Sociedad

El prodigio perdido



El prodigio perdido - Sociedad

«El imperio que poseéis es ya como una tiranía, que parece injusto detentar, pero que es peligroso perder».
-Tucídes-

Muchos llegamos a la conclusión de que a veces es necesario darle fin a algo (una relación de amigos, familia, laboral, etc.), sin embargo, a veces es difícil hacerlo ya que lo que nos hace más daño ha generado una gran dependencia hacia nosotros (o se nos hace creer), y, por consiguiente, nos es difícil visualizar y/o obtener algo mejor.

La gran mayoría de la población en México piensa que este mismo sistema educativo es la llave de una mejor vida, siendo la universidad un sueño dorado, un sueño que muchos quieren alcanzar; tener su propia casa, familia, un buen trabajo, un título colgado en la pared que diga que eres bueno sólo por haber concluido la universidad, etc. Aunque, sólo es un sueño debido a que la única máxima de estudios en el país tiene varias deficiencias y el alumno a la hora de salir la calcomanía en su frente (el titulo) no le sirve de mucho en el mundo laboral de México; mundo de corrupción, deficiencia burocrática y de gran desigualdad.

Existe un mayor crimen que la corrupción, la desigualdad, la violencia […] y es el crimen de la educación en México. Educación de contenedor, de ilusión y de repetición del mismo modelo miserable que prevalece en México y que la UNAM es el mayor exponente de este crimen.

¿Qué ocurre con la UNAM?

A 20 años de la Gran Huelga Universitaria (1999-2000) se ganó cuando se perdió, pues la imagen de la gente externa hacia los estudiantes universitarios decayó enormemente. Pero se logró salvar la autonomía y mantener las cuotas.

Pues, sí hay dinero para pagar la deuda de banqueros inexpertos, porque no habría dinero para la educación. Y, más si uno la tiene que pagar de sus propios bolsillos.

Sin embargo, hoy en día la Universidad Nacional Autónoma de México tiene demasiadas llagas por sanar, no obstante, en lugar de eso decide cubrirlas con la máscara de la fantasía y de la marca UNAM.

Debido a que, así como existen productos cuyo valor supera más que el contenido del producto, es por la marca y el prestigio que este se ha dado con el tiempo. De este mismo modo así funciona la UNAM, que durante el siglo pasado logro hacerse con el prestigio que hoy presume, pero, que, a pesar de ello, hoy en día, no demuestra la calidad requerida, y cuyo contenido educacional es deficiente y atroz.

Una universidad que durante el siglo XX era la máxima casa de estudios, y ahora sólo es la única casa “máxima” de estudios en el país.

Profesores, sindicalistas, trabajadores y los mismos estudiantes están llevando al precipicio a la universidad, una universidad que con el tiempo terminará colapsando por sí misma si no se interviene y genera nuevos cambios a su estructura burocrática, financiera y educativa de manera rápida y eficaz.

Ya que, al final del día el alumno que cursó en la UNAM terminará insatisfecho de lo que la UNAM le ha ofrecido y otros se engañan a sí mismo para no ver las cosas como son y poder terminar la carrera sin problema (con los ojos vendados). Creyendo que un papel con la marca (sello) UNAM le dará el trabajo de sus sueños, cuando la centralidad rígida y obsoleta de esta institución educativa termina siendo el mayor obstáculo a la hora de ser profesionales y/o obtener trabajo de lo que estudiaron.

Los números no mientes, de toda la población en México sólo el 17% logra terminar la universidad (titularse) y menos de la mitad logra obtener un trabajo de lo que estudiaron, y una pequeña fracción de esta logra tener un sueldo justo y digno (mayor a los 10 mil pesos mensuales).

Debido a que el mercado laboral requiere experiencia; no un 10, puntos extras, exámenes o el compromiso (obligación) de un estudiante de estudiar sólo por obtener el 10 que por competir en el mercado laboral.

Ante nuevas generaciones tecnológicas y una cuarta revolución industrial en apogeo la UNAM es insuficiente para estas generaciones. Dando el espejismo de que es la mejor, pero la realidad es que es lo único que hay.

