Economía

El poder de las grandes Empresas



El poder de las grandes Empresas - Economía

Los ingresos conjuntos que alcanzan en un año son superiores al PIB de todo conjunto de la UE o de los Estados Unidos.

Entre 2015 y 2016, el tipo general del Impuesto de Sociedades se redujo del 30% al 25% con el Partido Popular. Este recorte en su tramo de referencia, es decir, del gravamen sobre beneficios empresariales sirvió para que los impuestos pagados por las mayores empresas del país cayesen, en términos efectivos, del 20% al 19%.

El tipo efectivo que ingresan las grandes empresas ascendió en 2016 al 6,14%, por debajo del 7,54% anotado en 2015. El contratiempo es que este cálculo parte de comparar los impuestos pagados en España con los beneficios obtenidos dentro y fuera del país.

El Gobierno de Sánchez, forzado por el empuje de podemos como socio principal, dispone diferentes medidas dirigidas a endurecer el Impuesto de Sociedades, Hacienda insiste en trasladar la idea de que las grandes empresas apenas pagan impuestos a base de presentar una serie de cálculos estadísticos que sólo genera confusión en este debate tan importante.

El debate sobre el empleo de deducciones para las grandes empresas ha sido prioritario desde ese momento para la ministra de Hacienda María Jesús Montero. El Ejecutivo pretende imponer un tipo mínimo que estaría en torno al 15% y del que las empresas no podrían bajar al pagar su parte de impuesto de Sociedades. El tipo nominal de este tributo es en España del 25%.

Esto trae adherido un condicionante obligatorio, pues decidirse por un tipo mínimo en las grandes empresas que no permita aplicar deducciones posteriores implica que el tipo teórico no se adecua al real después de aplicar toda una arquitectura de deducciones.
En definitiva, el tipo efectivo sobre beneficio contable es del 6,1% en las grandes empresas frente al 9,9% que soportaban hace una década y muy lejos del 15,5% del resto de empresas.

¿Por qué las grandes empresas tributaban un 40% menos que en 2007 ganando mucho más que en ese período?

Las grandes empresas multinacionales componen el indicativo de poder más importante a escala mundial, y esto es por su volumen de actividad, por su capacidad de incidir sobre las economías nacionales, por su extensión sobre el conjunto del territorio mundial, y por la concentración en relativamente pocas manos de su poder de decisión. Se trata de uno de los ámbitos de intervención más potentes que podemos encontrar en el panorama político y social

Muchas compañías multinacionales tienen más poder económico, más peso en medios de comunicación y más influencia internacional que muchos países. Un gobierno jamás debería estar supeditado a esta influencia.

El caso es que para cualquier país, y sobre todo para los que están en vías de desarrollo, resulta muy complicado oponerse a los intereses de unas multinacionales cada vez mayores y más poderosas.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 17 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aicrag

2 comentarios

  • El caso es que las grandes multinacionales son unas grandes explotadoras que tienen la sartén por el mango. Son a las que después vas a trabajar y por un mísero sueldo te arracan la piel y debes aceptarlo y sentirte afortunado porque vas a poder poner en tu CV su nombre. Son las que no han dejado de ganar, pero no contratan más personal a más volumen de trabajo porque sale caro pagar sueldos.

    • Cierto, Villalba, las grandes empresas dominan los mercados y las Bolsas. Sin embargo, se aprovechan de la falta de protección laboral en incluso en países desarrollados para explotar a los trabajadores que se pasan horas en trabajando en ellas por un salario ínfimo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.