Literatura

El Ritual de las Brujas



El Ritual de las Brujas - Literatura

En la hora más oscura de la noche, en plena luna de sangre, las viejas y jóvenes brujas se disponían a hacer su cotidianos rituales de maleficios. Cargadas de protecciones, animales muertos, huesos, bichos y conjuros encargados por muchos, se dispusieron a sembrar el mal por un costado del cementerio. La luna cómplice de las brujas, iluminaba el lugar propicio para los rituales. Sacaron unas palas para enterrar simbólicamente a quienes de una manera u otra iban a salir perjudicados con los embrujos o incluso a morir, junto a los animales sacrificados y los conjuros embadurnados con excrementos humanos, sangre y otros poderosos fluidos del cuerpo y potingues misteriosos. La bruja mayordomo trazó un círculo de protección con sal, alrededor de ella misma y sus compañeras, por si algún espíritu desobediente o demonio se quisiera pasar de listo o de estúpido, según se mire. La bruja mayor invocó a los espíritus obsesores y oscuros del más allá para dirigir los males y plagas a sus destinatarios a través del viento de la noche, mientras las brujas novicias repetían sus encantamientos paraa aprendérselos. La bruja mayordomo hizo golpear nueve veces un bastón de hueso mientras unas novatas encendían con dificultad multitud de velas negras. Luego todas se quedaron en silencio un poco incómodas, mientras se manifestaban los seres del bajo astral. De pronto se escucharon multitud de voces que provenían del cementerio.
-Menuda fiesta tienen armada los muertos- dijo una incauta aprendiz de bruja.
Traca. Le atizó la mayordoma en la cabeza con el bastón de hueso.
-La próxima va en la boca, por bruta.
Por más maldad que cultiven las brujas, el respeto es igual de importante en la brujería. Es la garantía de supervivencia contra todo imprevisto.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Eridana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.