La UNAM en los últimos años ha firmado convenios y proyectos con instituciones privadas y públicas a nivel federal, municipal y local.

Como, la enumeración de árboles en la Alcaldía Cuauhtémoc, pero, de nada sirve si no actúa dentro de sus aulas. Pues por algo existe el viejo dicho de candil en la calle, obscuridad en la casa.

Estas máscaras, estas vendas impiden ver más a fondo -en las mismas entrañas- de la UNAM, las grandes irregularidades económicas, deficiencia educativa, deserción escolar, estancamiento de los alumnos en las facultades y la ola de violencia que tantos trabajadores, profesores, sindicalistas y los mismos alumnos permiten.

En la UNAM, existe toda una gama de generaciones de alumnos, que enfrentan un presente difícil en el ámbito educativo y un futuro incierto en el ámbito laboral o profesional.

En la actualidad la Universidad Nacional Autónoma de México tiene grandes fallas, sobreviviendo con una ola de marketing de logros pasados y convenios. Que de educación competente a las nuevas necesidades que necesita el país.

Exaltando lo ya hecho y olvidando lo que hay por hacer.

Violencia:

La violencia dentro de las instalaciones universitarias es alarmante.

En los últimos 3 años la ola de violencia ha crecido alarmantemente en la universidad. Son datos negros, y a veces maquillados, en lo que concierne a la UNAM, pues, para que suceda este tipo de actos en una universidad pública abierta al público, a la cultura y la responsabilidad que dice tener con la sociedad mexicana, es demasiado preocupante. En cambio, en estos años se ha normalizado esa ola como si la violencia ya fuera parte de la UNAM. Cuando la verdad es demasiado inquietante que estos sucesos violentos ocurran dentro de instalaciones públicas educativas.

Y muy poco se hace por contener estos hechos fuera de las instalaciones y de los alumnos. Pues alumnos y trabajadores son amigos de los delincuentes.

Mayo de 2017; Lesvy de 22 años de edad fue encontrada sin vida en las instalaciones de la Facultad de Ingeniería y atada en una caseta de teléfono.

Y en el mismo mes fue encontrado el cuerpo sin vida de un hombre hallado en La Cantera, lugar donde entrenan y administran los Pumas en un estado acelerado de descomposición.

Junio de 2017; Víctor Manuel Orihuela Rojas de tan sólo 18 años de edad, fue encontrado sin vida a un costado de la Biblioteca Central al caer del segundo o tercer piso de la Facultad de Filosofía y Letras. Y que, los que se suponen son los encargados de la seguridad de las instalaciones universitarias; no vieron nada.

En septiembre de 2018 porros agreden a estudiantes que protestaban a las fueras de las instalaciones de rectoría esperando que el rector en turno, resolviera sus demandas.

Sumando(en 2019), el nuevo asesinato de una mujer de 18 años de edad en CCH Oriente, fallecida por una bala. Las autoridades universitarias intentaron contener esta noticia asegurando que la chica había fallecido de un infarto, sin embargo, el sonido de una explosión (de un disparo) se escuchó muy cerca de donde la chica se desplomó al instante.

Los numerosos casos de feminicidios cometidos hacia estudiantes de la UNAM, como el caso de Graciela Cifuentes y su hija Sol en marzo de 2018.

Y, otros casos sobre actos de acoso sexual dentro de las mismas instalaciones universitarias. Ya que en septiembre de 2018 se presentaron más de 250 casos quejas por acoso sexual por parte de profesores y trabajadores de la UNAM hacia los estudiantes, estudiantes hacia otros estudiantes o gente externa que agreden a la comunidad universitaria.

Ya, son muchos casos de feminicidios, violencia, asesinatos, etc. cometidos a nivel nacional hacia estudiantes universitarias, siendo la UNAM un reflejo exacto de los males que aquejan a esta nación. Siendo la universidad muy débil a la hora de implementar protocolos y medidas enérgicas contra la violencia.

