y que esta sin trabajo, encuentre un puesto de trabajo, aunque sea precario; una vez que toda esta gente, o la mayoria de ella, tenga trabajo, la demanda empezara a tener mas dificil encontrar a un trabajador y estara dispuesta a pagar mas dinero por el mismo trabajo. Lo que no se puede hacer es lo contrario: no se puede, via Decreto, decir que tres millones de parados que estaban dispuestos a trabajar por 724 euros al mes, ahora no estaran dispuestos a hacerlo por menos de 900, eso es un disparate.

        • No haga demagogia con la subida del SMI, Sr. Osiris50, yo sé que es usted muy hábil con las palabras y que además sabe exponer el tema con ejemplos gráficos excelentes, pero eso no es así, los números son otros. Solamente en los últimos cuatro meses las retenciones a cuenta del IRPF han aumentado en más de 1.500 millones gracias a la revisión del SMI y el aumento de los sueldos públicos, esto ha hecho crecer la masa salarial del país en torno a un 6% en este año.
          Sin embargo fíjese lo que arrojan los datos en el ámbito privado, aquí la contención salarial ha sido la norma de los últimos cinco años, pese a los beneficios empresariales obtenidos. Por otro lado, los efectos de la revisión del SMI, qué curioso, son más elevados en la masa salarial de las pymes que en la de las grandes empresas (5,11% frente al 4,96%), lo que indica una mayor utilización de los sueldos mínimos en estas últimas.
          Mire, la Agencia Tributaria, y esto no puede ser más fiable, pone en entredicho los mensajes catastrofistas sobre los efectos que iba a tener en las cuentas públicas esta medida tomada vía decreto. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal cifró su coste en 920 millones de euros, es decir, 600 menos de lo que ha reportado en realidad a las arcas públicas la subida del SMI, los sueldos públicos y las pensiones.
          Pero sí le doy la razón al 100% cuando dice usted que primero se deben crear las condiciones favorables para acabar con la precariedad laboral dictando normas oportunas para terminar ella.
          Gracias por su aportación, como siempre, un placer debatir con usted.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información