Literatura

El otro mundo

El otro mundo - Literatura

«En Haití le queman los ojos a los niños recién nacidos para provocarles ceguera y su vida esté condenada a la limosna»

Así me dijo Facundo Cabral y yo quedé mudo. El lo vió y también quedó mudo:- No pude hablar durante un día entero luego de eso – Recordó.

El mundo en el que andamos es tan hermoso como absurdo y en la doctrina del absurdo nacen los métodos mas aberrantes: tan fácilmente condenables como necesarios para la sobrevivencia.

El otro mundo no esconde la miseria porque de miseria vive. Y desde nuestro mundo donde las luces de las publicidad nos encandilan la conciencia y nadie nos quita los ojos para pedir monedas, la vida sucede como algo intrascendente. El detalle de pierde entre la velocidad de las posibilidades y el mandato de los manejan el mundo en esta era de consumo artificial.

Una vez Eduardo Galeano me habló de los nadies:- No será que el frío de ellos nos abriga y su hambre nos da comer? – Preguntó el escritor uruguayo.

Sobre el recuerdo de su reflexión se acunó mi duda inconcebible:  Será que el el otro mundo somos nosotros? Y el mundo que siempre existió es el otro?

Bien saben los conquistadores que en la sangre se las razas aún habita la involución, como algo inexorable. 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

elartededecir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.