Salud

El miedo se esfuma cuando….

El miedo se esfuma cuando…. - Salud

El miedo se empieza a apaciguar cuando uno no lucha, no lo ve como el gran enemigo sino que abre la conciencia y lo escucha, habla con él, lo acepta, ese malestar es visto como un aviso del cuerpo para poner orden, solo necesita tiempo y diálogo racional para que poco a poco se vaya disipando… es un amigo y no enemigo, aunque no lo parezca y seguramente si estás pasando por cambios en tu vida y te tienes que enfrentar a cosas nuevas, verás al miedo como el gran malvado que viene a fastidiarte la vida y a no dejarte disfrutar, eso no es así para nada,

tu cuerpo te quiere en la rutina y en lo conocido porque de esa manera piensa que está a salvo, en cuanto uno empieza a hacer cambios de vida, a emprender nuevos caminos, tu cuerpo se asusta, te envía una señal de miedo, de cualquier tipo de malestar, debilidad, ansiedad, sensaciones que no te dejan estar en paz, todo eso lo hace para alertarte, es un aviso para que tú puedas descifrar, argumentar, dialogar para tus adentros y enviar una respuesta de calma, positividad, fuerza, soluciones, herramientas, conocimiento, para que así poco a poco se vayan alejando de tu vida esas malas sensaciones,

CÓMO DIALOGAR CON EL MIEDO, CÓMO HACERTE SU AMIGO/A

No se trata de decirse frases positivas, esperanzadoras, de fuerza, eso puede ayudar algo pero no llega a la raíz del asunto, lo importante es desglosar a fondo el miedo, ¿porqué ocurre?, específicamente cuándo, en qué situación concreta, que crees que es lo peor que podría pasar si ocurre eso que tanto miedo te da,

poniéndonos en lo peor buscar una solución para tener controlado eso que tanto miedo te daría que ocurriera, en el caso de que pasara tener también todo controlado, saber qué hacer, no hay nada que más estrés dé que lo desconocido, por ello si desglosas lo peor que podría pasar y aún así tomas el control de lo que harías, añades más conocimiento al asunto, ya no será algo nuevo, sino que lo tienes todo bien atado para ese supuesto que nunca suele suceder,

debes convertirte en un estudiante de tu miedo, como si tuvieras un examen de ello, añadir conocimiento y herramientas sobre el tema, hoy en dia con el invento de internet es todo mas fácil, enseguida encuentras casos a los que les pasa algo parecido, puedes leer su experiencia, como lo afrontó, que claves fueron decisivas, ir comparando, leyendo escritos, probando, eso sí sin pasarse, no te conviertas tampoco en un obsesivo de tu problema, dedica un tiempo limitado a ello, al estudio, conocimiento, desglose pero después el resto del día cambia el chip y sigue haciendo tus rutinas normales, de ocio, de ejercicio o de lo que debas hacer,

los miedos son obsesiones que crea la mente, raramente ocurren, la realidad nadie la sabe, nuestra mente no es tan adivina para predecir lo que ocurrirá en el futuro, acostúmbrate a ver tu mente como una máquina que a veces te envía miedos pero son irreales, la realidad está mas allá de tu mente, nadie la sabe, así que solo queda disfrutar de este presente, sin miedo, porque tengas miedo o no pasará lo que tenga que pasar,

cuando hayas desglosado a fondo tu miedo, como un ingeniero, punto por punto, los porqués para luego ponerle solución a cada punto, para cada miedo hay una herramienta que poner en marcha, hay estrategias para afrontar cualquier situación, pero siempre desde el conocimiento, cuando uno quiere hacer oidos sordos a lo que le ocurre y no lo quiere entender de verdad, el miedo toma más fuerza, no es un enemigo, es una llamada para que lo escuches y lo entiendas y luego le pongas racionalidad y le hagas ver que no es para tanto, que la vida hay que aceptarla tal y como es, no hay otra,

ESCÚCHATE Y ACONSÉJATE COMO LO HARÍAS CON TU MEJOR AMIGO/A

Muchas veces nos portamos mejor con las amistades que con nosotros mismos, cuando alguien te cuenta un problema despliegas toda tu sabiduría para ayudarle, para hacerle ver que lo que le ocurre tiene solución, para calmar su dolor o sus nervios tienes argumentos de sobra para que abra los ojos y se ponga en marcha a suavizar la situación,

le haces ver que no es tan grave lo que sucede, que lo superará, te vuelves como una especie de psicólgo/a que aporta herramientas de todas clases, eres capaz de ver una situación externa de otras maneras donde hay soluciones y donde cambiando la forma de verlo se hace menos negativa, desde fuera es más fácil hacer eso,

pues cuando a ti te ocurra algo, recuerda que deberías hacer lo mismo, que siempre hay soluciones pero cuando uno está dentro de un laberinto no ve mas allá, pero si te alejas y te permites ver con calma lo que ocurre, ralentizando, sabiendo que siempre hay soluciones aunque en ese momento no se puedan ver, verás que la mente es una cosa y la realidad otra, la mente no es mas que una máquina protectora en busca de salvar tu vida,

por eso en cuanto haces algo nuevo se asusta y no sabe como llevarlo, te envía ansiedad o tristezas para que pares y vuelvas a la zona cómoda, donde ella piensa que estarás con más seguridad, sabiendo todo esto ya no eres un esclavo/a de tu mente, la escuchas y sientes lo que te envía pero tú tienes otro plan mejor, no permites que nada te pare, si hay que aguantar una temporada malestar se aguanta pero jamás pierdes el foco de lo que deseas,

cuando el miedo ve que no te paraliza y sigues con tus planes, es otra manera de minimizarlo, de no vincularte con la mente sino que tus planes racionales tienen más fuerza y nada los va a parar, no es más valiente quien no tiene miedo, sino quien a pesar del miedo sigue adelante y lo supera,

cada vez que superes un miedo te estarás volviendo más sabio/a y fuerte emocionalmente, jamás dejes de hacer algo por miedo, sigue tus instintos, tus deseos y te darás cuenta que esos miedos eran más débiles de lo que parecían y cuando vean que no te paralizan no les queda otra que marcharse.

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Cristina Pérez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.