Literatura

El Parque De Emil

El Parque De Emil - Literatura

11/10/2018

                                                                     El parque de Emil

Todas las personas tienen historias que contar, algunas son tristes, alegres, fascinantes  y otras unas tantas palabrería aburrida, mi nombre es Eric un joven de 23 años, para no cansarlos con la presentación iré directo al grano, soy un estudiante amante a la poesía y muy próximo en graduarme, y la vida me ha enseñado que cada detalle cuenta, vivía estresado, angustiado y muchas veces fui consumido por los placeres de la vida, Sexo, Drogas y alcohol, pero llegue un momento que eso no llenaba mi alma, En mis días de rutina cuando estaba a punto de subirme al colectivo publico recordé que había dejado el ensayo en el hogar de mi mama, no suelo visitarla, pero la circunstancias de la vida me hizo verla una vez más, en realidad nunca quise a mi madre, ella nunca estuvo ahí cuando más la necesitaba, cuando llegue ahí, no estaba nadie entonces decidí esperarla afuera mientras ella llegaba, a los 5 minutos me llego una visión de la nada, no sé si estaba imaginando o estaba pensando de algunas de mis locuras poéticas, pero la visión era un parque, no muy poco común, era silencioso pero a la vez bullicioso por el sonidos de los pájaros y de las luciérnagas. Cuando volví a la realidad mi mama me estaba golpeando la cara suavemente y me decía:

-Eric, Eric,  ¿Estas bien?

Reaccione un poco asustado y le respondí:

– Hola Jimena.

– Como siempre nunca me llamas mama.

– No dices que así te hace sentir más joven frente a los demás.   

-tranquilízate solo tengo 53 años hijo.

En ese instante Jimena abrió la puerta y mientras que entrabamos comencé a contarle sobre la visión de hace rato, y ella se detiene inmediatamente y me responde:

-¿En la mitad del parque había un lago pequeño de 3 metros y en el centro de ese lago había una lámpara que alumbraba con una luz blanca?

-Si ¿por qué?

-Mmm ven mañana si tienes otra vez esa visión.

– Okey, igual estoy algo apurado, Jimena hablamos mañana y me cuentas todo sobre esa visión.

Fui por mi ensayo y Salí para la universidad, jamás un día se me había hecho tan eterno, la curiosidad de esa visión me daba mucha ansiedad, para contarles mis queridos lectores que esa noche casi no dormi y lo poco que soñé era ese parque, y decidí madrugar a las 6 am para donde Jimena.

TOC TOC TOC

– ¿Quién es?

– tu hijo favorito

Abrió la puerta y entramos a la cocina mientras que ella hacia el desayuno, me conto una vieja historia de un parque llamado Emil, más que una historia era como mito de la época de las colonias, decía que existía una Familia que protegían al parque y que ahí moraba Dios y que era el corazón del planeta tierra, cuando termino su larga historia le pregunte:

-¿Que tiene que ver la historia con la visión que yo tuve ayer?

– No puedes ser más idiota.

– Sabes que no soy un niño y no me creo los cuentos de hadas de algunas personas.

En ese instante me entro otra visión, era el mismo parque pero esta vez en el pasado, en la época en que mi madre contaba la historia, vi todo tal como ella me lo conto.

Así empecé a visitar a mi madre más seguido, no importaba la hora, o que tan ocupado estaba, siempre quería ir, poco a poco ella se fue ganando mi cariño y la idea errónea que tenia de ella se iba desvaneciendo, cada vez que iba, las visiones se hacían más claras y más constantes, después que Salí a vacaciones ella me dijo que íbamos a ver al parque, en la casa me dijo cierra los ojos, y le dije:

– ¿Qué?

-Hazlo

-Está bien

Entonces ella me tomo de las manos, cuando mi conciencia se dio cuenta estaba en ese parque,  hasta que ella me habla y me dice que está muerta.

Desperté en la casa de mi mama solo, la busque por todos lados, comencé a preguntar por ella a los vecinos, y me comenzaron a juzgar como loco, porque mi madre había muerto hace 5 años, Cuando encontré ese parque de Emil muy alejado a la ciudad, había recordado todo, habían asesinado a mi madre y jamás pensé que amaría tanto una mujer que ya no existe, y que mi mente sería capaz de traerla a la vida, tal vez me tomen como un loco traumatizado con su madre, pero lo que verdaderamente quiero que entiendan, Es que el amor de una madre a un hijo es lo único que existe en este mundo, porque si no hubiera sido por ella, el destinado a ser asesinado habría sido yo, y que a veces en el centro psiquiátrico me cuenta todas sus historias.                                                                                                                ERIC MONSELVE

 

FELIPE D. LOZANO OCHOA 21A

Te invito a a leer esta historia https://www.nocreasnada.com/bajo-la-sombra/?logged_in=3515 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

dapipe97

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información