La UNAM podrá poner carteles contra la violencia, pero los carteles no actuaran por si mismas si no toma decisiones contundentes, rápidas, efectivas y dejar de proteger a los que favorecen este tipo de prácticas violentas.

Los protegidos y la opacidad.

Ahora, pasemos al ámbito administrativo-burocrático y sindical de la UNAM, un tema delicado para un trabajador por medio a las represalias que los mismos trabajadores imponen a sus compañeros no sindicalizados o hasta sindicalizados. Pero que, es necesario hablar pues son el cáncer de la universidad por este tipo de burócratas y trabajadores (kakistocracia) la violencia está por todos lados, las becas son “insuficientes” y el sistema educativo de la UNAM ya es obsoleto para las nuevas generaciones que van creciendo con nuevas tecnologías. Dejando expectativas vacías y huecas.

Una comunidad laboral vieja imponiendo sus ideas sobre jóvenes digitalizados.

Este tema no es nuevo en sí, debido a que como he mencionado, la UNAM es un triste reflejo de lo que es México, ya que, así como la “burocracia es el arte de convertir lo fácil en difícil por medio de lo inútil (Carlos Castillo Peraza), la UNAM es la copia exacta de este mal.

Podrá no mencionarse en la UNAM, sin embargo, los desvios de recursos públicos existe a la hora de otorgar becas u otros beneficios a la comunidad.

Trabajadores que llegan a la hora que quieren, que no aportan nada a la UNAM más que una enorme carga económica a esta, personal que se roba el material de las instalaciones universitarias; desde focos, papel de baño, jabón, hasta computadoras, impresoras, sillas, etc., funcionarios corruptos y amigos de delincuentes (permitiendo su fácil acceso a las instalaciones).

Un gran mal que provoca que las finanzas de la UNAM sean opacas, las becas no lleguen a todos los universitarios y el material necesario para practicas escolares sean escasas.

No sirve de mucho estar en desacuerdo con el paquete presupuestal que el gobierno de AMLO otorgo a la UNAM en 2019, si de todas maneras los recursos que se encuentran dentro de la UNAM se pierden por debajo de la mesa o se mal gasta pagando a docentes poco calificados y torpes (Kakistocracia).

En este año el Consejo Universitario (de acuerdo a la Gaceta de la universidad) aprobó un paquete presupuestal de 44 mil 942 millones 499 mil 166 pesos para el año en curso, del cual los 39 mil 778 millones 705 mil 116 pesos son aportaciones del gobierno federal.

Empero, no sólo recibe aportaciones del gobierno para sostenerse, también, lo hace por medio de sus museos, casas editoriales, patentes y otras contribuciones económicas, que la UNAM no declara o simplemente lo dice con palabras sin cifras.

Otro aspecto que no aclara es sobre el dinero de todos los jóvenes que compiten a nivel media superior y superior para un lugar en la universidad.

De acuerdo, a cifras obtenidas por El Universal por medio de la UNAM en el 2018 311,564 jóvenes compitieron por un lugar a la media superior. Si hacemos las cuentas el examen de Comipems tiene un costo de $350 pesos, si lo multiplicamos por cada joven da una recaudación de más de 109 millones 47 mil 400 pesos (aprox.). Es claro que un pequeño porcentaje se va al personal y al material… ¿Pero a dónde va aparar todo lo demás?

A nivel superior en el 2018 de acuerdo a cifras oficiales 221,364 jóvenes se presentaron en la primera y segunda vuelta. Y cada uno de estos jóvenes tuvo que aportar $420 pesos, ahora, si calculamos estas cifras se recaudaron 92 millones 972 mil 880 pesos (aprox.). Una cantidad enorme para que sólo uno de cada 10 participante logre ingresar.

¿Y, dónde van aparar todos estos recursos?

Si la UNAM se excusa de que no hay lugares; ¿qué acaso no existiría la posibilidad de abrir más espacios, si se administrara y fuera más transparentes las finanzas en UNAM?

