Sociedad

El Ilusionismo Aplicado A La Vida Diaria



El Ilusionismo Aplicado A La Vida Diaria - Sociedad

Un servidor ha ejercido de muchas cosas: dependiente de videoclub, repartidor de publicidad, pintor, diseñador gráfico, redactor y maquetador, presentador de eventos, cómico, actor, y, mi profesión favorita, ilusionista. Mago. Prestidigitador. Llámese como se quiera, el concepto es el mismo con ligeras variantes: persona que realiza cosas aparentemente imposibles ante los ojos de un público, con el fin de entretener.
Esta es la clave del ilusionismo, entretener, divertir, agradar a los espectadores. No engañar. Aunque de todos modos, es un engaño hasta cierto punto, porque engañas a los ojos de quien presencia un efecto mágico, pero no engañas a la persona. El espectador acude a un show de magia sabiendo que lo que van a ver no es real, pero asombrándose de igual modo por la imposibilidad de imaginar cómo se ha hecho ese efecto realidad. Cuando la ves en televisión, siempre decimos que puede haber algún «truco de cámara», y sí, a veces puede haberlo, pero son las menos.

Lo cierto es que la mayoría de efectos de magia que uno ve por televisión podría verlos en vivo y en directo, el resultado sería el mismo. El término más correcto es ilusionismo, porque el ejecutante efectúa una ilusión, algo que no es real, y el espectador lo sabe, pero se deja llevar por la magia. ¿Qué es, entonces, la magia? No es lo que hace el mago, no es lo que ve el espectador. La magia es la sensación que se produce en la psiquis de quien ve un efecto mágico, esa sensación de «acabo de ver algo imposible y no tengo ni idea de cómo lo puede haber hecho. Tiene que ser magia de verdad». Podría contaros alguna anécdota sobre esto, pero no es el propósito de este artículo. Voy al asunto principal.

El tema es que las personas ven la magia de espectáculo como algo lejano, algo que está totalmente fuera de lugar en cualquier situación fuera de un evento festivo, un teatro, una película o una reunión de amigos donde uno sabe algunos juegos de magia. Yo pensaba lo mismo, pero después de haber ejercido como ilusionista durante muchos años, haber conocido a muchos otros magos, algunos de prestigio como Juan Tamariz, Murphy, Jeff McBride, Anthony Blake o Enric Magoo, por señalar unos pocos, haber leído muchos libros de magia y haber conocido muchos efectos y su secreto, puedo decir que la magia forma parte de nuestra vida diaria, en un aspecto que ahora voy a detallar.

Cuando uno aprende a hacer magia, o ilusionismo, o prestidigitacion (palabra que proviene de «presto», que significa rapidez y «dígito», que significa dedo, es decir, dedos rápidos, aprende algo más. Descubre cómo engañar (en realidad, ilusionar) al espectador, haciéndole que mire donde debe mirar, haciéndole que se ría, haciéndole que se distraiga con diversos recursos, diciéndole cosas que no son reales y mostrándole cosas que tampoco lo son, en resumen, convirtiéndole en una persona que se guía (aunque no lo sepa) por lo que tú le dices como mago. Eso se conoce como «psicología de la magia». La psicología de la magia no es más que lo que un mago sabe cuando mira a su público. Sabe cuál está dispuesto a salir al escenario y cuál no. Sabe (o deduce con poco margen de error) cómo hablar con él, qué cosas decirle, para manejarle en el escenario como es debido para que el efecto resulte, para que el truco salga bien, y para que el público se asombre y aplauda.

Y esto sí que es aplicable a la vida diaria, a efectos de relación con otras personas. Cuando un mago, experto en crear ilusiones, experto en engañar de forma leve a los espectadores, ve, por ejemplo, un caso muy habitual, a un político hablando y prometiendo cosas que nunca cumple, a un informador dando noticias sesgadas, o a una serie de personas debatiendo en televisión, solo hay que observarlos y escucharlos un rato para saber de qué palo va cada uno, cuál es su intención cuando habla o actúa. Y cuando una persona se dirige a uno mismo con falacias o con intenciones de engañarle, ya lo ve venir. Cuando un experto en engañar ve acercarse a otro que tiene la intención de engañarle, ese intento es inútil, porque no puedes engañar a un profesional del engaño, aunque ese engaño se haga con la intención de divertir al público.

Y es por esto que, para finalizar, queridos lectores y queridas lectoras, os recomiendo que, aunque sea a nivel amateur, a nivel de familia o simplemente por aumentar tus conocimientos sobre el mundo que os rodea, aprendáis magia, que estudiéis algunos libros, que compréis algunos efectos (en internet tenéis cientos de paginas web donde se venden efectos online) que los practiquéis muchas veces, que los hagáis a familiares y amigos, siempre teniendo en cuenta dos reglas importantes: la primera y fundamental, nunca revelar el secreto del juego, porque pierde toda su efectividad, y la segunda, no ser pesados con la gente una vez que conocéis algunos juegos. No intentéis hacer magia a todo el mundo conocido o desconocido, porque al final les hartaréis. Solo cuando os lo pidan y siempre dejando al público con ganas de más.

Una vez aprendáis varios juegos y técnicas que se explican en muchos libros sobre la materia (y si conocéis algún mago o sabéis de algún círculo mágico en vuestra ciudad, es decir, algún lugar donde se reúnan magos para intercambiar conocimientos) descubriréis poco a poco esa psicología, esa forma de ilusionar / engañar a la gente y conoceréis mas a fondo ese arte que existe en el mundo desde que el hombre lo pisó por primera vez, cuando un habitante de las cuevas vio caer un rayo del cielo, prender en un árbol y crear fuego. Esa sensación primigenia que debió sentir aquel habitante, era magia. Conocedla, disfrutadla y compartidla. Y como añadido, os servirá para no ser engañados por nadie, especialmente por los vendehumos de la política.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Magoxulin

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información