Historia

EL SIMBOLISMO DE LAS GARGOLAS



EL SIMBOLISMO DE LAS GARGOLAS - Historia

EL SIMBOLISMO DE LAS GARGOLAS

Con lo sucedido en la Catedral de Notre Dame, en Francia, se han desatado una serie de rumores negativos acerca de las gárgolas que la adornaban y su apariencia maléfica, pero estas gárgolas más que representar a demonios eran elementos decorativos, de protección y talismanes. Y arquitectónicamente pertenecen al estilo gótico y eran utilizadas principalmente como desagüe de agua lluvia, y sobresalen de los techos para evitar la erosión en las paredes. La palabra Gárgola deriva del francés «gargoullier» por el ruido que hacia el agua al salir por la boca de la estatua.

Su apariencia monstruosa y mitológica hace que las personas teman y ese era el propósito en la edad media: crear temor en la población al ver en lo que se convertirían a causa de los pecados, así que las gárgolas estaban presentes en el imaginario colectivo para encausarlos por el buen camino ya que como la mayoría de la población en aquellos tiempos no sabía leer, la mejor manera de comunicar el mensaje era de manera visual y simbólico.

Una variedad de gárgolas eran los grifos que representan una criatura mitológica, parte águila y parte león, y otro tipo son las quimeras que combinan rasgos animales y humanos.

Las gárgolas desde lo alto de las iglesias observan con ojos fijos y penetrantes y recuerdan a los feligreses lo que representa el castigo del infierno, ya sea porque alguna vez fueron convertidas en estas horribles bestias o porque a ellas les fue encomendado infringir el castigo al pecador.

De este modo, de simples desagües, las gárgolas pasaron a convertirse en figuras de conversión, los fieles se acostumbraron a su grotesca apariencia y eran un elemento importante del lugar. Y la imaginación dio pie para verlas de noche cobrar vida y volar como las gárgolas de la Catedral de Notre Dam y volver a posarse en su aposento inmóviles contemplando el amanecer.

Aunque esto cambio totalmente en el renacimiento pues las gárgolas fueron reemplazadas por los ángeles y querubines alados y hermosos que llenaron las iglesias con las representaciones religiosas llenas de estética y humanismo, opuesto a la imagen dantesca y espeluznante de las gárgolas. Y aunque muchas de ellas con el tiempo colapsaron y terminaron derrumbándose peligrosamente, otras fueron conservadas y restauradas en la modernidad y consideradas monumentos históricos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.20 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Lunaazul

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.