Un mes tarde para colaborar la investigación y conocer las cifras de lo que se gasta con lo recaudado de los exámenes, y la respuesta que recibí fue opaca y burda, y es la siguiente:

En atención a su solicitud de acceso a la información con número de folio 6440000100019, mediante la cual requirió:

«Sobre la respectiva institución universitaria (Universidad Nacional Autónoma de México) como lo establece el capítulo III del Título Primero de esta ley. Y de acuerdo al artículo 147 sobre el Uso, destino y actividades realizadas con recursos públicos por parte de terceros hago valer este articulo a conocer el uso, destino y las actividades realizadas con el dinero proporcionado durante el 2017 y 2018 sobre los recursos financieros proporcionados por los aspirantes que pagaron su derecho a examen a nivel media superior y superior.A los efectos de dar respuesta a mi solicitud aclaratoria pido de la manea más atenta enviar cualquier aviso, información, duda y la correspondiente respuesta a esta petición a mi correo electrónico o llamar al de 10am a 15pm.” (sic)

Con fundamento en lo dispuesto por los artículos 22, fracción IV, y 53, fracción I, del Reglamento de Transparencia y Acceso a la Información Pública de la Universidad Nacional Autónoma de México, notifico a usted, la información proporcionada por la Dirección General de Administración Escolar, con la cual atiende la solicitud en mención, consistente en:

“En atención a la solicitud de acceso a la información con número de Folio  F6440000100019, que nos hizo llegar el 30 de abril de 2019, mediante la cual se requiere:

Al respecto, me permito comunicar a usted que los recursos obtenidos por concepto de pago por derecho al examen de selección para ingreso al nivel licenciatura en esta Universidad Nacional, es utilizado para cubrir el costo de los siguientes servicios:

Contratación del servicio de toma de fotografía, huella digital y firma digitalizada para aspirantes a ingresar a nivel licenciatura en la UNAM.

Contratación del servicio de credencialización, para alumnos de primer ingreso.

Contratación del servicio de impresión de cuadernillos utilizados durante los exámenes de selección, para ingreso tanto a nivel medio superior como a nivel licenciatura en la UNAM.

Contratación del servicio de impresión de hojas de respuesta, utilizadas durante la aplicación de los exámenes de selección para ingreso a la UNAM, tanto a nivel medio superior como nivel licenciatura.

Contratación de impresión de guías para preparar el examen de selección para ingresar a la educación media superior.

Contratación del servicio de alimentos, para el personal que participa en la aplicación de los exámenes de selección para ingreso a la UNAM, tanto a nivel medio superior como nivel licenciatura.

Renta de sillas para aforar los salones en las instituciones educativas donde se aplica el examen de selección en la Ciudad de México, para ingreso a la UNAM, tanto a nivel medio superior como nivel licenciatura.

Renta de equipos de cómputo portátiles y de impresión, utilizados tanto en sedes de aplicación de la Ciudad de México como en sedes foráneas, durante la aplicación del examen de selección para ingreso la UNAM.

Renta de equipos de radio comunicación utilizados durante la aplicación del examen de selección para ingreso a la UNAM, tanto a nivel medio superior como nivel licenciatura.

Pago de convenios con las instituciones educativas, tanto en la Ciudad de México como en las entidades federativas que prestan sus instalaciones, donde se aplican los exámenes de selección para el ingreso a la UNAM, tanto a nivel medio superior como nivel licenciatura.

Renta de instalaciones en hoteles y centros de convenciones en sedes foráneas, para la aplicación del examen de selección para ingreso a la UNAM a nivel licenciatura.

Pago de viáticos y pasajes para el personal que participa en la aplicación del examen de selección para ingreso a nivel licenciatura en la UNAM, en sedes foráneas.

Renta de equipos garret para revisión de aspirantes en las sedes de aplicación para la detección de metales y posible uso de equipos inalámbricos por parte de los aspirantes a ingresar a nivel licenciatura en la UNAM.

