Sociedad

EL LÍDER, SIMPLEMENTE LÍDER.



EL LÍDER, SIMPLEMENTE LÍDER. - Sociedad

Ser bueno en lo que se hace o simplemente ser bueno”
El líder, la lealtad, el honor, el logro del objetivo final, la motivación y la persuasión, hacen al líder.
Un líder es una persona asertiva, critica, es una persona empoderada de la situación.

Ser líder es involucrase más allá de una situación, estudiar el ámbito donde se desenvuelve, lo físico, lo psicológico, lo intrínseco. Los verdaderos líderes ponen su espalda para proteger a sus seguidores, hacen empatía. Su valor más fuerte es la “lealtad”.

Ser líder es gestionar de manera eficiente y eficaz, a un grupo, a un equipo, a una organización, sin embargo los seguidores nunca están aislados van de la mano en la toma de decisiones, aunque el líder tiene siempre la última palabra, se consideran las opiniones de todos los integrantes del equipo o grupo.

La autoridad no define el liderazgo, lo define la motivación y la persuasión. Actualmente se manifiestan en las corporaciones los llamados líderes, pero a la primera de cambio, solo son jefes absurdos dando órdenes imponiéndose y encima desconociendo este principio llamado lealtad. La lealtad conlleva otros principios como lo son la confianza, el respeto, pero sobre todo la sinceridad. La lealtad exige cumplimiento y honor. Es decir se debe lograr el objetivo final con lealtad, “sea cual sea”.

Esta frase “sea cual sea” puede ser el punto de discusión más importante para definir a un líder, la misma conlleva connotaciones que pueden ser buenas o malas. El fin último es lograr el objetivo, independientemente de lo que se haga. De acuerdo a lo anterior podemos decir que la lealtad es un principio, un valor intransferible que permite estar unidos a una persona, a un grupo, o una situación, manteniendo esos lazos de amistad y fidelidad hasta los últimos extremos. El liderazgo tiene un precio y es dar todo por el logro de los objetivos finales, cuando llegue el momento indicado.
Estos hombres o mujeres, porque también existen mujeres líderes y muy buenas en su campo la madre Teresa de Calcuta por ejemplo; no limitan la autoridad a solo dar órdenes, hacen de su posición un plano más profundo y divertido, hacen de su poder un lugar de servicio no un espacio para ser servidos, lo expanden más allá de los límites de sus propias creencias y sus ideologías. Estas ideologías pueden conllevar a la consecución de objetivos buenos o malos, indudablemente.

En el ámbito organizacional los verdaderos líderes no exigen, enseñan con sus acciones. Aquí se debe distinguir los términos “líder” y “jefe”. Son totalmente opuestos. A un jefe se le obedece  ya que tiene el poder. Sin embargo a un líder lo siguen ya que es capaz de estimular y promover sentimientos de unión y adhesión difícil de explicar, el líder atrae con su ímpetu lo que quiere. Los buenos líderes se hacen seguir.

Existen diferentes tipos de líderes, sin embargo desde mi punto de vista el líder es aquel que nace o se hace en un ámbito y a veces ni el mismo se da cuenta, un verdadero líder toma el mando de una situación particular y sin necesidad de estudios, de conocimientos, la masa lo hace líder, porque así lo sienten. Es decir el líder es emergente surge de la nada y se perfecciona. Es impresionante cuando estos tipos de líderes se dan a conocer.

Los buenos líderes engloban una cantidad de características y la ponen en práctica, tienen la capacidad para comunicarse verbalmente, saben llegar a la audiencia con su mensaje. Su mensaje cala más allá de una palabra, porque se acomoda a la situación, a las creencias y cultura del entorno y de sus seguidores. Además indaga para conocer las necesidades y problemáticas de su entornos. Por esta razón hacen empatía con las masas y las controlan. Los buenos líderes persuaden y son críticos al momento de tomar decisiones, saben delegar el trabajo, asignan tareas a personas que saben que tienen la capacidad, ya que son críticos y reflexivos. Su fin último lealtad y persuasión. Los buenos líderes asumen las responsabilidades, se adaptan al cambio y mueven a su equipo con mucha habilidad para lograr el éxito. Un buen líder respeta y no mira por encima del hombro, trabaja en equipo y maneja la crisis de manera efectiva, cuando los problemas aparecen.
“Los buenos líderes buscan el logro de los objetivos”
Ahora bien ¿esos objetivos pueden ser buenos o malos? De ser así, podemos hacer la siguiente reflexión:

A los líderes entonces se les puede evaluar por el fin último que persiguen o simplemente por sus actos. Se les puede asignar la categoría de líderes considerando esta evaluación. Es un tema de  controversias, hay líderes que hacen cosas muy buenas por la humanidad otros lo opuesto. La pregunta coyuntural es:  ¿siguen siendo lideres?

¿Acaso Adolf Hitler no fue un líder?, arraso masa, se hizo seguir, logro los objetivos del momento, se puede afirmar que este personaje fue un líder de la historia en Alemania.

Nelson Mandela por ejemplo consiguió las primeras elecciones por sufragio universal en Sudáfrica, fue un gran líder. Cierto.

Ahora bien el presidente ya fallecido Hugo Chávez Frías en Venezuela ¿fue o no un líder? El mismo Che Guevara por ejemplo. ¿Son líderes estos personajes?. Los buenos líderes buscan el logro de los objetivos finales, o simplemente el logro del objetivo final sea cual sea.

Podemos nombrar a otros personajes como Islam Karimov por muy increíble que parezca y según cuenta la historia, llegó a torturar a dos personas en agua hirviendo y mató en 2005 a cientos de personas que se manifestaban pacíficamente tras una rebelión en Andiján.

Pero si definimos a los líderes como: aquellos sujetos con capacidad de persuadir y motivar a las masas a realizar actos por lealtad. Entonces todos estos personajes son líderes sin duda alguna.

La pregunta es que hay detrás de todos estos personajes para considerarlos líderes. Acaso se debe evaluar más sobre sus actitudes y aptitudes para poder llamarlos Líderes.

Observemos esta frase “Los buenos líderes buscan el logro de los objetivos”, no son autoritarios, prestan servicios y son leales. Entonces ¿siguen siendo estos personajes buenos líderes? Es controversial la definición no. Pero es tacita y expresa.

El término “bueno”, ocupa un lugar preponderante. Se puede afirmar que ser bueno, es ser caritativo, virtuoso o simplemente ser bueno, es hacer bien lo que haces,

Cada quien de acuerdo a su cultura, aprendizaje, queda en libre albedrío para dar una definición sobre el tema. Mi opinión personal es que todos son líderes., buenos o malos pero líderes.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

BELKIS MARTINEZ

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información