Cine y Televisión

El Heredero Del Puño De Hierro

El Heredero Del Puño De Hierro - Cine y Televisión

Es necesario conocer bien a Heihachi Mishima para poder entender correctamente la saga «Tekken». Si analizamos el recorrido que este personaje ha tenido a lo largo de, hasta ahora, las siete entregas de la franquicia, observaremos la forma en la que se ha desarrollado, o ha evolucionado su «curva de desempeño». En los noventa Heihachi era el último reto a superar antes de completar los juegos. Era un «ser superior», un líder y un maestro, que percibíamos a otro nivel distinto del de los demás personajes.

 

A medida que crecía la saga, Mishima sufrió un proceso de humanización. En Tekken 4 y 5 Heihachi perdió protagonismo en favor de otros personajes (Jin o el mítico Jinpachi), lo cual nos ayudó a ver al personaje con otros ojos. Era más cercano, más accesible, sin ese halo de superioridad que le había rodeado en las primeras entregas. Para este momento de la saga ya conocíamos perfectamente todo el entramado de la saga (motivaciones de los luchadores, el origen de las disputas entre la familia Mishima, el «gen diabólico», etc).

 

Los/las que han acompañado a Tekken hasta la entrega más actual, Tekken 7, estarán aun recuperándose del vuelco que les dio el corazón al conocer el final del modo historia. Un endemoniado Kazuya Mishima arrojaba a su padre, a Heihachi, al volcán acabando irremediablemente con su vida. Se vengaba así Kazuya del trato recibido por su legendario padre en la infancia. Los creadores del juego utilizaron un buen recurso para progresar el arco argumental de la saga, pues con la muerte de Heihachi a manos de su hijo se cierra un círculo que llevaba años abierto.

 

Aquellos/as que ya estamos recuperados rumiamos sin cesar una pregunta sin respuesta: ¿De verdad ha muerto? Aunque la idea de pensar en el regreso de Mishima es tentativa, tenemos que entender por fuerza que Heihachi está muerto, y no regresará. Es cierto que su hijo y asesino, Kazuya Mishima, sobrevivió a la mortal caída en el pasado. No obstante, esto fue posible gracias al gen diabólico. Sin la ayuda del demonio Kazuya habría muerto. Con Heihachi «el tema es diferente». Era un maestro, un luchador con técnica y potencia bruta, pero nunca adquirió ni desarrolló el gen. Es, prácticamente, el único miembro de su familia que no comparte sangre con el demonio. Estaremos atentos al entramado de Tekken 8, pero podemos ir ya haciéndonos a la idea de que Heihachi no participará como miembro activo; Nos dejarán controlarlo, pero tendremos que observarlo como un fantasma del pasado, sin capacidad para intervenir (directamente) en el canon de la saga.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.79 - 19 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Sarvatore

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información