Renta de vehículos para el traslado de cuadernillos, materiales e insumos de cafetería, utilizados durante la aplicación del examen de selección para ingreso a la UNAM, tanto a nivel medio superior como nivel licenciatura.

Renta de sanitarios móviles para uso de los acompañantes de los aspirantes en los eventos de toma de fotografía de cada concurso y de entrega de documentos, en el caso de aspirantes seleccionados.

En cuanto a los recursos obtenidos por concepto de pago por derecho al examen de admisión para ingreso al nivel medio superior en esta Universidad, informo a usted que todo el proceso del Concurso de Asignación para ingreso a la Educación Media Superior en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, está coordinado por la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (COMIPEMS), en la cual sólo esta Universidad Nacional forma parte de la misma, por lo que dichos recursos son administrados por la COMIPEMS.”

 

Sin otro particular, reciba un cordial saludo.

 

A t e n t a m e n t e

“POR MI RAZA HABLARÁ EL ESPÍRITU”

Ciudad Universitaria, Cd. Mx., 31 de mayo de 2019

 

José Meljem Moctezuma

Titular de la Unidad de Transparencia

 

Ahora, pregunto ¿y las cifras?, ya que no es lo mismo la palabra que los números.

Empero, no es lo mismo decir que me gaste $500 pesos en comida, pasajes y copias que mostrar el ticket de todo lo anterior dicho.

Y, hablando de otro tema, si analizamos en que se gastaron los recursos cada facultad parece absurdo, debido a ¿qué cómo es posible que se gaste 10 mil pesos (aprox.) por una silla? cuando las sillas en las facultades son las mismas desde hace más de 6 años y seguirán siendo las mismas. Y los cañones que se encontraban en los salones nuevos fueron robados por el mismo personal para que luego estás las renten a los profesores o a los universitarios.

No hay nada más opaco y obscuro que las cuentas de la UNAM, un triste reflejo de lo que es México.

Educación obsoleta

Muchos lo negaran, pero es la verdad, y es que la UNAM, como otras universidades en México; su principal función es la de un contenedor, un contenedor que enjaula a los jóvenes para impedir que se enfilen al crimen organizado.

La educación dentro de la UNAM; prevalece la educación victoriana (propia del siglo XVIII y la Primera Revolución Industrial), centralizada y rígida. Una educación que ya caduco hace más de 40 años, pero, cuyo único objetivo es preparar personal calificado para las fábricas.

Se dice que los jóvenes son el futuro del país, pero ¿qué ocurre cuando estos jóvenes de nuevas generaciones tecnológicas se les sigue educando bajo un sistema demasiado viejo?

Un sistema que no llega a las expectativas de la Tercera Revolución Industrial y que se encuentra muy lejos para enfrentar la Cuarta Revolución Industrial.

Una universidad demasiado centralizada, que sin importar el espacio-tiempo en el que se encuentre la UNAM impone sus necesidades obsoletas (entramado de poder del sistema), que rescatar las necesidades de los jóvenes, el futuro, la economía, la sociedad y la tecnología en México.

Muchos profesores a la hora de hablar del futuro; insisten a sus alumnos que deben de ser profesionales, no obreros, saber hablar en público y no callar, pues los grandes cargos de ejecutivos, directores, etc. se les otorga a los egresados de universidades privadas y el trabajo duro se les encarga a los egresados de las universidades públicas.

No obstante, los mismos profesores a la hora de impartir clases ponen en práctica el currículum oculto de la UNAM. Quieren que sus alumnos sean exitosos, pero, sin saberlo ejercen la doctrina de adoctrinamiento de la UNAM dónde la universidad no está creando, ya, profesionistas, más bien está creando gente resiliente a la pobreza y al sistema miserable prevalesiente en México.

Haciendo mal en imitar el modelo americano capitalista y poniendo en practica el modelo educativo victoriano del siglo XVIII.

Existiendo una fuerte transición de valores menos favorables alineando a los jóvenes a una vida laboral futura injusta y nada digna. La UNAM sólo busca reproducir las grandes desigualdades imperantes en México. Si en estos últimos años no hemos logrado nada es porque la “Máxima Casa de Estudios” orilla a los jóvenes a reproducir el espacio-tiempo prevaleciente en México.

