Historia

El Impresionismo Como Nuevo Estilo Pictórico En El Siglo Xix

El Impresionismo Como Nuevo Estilo Pictórico En El Siglo Xix - Historia

Es un movimiento pictórico que se origina a mediados de los 1800 en Francia, el impresionismo se origina respondiendo a los cambios sociales y transformacionales dado por eventos como: la Revolución Industrial, la revolución francesa, el intento imperial de Napoleón Bonaparte, los movimientos sociales y las reformas a la burguesía imperantes en la época. Como efecto de un alza en la economía, se consolidan los fundamentos de la burguesía; las clases sociales se reúnen, demandando un cambio, una transformación y en consecuencia el arte sufre también una evolución en respuesta de adaptación a los cambios sociales de esta parte de la historia.

El impresionismo se caracteriza por su tendencia a experimentar con la luz y su amplio espectro, considerándola como un factor fundamental para apreciar la belleza, logrando el balance y el equilibrio en las obras. Es una técnica que parte de manchas de color tomándolos como puntos que aumenta la policromía que son la base estética de este tipo de obras, dándole una característica de fugacidad y volumetría por el juego de luces y sombras manejado. El uso de los colores puros y la forma en que se conjugan para dar una percepción realista de como la luz impacta en los objetos de un lugar son otras de las características de este estilo.  El Impresionismo también tiene el honor de ser el que abre la perspectiva al espectador sobre los paisajes y bodegones como temas pictóricos no tradicionales para la época.

El nombre de Impresionismo lo recibe por uno de los cuadros de uno de sus máximos exponentes Claude Monet llamado “La Impresión” de 1874. El impresionismo fundaría las bases para la introducción del posterior Arte Moderno. El Impresionismo da una ilusión de desenfoque y difuminación de los elementos, lo que le da al espectador una sensación, una impresión del lugar u objetos sin llegar al detalle minucioso de la antigüedad, permite tener una perspectiva diferente de la forma de ver y percibir la realidad en estas obras.

Algunos de los exponentes de esta corriente son: Claude Monet por supuesto, Francisco Pizarro, Edgar Degás, Edouard Manet, Paul Cezanne, August Renoir, Berthe Morisot, Mary Cassatt entre otros. Entre las obras mas famosas de este estilo tenemos: Le Déjeuner sur I´herve de Edouard Manet (1862-1863), La Grenouillére de August Renoir (1869), Le Foyer de la Dance de Edgar Degas (1872), Le Berceau de Berthe Morizot (1872), solo por nombrar algunas.

Este estilo retrata magistralmente como el artista percibe su entorno de una forma objetiva, utilizando la luz como medio y negándose al detalle que queda simplemente a discreción del espectador.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Lin Strada

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información