En la mayoría de las instituciones públicas de México -y tercermundistas- a los niños y jóvenes de la clase obrera se les  recalca su lugar en la sociedad y se les enseña las cualidades propias de este como la puntualidad, el trabajo duro, el sacrificio y el acatamiento de las órdenes.

Y al cumplir con todos estos aspectos se te premia con una calificación.

Mientras que el pensamiento libre y la inteligencia (creatividad) no son valorados en la universidad; limitando a lo jóvenes y entorpeciendo los cambios sociales, políticos y económicos de la nación.

La UNAM podrá pronunciarse hacia la igualdad de oportunidades, sin embargo, y lo más decepcionante, es que la UNAM sólo busca mantener el statu quo social y económico del país. Manteniéndonos estancados por generaciones.

Repitiendo lo mismo una y otra vez.

En tanto, que a los jóvenes de una clase mejor acomodada se les enseña a ser líderes, no obedecer órdenes, sino saber dar órdenes. Algo que en la UNAM dice dar con materias insípidas e incompletas para dar la ilusión a los estudiantes de que serán líderes algún día; otorgando la fantasía a los estudiantes.

El monopolio de la educación pública a nivel superior la sigue teniendo la UNAM y sin una competencia formidable que la obligue a reformarse por completo seguirá repitiendo los mismos patrones de opacidad, desigualdad, violencia, corrupción, inseguridad e insípida educación a la comunidad universitaria.

En lugar de realizar pactos con instituciones privadas para fomentar más empleos y modernizar el plan de estudios y descentralizarse -ya que, todos en nuestro momento estaremos en el campo laboral-. La UNAM opta por contener a miles de estudiantes y dar pura demagogia que de nada sirve en el campo laboral. Y razón, por la cual miles de jóvenes al salir no encuentran trabajo, pues a las empresas les interesa la experiencia no una calificación o un punto extra.

Y a 20 años de la Gran Huelga de la UNAM es necesario reconocer nuestros errores, que evadirlos, para lograr cambiar el destino de la UNAM antes de que termine colapsando por sí misma.

La única opción viable es reformar la educación en la UNAM, cambiar el viejo sindicato que protege a trabajadores corruptos, incompetentes y obsoletos por uno nuevo, descentralizar a la UNAM para que instituciones privadas puedan modificar los planes de estudios ad hoc a las prácticas necesarias de lo que las empresas e instituciones de investigación realmente necesitan, y no lo que la UNAM cree que se necesita con un plan de estudios de hace más de 30 años, una descentralización que también permita la creación de nuevas y competentes instalaciones para un buen ambiente de estudio y de seguridad para los alumnos, esto daría como resultado que las instituciones privadas y públicas al intervenir en un plan de estudios que sea de acuerdo a lo que necesitan aseguren al alumno a desarrollar los conocimientos necesarios (más práctica que teoría) para ser eficiente en estas instituciones y obtener un lugar seguro para alguna de estas instituciones que intervengan.

Siendo valorados la creatividad, la libertad y la inteligencia.

Otra idea sería optar por la desaparición de las becas, que en la mayoría de veces son un insulto para el bolsillo del universitario y que, en su mayoría, no llegan a todos los universitarios. Sustituir becas por un salario (pues al intervenir instituciones privadas y públicas estas generarían un cambio para un nuevo modelo educativo y económico) congruente para los universitarios que cursan una carrera en esta universidad ya descentralizada. Impulsando que la economía de la nación tenga mayor fluidez y no un estancamiento, como la que hemos vivido en estos últimos 30 años.

Por último sería buena idea crear una institución alejada y descentralizada de la universidad, una institución que le pida cuentas a esta para así erradicar la opacidad de los recursos que llegan a la UNAM y ser aprovechados eficientemente para el bienestar de la comunidad estudiantil.

A pesar de ello, la última palabra la tienen ustedes.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Luis1598

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.